La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: El diputado Ernesto Vargas Contreras en el uso de la palabra. Él es del Partido Encuentro Social.

El diputado Ernesto Vargas Contreras: Con su venia, presidenta.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Adelante.

El diputado Ernesto Vargas Contreras: Honorable asamblea. Compañeros y compañeras diputados. Es tardísimo, es muy, muy tarde. Sin importar la hora que esté marcando su reloj en este momento, ya vamos muchos años muy tarde.

La minuta que hoy se encuentra a discusión responde en primer término al cumplimiento de un mandato constitucional derivado de las reformas al artículo 75 y 127 de hace muchos años.

Esta minuta tiene su fundamento, desde mi punto de vista, en el reclamo de los ciudadanos en relación a los privilegios y altos sueldos que reciben la clase política y funcionarios públicos.

No es una petición que nos están haciendo los ciudadanos mexicanos. Es un grito de justicia, es un grito que hoy tomo y lo expongo en esta, la máxima tribuna, pero es un grito de dolor, de desesperación, y lo más importante de todo, es un reclamo justo que hacemos los ciudadanos que amamos profundamente a nuestro país.

La desigualdad social la han visto muchos servidores públicos sentados en sus curules, pero es el pan diario de las decenas de millones de mexicanos que viven con el salario mínimo que no les alcanza para nada. Son 50 millones de pobres. ¿No les duele, compañeros? ¿No les duele? A mí sí.

Señores diputados y señoras diputadas, muchos mexicanos no saben lo que significa comer tres veces al día. No lo saben. Son cinco de cada 10 niños que comen una vez al día.

El pueblo de México se muere de hambre aquí, cruzando la calle, en Nuevo León, en Veracruz, en Chiapas, en Oaxaca, en todo el país. Por eso nuestro país requiere de una legislación que obligue a los poderes de la unión, a los órganos autónomos y demás entes federales a cumplir reglas y principios estrictos de austeridad presupuestal con el fin de edificar una sociedad más igualitaria y justa.

La reducción en los sueldos de los servidores públicos no se deriva de una imposición. No es una revancha política, no lo es. Es la exigencia de un país que cada día tiene más pobres y cada día tiene más hambre, mientras que tenemos funcionarios públicos obesos, desconectados de la realidad, de un país que exige un verdadero cambio.

Para Encuentro Social lo más importante de nuestra labor legislativa es cumplir con las demandas del pueblo de México, pero no es un concepto de pueblo como un ente sin forma, sino en las demandas de una señora que tiene su puesto aquí afuera, de un señor que trabaja como velador 14 horas, que no puede dormir, de una señora que tiene una tienda de abarrotes, que no les alcanza para nada.

Hidalgo decía: viva la independencia, muera el mal gobierno. ¿Qué hay detrás de estas palabras? Había libertad, había justicia efectiva, había la eliminación d la pobreza. Se trataba de que todos tuviéramos las mismas oportunidades.

Por todo lo anterior nuestro voto será a favor. Será a favor de las mexicanas y los mexicanos, será a favor de la minuta que expide la Ley Federal de Remuneración de los Servidores Públicos, reglamentaria de los artículos 75 y 127 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicano y se adiciona al Código Penal Federal. Nuestro voto es a favor de las familias mexicanas. Es cuanto, presidenta.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Gracias.