El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Tiene la palabra hasta por cinco minutos, el diputado Jesús Carlos Vidal Peniche, para presentar iniciativa con proyecto de decreto que reforma los artículos 3o. y 23 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, suscrita por diputados integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Verde.

El diputado Jesús Carlos Vidal Peniche: Con su venia, diputado presidente.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Adelante.

El diputado Jesús Carlos Vidal Peniche: Compañeras diputadas, compañeros diputados. Las áreas verdes son fundamentales para garantizar a las personas el acceso a una mejor y mayor calidad de vida, especialmente aquellas que habitan en zonas urbanas.

No se debe olvidar que más de la mitad de la población mundial vive actualmente en ciudades y que en este número seguirá una tendencia creciente. Los árboles, plantas y arbustos que conforman las áreas verdes, no solo embellecen el espacio, también producen importantes beneficios para la salud de las personas y juegan también un papel importante en el mantenimiento del equilibrio ecológico de las ciudades.

De acuerdo al subdirector general de la FAO, existe evidencia suficiente de que los árboles pueden mejorar la salud mental, así como reducir el estrés y la ansiedad de la vida urbana. Un estudio en la ciudad de Toronto, en Canadá, reveló que el mero hecho de tener 10 árboles más en una manzana mejora la percepción de la salud de sus habitantes.

El funcionario de la FAO también señala que a las ciudades con mayor tráfico, los árboles filtran los contaminantes nocivos y mitigan los efectos del cambio climático. Los árboles sirven igualmente como filtros de aire altamente eficientes al absorber el carbono dañino proveniente de los vehículos y de las industrias.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, el 88 por ciento de los habitantes de las zonas urbanas están expuestos a niveles de contaminación del aire exterior superiores a lo establecido en las normas de la calidad de la propia organización.

En este sentido, los esfuerzos por incrementar y conservar los espacios verdes en las ciudades resultan muy valiosos, pues estos representan un recurso indispensable para mantener la salud pública en las zonas urbanas.

Por otra parte, los árboles reducen la contaminación acústica y contribuyen a la regulación térmica de las ciudades, pues son capaces de ayudar a enfriar el aire entre 2 y 8 grados centígrados.

Los beneficios ambientales que resultan de los espacios verdes son diversos, por ello la Organización Mundial de la Salud considera como una recomendación fundamental para una mejor calidad de vida urbana que las ciudades cuenten mínimamente con nueve metros cuadrados de áreas verdes por habitante.

A pesar de lo anterior, en casi todo el mundo se observa una reducción de la superficie de cobertura vegetal y también de las áreas verdes disponibles en las ciudades como consecuencia del crecimiento urbano, desordenado y de la falta de planeación y desarrollo sustentable.

En la actualidad buena parte de los municipios considerados urbanos en nuestro país no cuenta con el mínimo de áreas verdes recomendado por la OMS. Ejemplo de lo anterior son las tres principales ciudades de nuestro país: la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey.

De acuerdo a un estudio de la Procuraduría Ambiental y el Ordenamiento Territorial de la Ciudad de México, la capital de la República tiene 10 metros cuadrados por árbol por habitante, sin embargo las áreas verdes se encuentran mal distribuidas pues existen demarcaciones, algunas de ellas, las de mayor desigualdad poblacional, muy por debajo del promedio general. Es el caso de Iztapalapa, Tláhuac, Iztacalco, Gustavo A. Madero, Venustiano Carranza y Cuauhtémoc.

En cuanto respecta a la zona metropolitana de Guadalajara, según investigadores del Instituto de Astronomía y Meteorología de la Universidad de Guadalajara, hay un promedio de tres metros cuadrados de áreas verdes por habitante.

Por su parte en el municipio de Monterrey, según un estudio realizado en el 2013 por la Universidad Autónoma de Nuevo León, se cuenta tan sólo con el 6.2 metros cuadrados de área verde por persona.

Es claro que el avance de la urbanización de nuestro país ha impactado en las condiciones del entorno en donde viven millones de personas. Por ello resulta...

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Concluya, diputado.

El diputado Jesús Carlos Vidal Peniche: ...fundamental proteger, conservar e incrementar las áreas verdes urbanas, ya que desempeñan funciones esenciales para la calidad de vida de los habitantes. En México deberán de promoverse...

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Concluya, diputado.

El diputado Jesús Carlos Vidal Peniche: Voy, presidente. Para garantizar que los centros de población cuenten con al menos nueve metros cuadrados de las áreas verdes por habitante, que es el mínimo recomendado por la Organización Mundial de la Salud. Es cuanto, señor presidente. Muchas gracias.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Túrnese a la Comisión de Medio Ambiente, Sustentabilidad, Cambio climático y Recursos Naturales, para dictamen.