Iniciativa

Que reforma el artículo 63 de la Ley Federal de Radio y Televisión, a cargo del diputado Armando Corona Rivera, del Grupo Parlamentario del PRI

Iniciativa que presenta el diputado federal Armando Corona Rivera, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, a la LXI Legislatura de la Cámara de Diputados del honorable Congreso de la Unión, con fundamento en lo dispuesto en los artículos 71, fracción II, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y 6.1.1 del artículo 77, numeral 1, y 78 del Reglamento de la Cámara de Diputados, presento ante esta soberanía, iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforma el artículo 63 de la Ley de Radio y Televisión con el objetivo de evitar que se realice apología de la violencia y del crimen en los medios de comunicación, al tenor de la siguiente

Exposición de Motivos

Existe una manifiesta preocupación de la sociedad en su conjunto y en los tres órdenes de Gobierno para evitar que su actuación beneficie a los delincuentes, en consecuencia 715 medios electrónicos y escritos firmaron compromisos para compartir los mismos criterios para informar sobre la violencia, proveniente principalmente del crimen organizado.

Sin embargo, estos acuerdos no fueron diseñados para convertirse en Ley por lo que su observancia además de no ser de materia obligatoria no enmarcan el tema en el contexto de los mensajes que son apología del crimen que a veces se realiza en forma involuntaria. Por ello se propone definir con claridad que la apología del crimen parte de la sola asociación de la riqueza con el crimen organizado, incluyendo las manifestaciones de admiración, reconocimiento y prestigio al modo de vida de los delincuentes.

Tal preocupación crece ante el temor de que los jóvenes ante la falta de oportunidades de encontrar el reconocimiento y aceptación social decidan sumarse a las filas de la delincuencia.

Desgraciadamente es insuficiente la educación en el hogar para dotar de los valores a la juventud para frenar esta relación peligrosa de admiración a la riqueza escandalosa que posee la delincuencia organizada, ya que los medios masivos de comunicación tienen un papel decisivo en la formación de la cultura moderna.

La riqueza del crimen organizado suele presentarse en los medios de comunicación en forma espectacular, sensacionalista para lograr la atención de los espectadores y ciudadanos en general, ya que el fin de los medios es lograr rating o aumentar la venta de noticias.

Son abundantes los pronunciamientos de jerarcas religiosos, académicos, intelectuales, sicólogos y sociólogos quienes advierten que la presentación de las imágenes de riqueza de los delincuentes opera como propaganda ante los jóvenes.

Es un resultado parecido al querer prevenir las relaciones sexuales en los adolescentes hablando de las sensaciones o de prevenir el consumo de drogas hablando de sus efectos.

Existen pronunciamientos en el pasado reciente en esta Cámara de Diputados para sancionar la difusión de información en los medios que exalte la riqueza como un estilo de vida de los delincuentes, me refiero a la iniciativa del diputado Óscar Martín Arce, de sancionar la emisión de narcocorridos, sin embargo son abundantes las voces dentro de este órgano legislativo que defienden la libertad de expresión y que responsabilizan a los ciudadanos de escuchar y ver la información de los medios.

Sin embargo en este caso, la propuesta que pongo a su consideración de ninguna manera atenta contra la libertad de expresión y ni siquiera se propone generar una nueva limitación al marco normativo existente, sino solamente hacer más explicito el contenido del mismo.

Esto dará certeza a la autoridad reguladora y sancionadora, a la vez también tendrán certeza los particulares emisores de mensajes de los medios. Nos referimos al artículo 63 de la Ley Federal de Radio y Televisión que prohíbe en forma explícita las transmisiones que hagan apología de la violencia y del crimen, pero al quedar en forma enunciativa esta prohibición, entonces no se define el concepto, por lo que queda en la esfera de la interpretación de particulares y autoridades este contenido.

Por lo tanto consideramos oportuno definir como apología de la violencia y del crimen los mensajes en imágenes, en escritos y orales que enuncien y describan actos violentos contra las victimas y la presentación de la riqueza y opulencia material de los criminales que puedan ser recibidos por los espectadores como un modelo de vida exitoso frente a la mayoría de la población.

Por lo tanto considerando que:

Actualmente la Ley Federal de Radio y Televisión dice en su artículo 63: Quedan prohibidas todas las transmisiones que causen la corrupción del lenguaje y las contrarias a las buenas costumbres, ya sea mediante expresiones maliciosas, palabras o imágenes procaces, frases y escenas de doble sentido, apología de la violencia o del crimen; se prohíbe, también, todo aquello que sea denigrante u ofensivo para el culto cívico de los héroes y para las creencias religiosas, o discriminatorio de las razas; queda asimismo prohibido el empleo de recursos de baja comicidad y sonidos ofensivos.

Por ello consideramos que se debe hacer explícito el concepto abstracto de apología de la violencia o del crimen para encontrar una definición útil para tomar decisiones sobre que contenidos pueden estar en este supuesto.

Así es que proponemos que por apología de la violencia o del crimen se entenderá tres supuestos:

1. La enunciación, descripción y presentación de imágenes con un contenido explicito de admiración a la delincuencia;

2. La enunciación, descripción y presentación de imágenes de personas asesinadas, mutiladas o ensangrentadas y

3. En ese mismo sentido la enunciación, descripción y presentación de imágenes de la riqueza y opulencia materia generada por acciones delincuenciales.

Derivado de lo anterior nuestra propuesta de reforma al artículo 63 de la Ley de Radio y Televisión quedaría de la siguiente manera:

Artículo 63. Quedan prohibidas todas las transmisiones que causen la corrupción del lenguaje y las contrarias a las buenas costumbres, ya sea mediante expresiones maliciosas, palabras o imágenes procaces, frases y escenas de doble sentido, apología de la violencia o del crimen; se prohíbe, también, todo aquello que sea denigrante u ofensivo para el culto cívico de los héroes y para las creencias religiosas, o discriminatorio de las razas; queda asimismo prohibido el empleo de recursos de baja comicidad y sonidos ofensivos.

Por apología del crimen y la violencia deberá de entenderse: Enunciar, describir y presentar imágenes con un contenido explicito de admiración a la delincuencia; a victimas asesinadas, mutiladas o ensangrentadas y riqueza materia generada por acciones delincuenciales.

Es nuestra convicción que al aprobarse esta modificación ayudaremos a evitar la realización en forma involuntaria la apología de la violencia o del crimen en los medios redundando en beneficio de la prevención del delito ante la juventud mexicana.

Artículo Transitorio. El presente decreto entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en Diario Oficial de la Federación.

Palacio Legislativo, a 30 de septiembre de 2011.

Diputado Armando Corona Rivera (rúbrica)