El presidente parlamentario Enrique Álvarez González: El siguiente del punto del orden del día es la presentación de los acuerdos a que llegaron las comisiones. En primer lugar:

1. Antonia Nava de Catalán.

2. María Rodríguez del Toro de Lazarín.

3. Carmen Serdán.

4. Josefa Ortiz de Domínguez.

5. Leona Vicario.

6. Sor Juana Inés de la Cruz.

7. Margarita Maza de Juárez.

8. Guadalupe Victoria.

9. Miguel Ramos Arizpe.

10. Fray Servando Teresa de Mier.

11. Valentín Gómez Farías.

12. Ponciano Arriaga.

13. Justo Sierra Méndez.

14. Genaro Estrada.

15. Legisladores Mártires de 1913.

Tiene la palabra el parlamentario juvenil, César Alejandro González Mejía, del estado de Morelos, por la Comisión Antonio Nava de Catalán.

El parlamentario juvenil César Alejandro González Mejía: Con su venia, señor presidente. Saludo a quienes integran la Mesa Directiva. Compañeras, compañeros, señores legisladores presentes, medios de comunicación. Todos los presentes, buenos días.

Mi nombre es César Alejandro González Mejía. Soy del estado de Morelos. Estudiante de Ciencias Políticas por la Universidad Autónoma del estado de Morelos. Comparezco ante el pleno de este honorable parlamento juvenil de México 2018 en representación de quienes integramos la Comisión Antonia Nava de Catalán.

Federico tiene 15 años. Es la mañana del 18 de enero de 2017 –una mañana fría–. Como todas las mañanas se prepara para ir a la escuela, pero en lugar de llevar su tarea en la mochila, carga con dos muertes. La de su profesora y su compañero. Es al medio día cuando se dispone a vaciar plomo de una escuadra calibre 22 en el salón de clases, lo que ocasiona muertes, trauma y un profundo dolor a toda la nación, para después pasar a sellar su propio destino.

La falta de valores también es una causa de muerte en México. Pensemos en la educación como el vientre de una madre en gestación, donde la sociedad se desarrolla antes de ser sociedad. Donde absorbemos los nutrientes de la información y el conocimiento y las toxinas de la desinformación.

Donde quien tiene la labor de educar tiene que ser responsable de lo que transmite, de lo que permea. No dudo que existan personas a su profesión de enseñar, apasionados por educar y formar de aquellas personas a las que llaman estudiantes.

La educación en México tiene que ir más allá de los libros de historia y de matemáticas. La educación de México tiene que ser en un ambiente digno de inspirar a las nuevas generaciones donde los valores sean la base de la enseñanza, donde a los pequeños les mostremos que sí se puede con disciplina y esfuerzo.

Por eso creo que la educación en México es el principal de los problemas. Cuidemos todos de ese vientre. Pongamos atención a sus latidos y hagamos de México una potencia desde la raíz.

En la Comisión Antonia Nava de Catalán, donde la educación fue nuestro tema de ocupación, hicimos un diagnóstico acerca de este vientre. Encontramos que en el 2016 el índice de adolescentes que cometieron un delito subió un 200 por ciento en la Ciudad de México. ¿Qué les enseñaron a estos niños en la escuela?

En 2011, cuando estos jóvenes estudiaban la educación básica, se incrementó el presupuesto educativo, lo que nos quiere decir que invariablemente del crecimiento presupuestal seguimos sin satisfacer las necesidades educativas. Nos enfocamos en transmitir únicamente conocimientos académicos y dejamos a un lado lo que nos rige como personas. Nuestros valores cívicos y éticos.

Además, datos desprendidos por la OCDE posicionan a México en el primer lugar internacional de casos de bullying en educación básica, afectando a más de 18 millones de alumnos de primaria y secundaria. Eso nos deja claro que muchos de nuestros niños y niñas de México no están practicando el civismo y la ética.

Buscamos la palabra ética en la Ley General de Educación y esta sólo aparece dos veces. Si esta palabra apenas aparece en la ley ¿cómo esperamos que se vea reflejada en la sociedad?

La propuesta de decreto de ley que hemos aprobado en el seno de nuestra comisión tiene como propósito adicionar una fracción al artículo 7º.  de la Ley General de Educación para que sea una finalidad de la educación en nuestro país el infundir el conocimiento y la práctica de valores y principios éticos y cívicos que permitan la formación integral de las personas.

Jóvenes parlamentarios y parlamentarias: tenemos que establecer bases sólidas para que el sistema educativo en México forme mejores ciudadanos. Debemos comprometernos con la educación, debemos comprometernos con México, debemos comprometernos con el futuro de nuestro país. Es cuanto.

El presidente parlamentario Enrique Álvarez González: Consulte la secretaría a la asamblea si se aceptan las conclusiones e iniciativa de la comisión.

El secretario parlamentario Diego Díaz Castañeda: Por instrucciones de la Presidencia en votación económica se consulta a la asamblea si se acepta la conclusión y la iniciativa de la comisión.

Las parlamentarias y los parlamentarios juveniles que estén por la afirmativa sírvanse manifestarlo levantando la mano (votación). Gracias. Las y los parlamentarios juveniles que estén por la negativa sírvanse manifestarlo levantando la mano (votación). Mayoría por la afirmativa, señor presidente.

El presidente parlamentario Enrique Álvarez González: Aceptada la conclusión, iniciativa de la Comisión Antonia Nava de Catalán. Remítase a la Comisión de la Juventud de la Cámara de Diputados del Honorable Congreso de la Unión, para su seguimiento.