El presidente diputado Porfirio Muñoz Ledo: Quedó pendiente de la ronda anterior la intervención del diputado Benjamín Robles Montoya, del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, iniciativa con proyecto de decreto que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Ley de Coordinación Fiscal y la Ley Federal de Presupuesto.

El diputado Ángel Benjamín Robles Montoya: Compañeras, compañeros diputados, agradezco se me permita reponer la participación para presentar dos iniciativas que considero de gran importancia, y que por las lamentables razones que todos recordamos y que sucedieron el pasado 8 de noviembre, no pude concluir.

Les recuerdo que la primera tiene que ver con una propuesta para adicionar un Capítulo IX a la Ley Federal de Deuda Pública y ponerle freno al peligroso endeudamiento que nuestros gobernantes nos han venido endosando.

La segunda plantea a esta soberanía crear un fondo de aportaciones para el financiamiento de proyectos productivos para municipios y para las demarcaciones territoriales de la Ciudad de México, que además de garantizar respaldo presupuestal, concretamente a proyectos productivos, busca coadyuvar con otra tarea fundamental en nuestra agenda legislativa: el fin de la era de los moches.

En relación a este tema vuelvo a recordar que los recursos del Ramo 33 de Aportaciones Federales, han estado asociados, generalmente, a combatir la pobreza y no a promover propiamente el desarrollo económico de los estados y de los municipios.

Me explico. Debido a las enormes carencias que existen en los municipios de México, el Fondo de Infraestructura Social Municipal, la fuente de recursos más importante de la que disponen los municipios anualmente, y eso es lo grave, no canaliza ni siquiera el 7 por ciento de la inversión total de este fondo hacia la atención de proyectos productivos.

Compañeras, compañeros, reitero que en la medida en que los problemas de la pobreza no puedan ser atendidos por el ramo 33, esta situación obstaculiza cualquier probabilidad de promover acciones productivas con estos mismos recursos.

Recordemos que hasta hoy, en México, la atención presupuestal de los municipios se ha resuelto por medio de programas de combate a la pobreza, y sin embargo estos programas no han sido lo suficientemente exitosos para resolver la pobreza, y menos aún para impulsar el crecimiento económico.

Ante esta situación la iniciativa en comento tiene por objeto asegurar que el dinero derivado de eventuales modificaciones de partidas presupuestales, sea destinado a los proyectos productivos de los municipios del país y no quede al arbitrio y discreción de actores políticos y fines particulares.

Y por lo que toca a la otra iniciativa, la que busca adicionar un Capítulo IX a la Ley Federal de Deuda Pública, expongo de arranque algo en lo que creo que todos estamos de acuerdo, que la mala planeación y un ineficiente ejercicio del gasto público se han vistos reflejados en el aumento de la deuda púbica del país contradictoriamente asociados con un nivel históricamente bajo de inversión pública.

Recordemos, la deuda pública aumentó 10 puntos porcentuales del PIB a lo largo de la última administración con datos solo del 2017. Es decir, esta pasó de representar el 36.4 por ciento del PIB en el 2012, al 48.8 del PIB en el 2017.

Significa que no solamente se ha incrementado la deuda, sino también el costo de tenerla. El costo financiero, compañeras y compañeros aumentó en términos reales 45 por ciento en la actual administración, llegando a 533 mil millones de pesos anuales, es decir, uno de los principales problemas de tener un costo financiero tan elevado, es que esta ha desplazado el gasto destinado a otros rubros tan importantes como el de la salud, la educación y el de la propia inversión.

Y por lo tanto, y aunque pareciera perogrullo, hay que insistir el problema de la deuda pública en México se ha convertido en uno de los principales problemas, principales lastres del crecimiento económico y la atención del bienestar social en todo el país.

Concluyo, no queremos que los recursos del endeudamiento sigan siendo utilizados para financiar gasto no prioritario o superfluo en detrimento del gasto en inversión o que el nivel del endeudamiento siga creciendo de manera reiterada en un contexto de  bajo crecimiento económico.

Y por eso, diputado presidente, compañeras, compañeros, estamos proponiendo adicionar un Capítulo IX para el control, la evaluación de la deuda pública.

Le rogaría, señor presidente, le obsequie a un servidor el que ambas iniciativas puedan ser integradas completamente en el Diario de los Debates de esta sesión para la consulta de mis compañeras y compañeros diputados. Es cuanto.

El presidente diputado Porfirio Muñoz Ledo: Gracias, diputado. Túrnese la primera iniciativa a la Comisión de Hacienda y Crédito Público, para dictamen, y a la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, para opinión. Y la segunda iniciativa, túrnese a la Comisión de Hacienda y Crédito Público, para dictamen.