El presidente diputado Porfirio Muñoz Ledo: Tiene la palabra por cinco minutos la diputada Mary Carmen Bernal Martínez, para presentar iniciativa con proyecto de decreto que reforma y adiciona los artículos 69 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y 12 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, suscrita por el diputado Gerardo Fernández Noroña, del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo.

La diputada Mary Carmen Bernal Martínez: Muy buenas tardes. Con su venia, diputado presidente. A nombre del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo vengo a presentar la siguiente iniciativa.

Compañeras diputadas, compañeros diputados. Amado pueblo de México. El informe presidencial es entendido como la exposición que en forma escrita debe formular el presidente de la República, presentado anualmente al Congreso de la Unión, y en el cual manifieste el estado general que guarda la administración pública federal.

Desde el año de 1917 y hasta el año 2008, la tradición de que en el informe presidencial se hiciera una exposición verbal dio origen a lo que se conoció como “el día del presidente”, en el cual el titular del Poder Ejecutivo hacía un monólogo hasta por cinco horas en las que se auto alababa con los supuestos logros de su administración en el año inmediato anterior, ello ante el debilitamiento de un Poder Legislativo cuya mayoría de legisladores eran miembros del partido predominante, motivo por el cual jamás se opusieron.

Fue hasta el primero de septiembre de 1988 en el VI Informe de Gobierno de Miguel de la Madrid Hurtado cuando un diputado por primera vez lo interpeló para manifestarse en contra del fraude en los comicios electorales de ese año.

Asimismo, derivado del fraude electoral que impuso a Felipe Calderón, y sabedor de que en cada informe se le recordaría hacer un presidente espurio, en el año 2008 realizó la reforma a los artículos 69 y 93 de nuestra Carta Magna, en la cual el presidente de la República ya no tenía la obligación de asistir ante el Congreso, simplemente de remitir su informe por escrito.

La reforma anterior no terminó con el día del presidente, simplemente sustituyó el informe verbal ante el Congreso, por un mensaje desde Palacio Nacional con la comodidad de no ser interpelado y ante la complacencia de sus invitados.

Por su parte Enrique Peña Nieto en sus seis años de administración desdeñó al Congreso de la Unión, y por ende, al pueblo de México. Jamás rindió cuentas claras de su gobierno ni desvirtuó los señalamientos de los legisladores.

Por ello el informe presidencial reviste una gran importancia en un sistema de pesos y contrapesos en el que se busque alcanzar una situación de equilibrio entre las tres ramas en las cuales se ha dividido la acción gubernamental.

Por eso la asistencia del presidente ante el Congreso es necesaria para afianzar las relaciones entre el Ejecutivo y Legislativo, manteniendo un vínculo de colaboración, respeto y control entre estos dos poderes.

A través del informe el presidente hace saber de manera amplia las decisiones tomadas y sus motivos, los éxitos, los logros, los problemas, fracasos, necesidades e intenciones para mantener o modificar el rumbo de las políticas públicas.

A su vez, el Congreso revisará, analizará, sugerirá, recomendará y criticará constructivamente el documento presentado. El objetivo de la presente iniciativa radica en reformar el artículo 69 de nuestra Carta Magna, con la finalidad de que el presidente nuevamente asista ante el Congreso a presentar su informe, sin embargo, también se pretende evitar los vicios de antaño, como lo son los monólogos presidenciales y las continuar interrupciones.

Por lo cual, también se propone adicionar un párrafo segundo al artículo 12 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, con la finalidad de moderar a intervención del presidente en la presentación del informe, así como la respuesta por parte del presidente del Congreso.

Por último, solicito a la Presidencia que la presente intervención sea insertada íntegra en el Diario de los Debates correspondiente. Es cuanto, diputado presidente. Gracias.

El presidente diputado Porfirio Muñoz Ledo: Muchas gracias. Le agradezco que haya recordado usted al senador interpelador. Túrnese a la Comisión de Puntos Constitucionales para dictamen, y a la Comisión de Régimen, Reglamentos y Prácticas Parlamentarias para opinión.