Comunicación oficial

De la Secretaría de Gobernación, con la cual remite contestación a punto de acuerdo, aprobado por la Cámara de Diputados, donde se solicita promover y vigilar los derechos humanos, consagrados en el artículo 1o. constitucional, a efecto de evitar la transgresión de éstos en perjuicio de la libertad laboral y de las correctas condiciones de trabajo de diversas comunidades campesinas del norte del país, así como reforzar las acciones para detectar y denunciar a los patrones que violen los derechos laborales de los jornaleros agrícolas

Ciudad de México, a 15 de febrero de 2016.

Integrantes de la Mesa Directiva

De la Cámara de Diputados

Del Congreso de la Unión

Presentes

En respuesta del oficio número DGPL 63-II-6-0260, signado por la diputada Daniela de los Santos Torres, vicepresidenta de la Mesa Directiva de ese órgano legislativo, me permito remitir para los fines procedentes copia del similar 200/ SDT/ 028/ 2016, suscrito por el ciudadano Rafael Adrián Avante Juárez, subsecretario del Trabajo de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, mediante el cual responde el punto de acuerdo donde se solicita promover y vigilar los derechos humanos consagrados en el artículo 1o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, a efecto de evitar la transgresión de éstos en perjuicio de la libertad laboral y de las correctas condiciones de trabajo de diversas comunidades campesinas del norte del país, así como reforzar las acciones para detectar y denunciar a los patrones que violen los derechos laborales de los jornaleros agrícolas.

Sin otro particular, aprovecho la ocasión para reiterarles la seguridad de mi consideración distinguida.

Atentamente

Licenciado Felipe Solís Acero (rúbrica)

Subsecretario de Enlace Legislativo

y Acuerdos Políticos

Ciudad de México, a 11 de febrero de 2016.

Licenciado Felipe Solís Acero

Subsecretario de Enlace Legislativo

Y Acuerdos Políticos

Secretaría de Gobernación

Presente

Me refiero a su oficio número SELAP/ UEL/ 311/ 2571/ 15, signado por el titular de la Unidad de Enlace Legislativo, maestro Valentín Martínez Garza, mediante el cual remite punto de acuerdo aprobado por la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, en sesión celebrada el 15 de diciembre pasado, que a continuación se transcribe:

Primero. La Cámara de Diputados, dentro del marco de la respetuosa colaboración entre poderes, exhorta a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social para que promueva y vigile los derechos humanos consagrados en el artículo 1o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, a efecto de evitar la transgresión de éstos en perjuicio de la libertad laboral y de las correctas condiciones de trabajo de diversas comunidades campesinas del norte del país.

Segundo. En el mismo marco, se exhorta a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social a instruir a la Dirección General de Inspección Federal del Trabajo para que se refuercen las acciones para detectar y denunciar, conforme al programa y protocolos de inspección correspondientes, a los patrones que violen los derechos laborales de los jornaleros agrícolas.

Al respecto, le expreso que se tomó debido conocimiento del exhorto de mérito, y asimismo, me permito referir que la reforma laboral que entró en vigor el 1 de diciembre de 2012 incorporó el principio de trabajo digno o decente, que lo define como en el que se respeta plenamente la dignidad humana del trabajador; no hay discriminación por origen étnico o nacional, género, edad, discapacidad, condición social, condiciones de salud, religión, condición migratoria, opiniones, preferencias sexuales o estado civil; se tiene acceso a la seguridad social y se percibe un salario remunerador; se recibe capacitación continua para el incremento de la productividad con beneficios compartidos; y se cuenta con condiciones óptimas de seguridad e higiene para prevenir riesgos de trabajo.

En dicha línea y en la búsqueda de proteger los derechos de trabajadores de sectores vulnerables, como lo son las comunidades campesinas, la Ley Federal del Trabajo también incluyó, en el título sexto, “Trabajos especiales”, capítulo VII, “Trabajadores del campo”, las obligaciones especiales que los patrones deben cumplir, entre las que se encuentran proporcionar habitaciones adecuadas e higiénicas para el trabajador y su familia; proporcionarles agua potable y servicios sanitarios; el lugar de trabajo deberá contar con medicamentos, material de curación y antídotos necesarios, a fin de proporcionar primeros auxilios; otorgar de forma gratuita trasporte cómodo y seguro de las zonas habitacionales a los lugares de trabajo, y viceversa; y brindar servicios de guardería a los hijos de trabajadores.

Asimismo, es de destacar que uno de los cuatro ejes de la política laboral dictada por el presidente de los Estados Unidos Mexicanos es salvaguardar los derechos de los trabajadores, y personas en situación de vulnerabilidad y vigilar el cumplimiento de la normatividad laboral, lo que constituye en el Programa Sectorial de Trabajo y Previsión Social 2013-2018 un importante campo de acción de la STPS dirigido a promover el conocimiento, el respeto, la defensa y ejercicio de los derechos de la población trabajadora y de personas en situación de vulnerabilidad laboral.

En este escenario, la STPS lleva a cabo un operativo especial de inspección dirigido a jornaleros agrícolas, que se realiza de manera permanente desde 2008 y que opera sin dar previo aviso al patrón, es decir, de manera extraordinaria, con objeto de revisar las condiciones de seguridad e higiene reales en que prestan servicios los trabajadores y en las que, de detectarse presuntas violaciones, se instaura el procedimiento administrativo sancionador o se da vista a otras autoridades competentes, incluyendo en este último caso las situaciones que muestren una conducta que pudiera ser constitutiva de delito.

La revisión de las condiciones generales de trabajo de este grupo de trabajadores corresponde a la autoridad estatal, de conformidad con la distribución de competencias, prevista en los artículos 123, Apartado A, fracción XXXI, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y 527, 527-A y 529 de la LFT.

De 2008 a diciembre de 2015, se han practicado mil 381 visitas de inspección a campos agrícolas, beneficiando a más de 218 mil 179 trabajadores, dictándose 21 mil 881 medidas de seguridad e higiene, visitándose durante la administración campos agrícolas en Baja California, Baja California Sur, Sinaloa, Sonora, Jalisco, Chihuahua, Tabasco y Zacatecas, practicándose un total de 221 visitas de inspección a estos estados.

Ahora bien, en cuanto al segundo punto del exhorto, respecto de las acciones para detectar y denunciar las violaciones de los derechos laborales de los jornaleros agrícolas, es de precisar que las autoridades del trabajo están facultadas para ordenar la práctica de visitas extraordinarias en cualquier tiempo, las que procederán cuando tengan conocimiento por cualquier conducto de posibles violaciones de la legislación laboral. Las denuncias o quejas se pueden presentar a la Dirección General de Inspección Federal del Trabajo (DGIFT), incluso de manera anónima, por medio del correo electrónico inspeccionfederal@stps.gob.mx y al teléfono 3000 27 00, extensiones 5338 y 5388.

Es de resaltar que durante 2015 se realizaron inspecciones a campos agrícolas en el norte del país, con motivo de quejas o denuncias, en Baja California, Baja California Sur, Colima. Zacatecas, Sonora y Sinaloa.

Para este año, la STPS continuará practicando inspecciones en los campos agrícolas donde se presume están laborando en condiciones de vulnerabilidad. Por ello que se ha instruido a las delegaciones federales del trabajo una mayor presencia en ese sector.

De hecho, en el Programa de Inspección de 2015 se identificó un área de oportunidad encaminada a fortalecer los operativos en las actividades donde se registra el mayor número de medidas dictadas en promedio, por visita realizada, como es el caso de jornaleros agrícolas, entre otros, estableciendo una estrategia específica para ello, además de sentar el compromiso para exhortar a la protección de los derechos laborales de las personas en situación de vulnerabilidad y constatar que las empresas cumplan el trabajo digno o decente.

Derivado de lo anterior, esta dependencia redoblará esfuerzos para que, con base en sus recursos humanos y materiales disponibles, focalice sus acciones hacia campos agrícolas donde se tenga certeza de localizar cualquier forma de explotación laboral, a fin de combatir las peores prácticas de abuso por empleadores y enganchadores, y con ello garantizar las condiciones de trabajo y seguridad y salud a que tiene derecho este segmento poblacional tan desprotegido.

Sin otro particular, aprovecho la ocasión para enviarle un cordial saludo.

Atentamente

Rafael Adrián Avante Juárez (rúbrica)

Subsecretario del Trabajo

(Se remite a la Comisión de Trabajo y Previsión Social, para su conocimiento.)