La presidenta diputada Dulce María Sauri Riancho: Tiene la palabra, hasta por cinco minutos, la diputada Silvia Lorena Villavicencio Ayala, del Grupo Parlamentario de Morena, para presentar iniciativa con proyecto de decreto que reforma el artículo 46 de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, por el que se crea el comité de parlamento abierto.

La diputada Silvia Lorena Villavicencio Ayala: Con su venia, diputada presidenta. En efecto, vengo hoy a esta tribuna y quisiera pedirles un poco de atención a los diputados, porque me parece que es un tema de interés para todos, y vengo a esta tribuna, como les decía, a presentar una modificación a la Ley Orgánica del Congreso para la constitución del comité de Parlamento abierto.

La transparencia y el derecho a la información es una forma de romper la opacidad y el silencio. El derecho a la información es en el fondo el derecho a la verdad, que es un elemento esencial para lograr la pacificación del país, y también para lograr que la ciudadanía tome decisiones, mejores decisiones y ejerza la crítica con argumentos.

Es notorio el desencanto de la ciudadanía hacia quienes gobiernan a los diputados, a la clase política, a los sindicatos, y hay que decirlo con toda claridad, hemos llegado al punto de que hemos perdido relevancia en muchas de las definiciones de las agendas públicas.

Esto se debe, evidentemente, pues a muchas de las cosas que vivimos cotidianamente como es el tema de la impunidad y la corrupción y los errores que se generan cotidianamente por los diferentes órganos de la vida pública.

Pero también no debemos obviar que también se debe a la masificación de los dispositivos digitales a las redes que han permitido la irrupción de personas a la vida pública.

Hoy todos tienen algo qué decir. Hoy todos tienen algo que escuchar. Hoy el ciudadano tiene la capacidad de hacerse oír y de incidir en la agenda pública.

La ciudadanía ha dejado la pasividad ante los contenidos y se ha convertido en protagonista de esos contenidos. La irrupción de la ciudadanía en la vida pública ha incidido en la conformación de los derechos de tercera generación como es la transparencia, el acceso a la información y la rendición de cuentas.

Hemos avanzado desde 1977, cuando se estableció en el artículo 6o., el derecho a la información, hasta la construcción del Sistema Nacional de Transparencia y Acceso a la Información Pública.

Sin embargo, desde mi punto de vista es insuficiente la transparencia y el derecho a la información si no se obliga a la autoridad y a esta Cámara a proveer de manera proactiva a los ciudadanos de información importante para la vida pública y sus derechos, y no solo dejar esa responsabilidad en manos de los ciudadanos interesados.

Estoy hablando de la transparencia proactiva. Necesitamos ir más allá a generar un diálogo permanente entre la sociedad y el Parlamento que, facilitado por la tecnología de la información, influya en la toma de decisiones en esta Cámara.

Parlamento abierto es un punto de encuentro entre la democracia representativa y la democracia participativa. Para lograr ese acercamiento empatía con la ciudadanía o sociedad civil organizada, propongo la constitución de un comité de Parlamento abierto que garantice el derecho a la información, la participación ciudadana, la información parlamentaria, información  presupuestal y administrativa, información sobre legisladores y servidores públicos, información histórica, datos abiertos, audiencias públicas, foros y debates virtuales con la sociedad civil y expertos, con el apoyo del Canal del  Congreso y para todo ello se propone reformar el numeral cuarto del artículo 46 de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos.

Lo que estoy proponiendo y creo que es muy importante, es que inauguremos una nueva relación con los ciudadanos, que rompamos las barreras en nuestro diálogo, en nuestro acercamiento, en nuestra relación con los ciudadanos, que generemos una nueva relación.

Aquí necesitamos no solamente que los ciudadanos nos acompañen en las iniciativas que estamos impulsando, sino que nosotros podamos generar un acervo y también asumir muchas de las propuestas que hoy tienen los ciudadanos, para convertirse en iniciativas y en políticas públicas.

Eso es justamente parte de lo que estamos proponiendo, que tengamos una relación cercana, empática con los ciudadanos y podamos mejorar el posicionamiento y la relación que está deteriorada...

La presidenta diputada Dulce María Sauri Riancho: Compañera diputada, su tiempo se ha agotado.

La diputada Lorena Villavicencio Ayala: Sí... entre ciudadanos y este Parlamento. Muchísimas gracias y espero, deseo que todos podamos apoyar la constitución de este comité de parlamento abierto. Muchas gracias.

La presidenta diputada Dulce María Sauri Riancho: Muchas gracias, diputada Villavicencio. Túrnese a la Comisión de Régimen, Reglamentos y Prácticas Parlamentarias, para dictamen.