El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Tiene la palabra por cinco minutos, la diputada Laura Barrera Fortoul, del Grupo Parlamentario del PRI, para presentar iniciativa con proyecto de decreto por el que se declara la última semana de febrero de cada año, como la Semana Nacional de Salud Auditiva.

La diputada Laura Barrera Fortoul: Muchas gracias. Con su permiso, señor presidente.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Adelante.

La diputada Laura Barrera Fortoul: Gracias. Compañeras y compañeros diputados. La discapacidad auditiva representa una condición prevalente en la población, afecta alrededor de 466 millones de personas en todo el mundo, determinando distintos niveles de discapacidad, según la Organización Mundial de la Salud.

El origen de esta condición es diverso, conocer sus causas y los factores de riesgo asociados es primordial para el diagnóstico y tratamiento oportuno. De los afectados, 34 millones son niños, la pérdida de audición discapacitante se diagnostica cuando adultos que presentan pérdida auditiva de más de 40 decibeles en el oído de su mayor capacidad. Niños de cero a 14 años con pérdida auditiva de más de 30 decibeles en su oído de mayor capacidad.

En México existen entre ocho y 10 millones de personas con algún grado de sordera, según datos de la Secretaría de Salud. Al respecto, uno de cada tres, por cada mil nacidos son niños, presentan discapacidad auditiva y uno de cada mil padece sordera profunda de origen congénito que requieren implante coclear, es decir, de entre cuatro mil a seis mil niños por año pueden nacer o presentar este padecimiento.

En zonas rurales se estima que alrededor del 66 por ciento no recibe tratamiento. En edad escolar entre 30 y 50 niños por cada mil tienen sordera unilateral, por consiguiente, presentan mayor dificultad para localizar el sonido y tienen problemas para entender el lenguaje en ambientes ruidosos.

Por lo tanto, es la discapacidad más presente durante la primera infancia, etapa crítica, como ya lo hemos aquí platicado en distintas ocasiones en la adquisición del lenguaje oral. De ahí la importancia de su detección temprana, pues de lo contrario las intervenciones se complican no sólo en salud, sino también por supuesto en su entorno educativo.

El estudio de tamizaje auditivo para todo recién nacido permite, y ha logrado diagnosticar a los pacientes con algún grado de sordera, evitar una tardía integración en la sociedad y poder lograr un desarrollo integral para el infante.

Con el objetivo de promover la salud pública en el cuidado de la audición, se pretende implementar medidas con la inmunización, hábitos saludables para cuidar el oído, tratamientos eficaces de los trastornos agudos y crónicos del oído. De esta manera se logrará sensibilizar a las comunidades, los profesionales del sector sanitario, las instancias normativas, las asociaciones nacionales e internacionales, entre todos y entre todos.

Derivado de lo anterior y a propósito del Día Internacional del Implante Coclear, que es el 25 de febrero, el implante coclear es esta tecnología que permite revertir el sentido auditivo. Es una tecnología que permite albergarse en la coclea y esto permite que los niños a través de una condición interna y externa –de los cero a los cinco años– en un encendido puedan tener una condición distinta de sordera. El 25 de febrero es el Día Internacional del Implante Coclear, y el Día Mundial de la Audición es el 3 de marzo.

Por estos argumentos expuestos, someto a esta honorable soberanía la siguiente iniciativa con proyecto por el que se declara la última semana de febrero de cada año como la Semana Nacional de la Salud Auditiva, con el único propósito de unir esfuerzos entre las organizaciones de la sociedad civil, autoridades de salud federales y estatales para concientizar sobre los derechos en salud auditiva en México, teniendo la coyuntura de estas dos grandes fechas en donde ya se tiene la atención nacional e internacional.

Quisiera hacer mucho énfasis en esto. Es una de las pocas discapacidades cuyos efectos más graves se pueden evitar si se cumplen ciertas condiciones para ello, ya que durante el primer año de vida se concentra el periodo crítico de la formación auditiva, y esto va a permitir que sea determinante en su correcto desarrollo en su expresión, especialmente, insisto, para nuestros niños. Muchísimas gracias por su atención.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Túrnese a la Comisión de Gobernación y Población para dictamen.