La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Vamos a pasar a la discusión en lo general. Tiene la palabra, para hablar en contra, primero hablarán en contra, luego a favor, la diputada Ana Priscila González García, de Movimiento Ciudadano, hasta por cinco minutos, para hablar en contra del dictamen.

La diputada Ana Priscila González García: Con su venia, diputada presidenta.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Adelante.

La diputada Ana Priscila González García: En representación de los ciudadanos estamos preocupados en Movimiento Ciudadano ante la falta de responsabilidad y el desaseo de cómo se llevó el proceso de discusión y la aprobación del proyecto de dictamen de la reforma laboral en materia de justicia laboral y democracia sindical.

La Cámara de Diputados es una institución que representa la pluralidad, en su totalidad, de los mexicanos. Debemos hacer leyes que beneficien a todos: hombres, mujeres trabajadores y patrones.

La transformación que necesita un país es de fondo, lo que implica también la forma. No es posible que se sigan repitiendo malas prácticas de los gobiernos anteriores: las reformas estructurales con madruguetes y procesos legislativos de fast track, como ya lo venimos mencionando en distintas ocasiones.

Los tiempos son otros, compañeros, la democracia encuentra un sustento en la división de Poderes. Nuestro deber como legisladores está al lado de los trabajadores. Es cierto que también debemos de robustecer la democracia y la transparencia de los sindicatos, pero para ello es necesario tener una amplia consulta con las referidas asociaciones y esto no se ha hecho en esta Cámara de Diputados.

Hablábamos de que no tenemos un impacto presupuestal. Hablábamos del proceso de desaseo de lo que se ha venido dando, de la asambleitis. Que estamos poniendo en riesgo la economía de nuestro país.

Los invito a todos ustedes a que reflexionemos qué es lo que estamos haciendo. Ayer en la Comisión de Trabajo y Previsión Social no se tomaron en consideración las opiniones de la sociedad civil, de nosotros mismos y de verdad que no hubo un debate serio.

Los invitamos a que debatamos, que acepten las reservas que se van a presentar el día de hoy. Y quiero dejar claro que los diputados de Movimiento Ciudadano estamos a favor de que exista una reforma laboral, pero no estamos a favor del proceso que se ha venido desarrollando en estos últimos días.

Son más de la mitad de los mil 35 artículos los que estamos modificando y que hemos estado mencionando, que seguramente ni siquiera saben de qué se trata. Y sí los invitamos a reflexionar nuestro voto y, de nueva cuenta, a este proceso detenerlo. Es cuanto, señora presidenta.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Gracias. En el uso de la palabra para hablar en pro del dictamen tiene la palabra el diputado Javier Julián Castañeda Pomposo, del Partido Encuentro Social.

El diputado Javier Julián Castañeda Pomposo: Muy buenas tardes, compañeros diputados, compañeras diputadas. Me permito emitir este posicionamiento a nombre de Encuentro Social, ante esta honorable asamblea, respecto a la reforma laboral presentada por la Comisión de Trabajo que preside el diputado Manuel Baldenebro Arredondo, que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de la Ley Federal del Trabajo y encamina al país a una nueva reforma de justicia laboral, sobre todo para los trabajadores, así como una mayor equidad en las conciliaciones obrero-patronales.

Para un régimen democrático es condición necesaria la vigencia del Estado de derecho, lo que se supone que todos están sometidos al orden jurídico y que las violaciones a la legalidad serán sancionadas oportunamente. Por ello, un aspecto central de este nuevo modelo de reforma laboral será una efectiva independencia del sistema judicial con respecto al poder Ejecutivo, algo que se ha solicitado desde la reforma constitucional del 24 de febrero de 2017 y que llevó a cabo la legislatura anterior.

El país requiere que la justicia sea impartida por los órganos independientes, otorgando mayor certeza al trabajador en su empleo y salario, y evitando los abusos a sus derechos, como las demandas fraudulentas que destruyen a la pequeña y mediana empresa o que desalientan la creación de más y mejores empleos.

Urge modernizar la justicia laboral mexicana y con la iniciativa de reforma que actualmente se discute habrá mejores condiciones laborales y productivas en el país.

Hace varios años ya lo había dicho la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, ha venido recomendando a México una reforma a la ley laboral para poder ser más competitivos.

Asimismo, uno de los aspectos más relevantes de la presente iniciativa es que contempla la perspectiva de género y los derechos fundamentales en el ámbito de las definiciones fundamentales de la Ley Federal del Trabajo. Se prescribe que es de interés socializar y garantizar un amiente laboral libre de discriminación y de violencia.

Se establece que en los procedimientos de elección de las directivas sindicales se actuará conforme a reglas democráticas y se promoverá la igualdad de género, de acuerdo al artículo 258.

Se incorpora la obligación de los patrones de implementar un acuerdo con los trabajadores, un protocolo para discriminar en el área laboral toda forma de discriminación por razones de género y atención de casos de violencia y acoso sexual, marcados en el artículo 132, fracción XXX y se prevé la tutela de derechos cuando se reclame la discriminación en el empleo, tales como la discriminación por embarazo u orientación sexual, por identidad de género o trata laboral, así como en los casos de trabajo infantil, tomando en cuenta lo establecido en el Protocolo de Palermo, en cuyos casos el tribunal tomará las providencias necesarias para evitar que se cancele el goce de derechos fundamentales, tales como la seguridad social, en tanto se resuelve el juicio laboral o bien se decretan las medidas de aseguramiento para las personas que así lo ameriten.

Estos puntos son decisivos, compañeros y compañeras, para diseñar una nueva política laboral en México, que posibilite que el mercado de trabajo vuelva a ser un factor de inclusión social en lugar de un generador de pobreza y desigualdad. Todos ganarán con esta transformación, ya que son los trabajadores preocupados por la defensa de sus propios empleos y el acceso al bienestar a través de estos y se trate de una reforma que amerita México para adecuar las mejores condiciones laborales y de productividad ante acuerdos como el nuevo tratado comercial con Estados Unidos y Canadá y los acuerdos con la Organización Internacional del Trabajo.

Por todo lo anteriormente expuesto, es que el voto de Encuentro Social está a favor de esta reforma, ya que estamos convencidos de que una real transformación en el mundo del trabajo, junto con lo que deberá experimentar el régimen político y el modelo económico es necesario para nuestro país, acorde a los marcos normativos ya antes enunciados y a las reformas que en el 2017 México hizo, de acuerdo a los convenios internacionales de la Organización Internacional del Trabajo y a los acuerdos con Norteamérica.

Así que este instrumento es importantísimo en términos de la reforma general de transparencia, acceso a la información y a una vida más justa en el ámbito general para todos los mexicanos. Es cuanto, diputada presidenta.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Gracias, diputado Castañeda Pomposo. En el uso de la palabra, para hablar en contra, el diputado Gerardo Fernández Noroña, del Partido del Trabajo, hasta por cinco minutos.

El diputado José Gerardo Rodolfo Fernández Noroña: Muchas gracias, diputada presidenta.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Adelante.

El diputado José Gerardo Rodolfo Fernández Noroña: Compañeros diputados, compañeras diputadas. La mañana de hoy de manera unánime, la fracción del Partido del Trabajo decidió votar en contra de esta reforma, ¿por qué? ¿Por qué si estamos de acuerdo en lo que plantea la reforma no tenemos ninguna diferencia sustantiva, por qué entonces votar en contra? Porque nos parece insuficiente la reforma.

Nosotros consideramos que una reforma laboral que no incluya la derogación, la abrogación, la eliminación –como quieran llamarle– del outsourcing, el anglicismo con el que se conoce la subcontratación, no es una reforma que se pueda plantear a la altura de la cuarta transformación.

Bueno, Volks Wagen tiene 32 mil trabajadores y sólo reconoce relación laboral con ocho mil, con ninguno más. Les escamotea a tres cuartas partes de su planta productiva los derechos contractuales establecidos con sus trabajadores.

Son empresas, las outsourcing, coyotes que no generan un solo empleo y que sólo por servir a que se desconozca la relación laboral del trabajador y el empleador ganan una fortuna.

Aquí, en esta Cámara de Diputados, tenemos una empresa outsourcing que cada año cambia de nombre, que no les reconoce ninguna antigüedad a las humildes y los humildes trabajadores de limpieza, que se lleva varios millones y les da salarios miserables y ni siquiera les paga el día 15, el día ultimo de cada mes sus salarios, y que les niega la seguridad social. Nosotros en la casa del pueblo no debemos desconocer los derechos de los trabajadores y trabajadoras.

¿Hay en Palacio Nacional outsourcing? Hay en todas las dependencias, en las universidades, en el Politécnico, en los gobiernos estatales, en los gobiernos municipales.

El buen juez por su casa empieza y tenemos que erradicar esta práctica perversa. Yo a los que no saben inglés –yo incluido– les digo que outsourcing quiere decir: Te vamos a joder, porque se trata de que la gente no tenga pensión, no tenga jubilación, no tenga aguinaldo, no tenga vacaciones, no tenga ni siquiera el reconocimiento una relación laboral.

Hay 150 trabajadoras despedidas cuando yo fui diputado, sólo por pedir que les pagaran a tiempo. Esta empresa outsourcing que sigue prestando servicios en la Cámara de Diputados. La Cámara de Senadores no está mejor, está con ese esquema. ¿Cómo vamos a hablar de una revolución sin violencia, sin hacer la más estricta justicia laboral?

Me parece fundamental. Me parece que preocupados por las presiones económicas que hay no estamos tomando las decisiones que esta soberanía debe tomar.

Así es que yo hago un llamado a mis compañeros de Morena a que restablezcamos la unidad. Nosotros vamos a dar un paso, lo voy a anunciar en este momento, restablezcamos la unidad, fortalezcamos la unidad y hagamos las profundas transformaciones que el pueblo espera de nuestra parte.

También tenemos, y aprovecho, perdón por esta pequeña digresión, para plantear que hay funcionarios y funcionarias de muy diverso nivel que no son del movimiento, que son de los regímenes anteriores, que se siguen comportando igual y que deben de ser hechos a un lado, no porque estemos solicitando esos espacios, sino porque no son ni están a la altura ni al compromiso de esta profunda transformación que encabeza el compañero presidente López Obrador.

Nosotros no tenemos derecho a fallar, como lo dijo en esta tribuna el compañero presidente. Nosotros no podemos faltarle al pueblo de México y debemos cumplir con nuestros compromisos y nuestras responsabilidades.

Así que en un esfuerzo grande de la fracción del Partido del Trabajo, hemos decidido volver a hacer un esfuerzo de aceptar el compromiso de nuestros compañeros de Morena en un próximo periodo retomar este tema, discutirlo a profundidad y resolver en justicia del pueblo trabajador que mucho lo merece.

Por ello, finalmente, votaremos en favor, pero esta es la situación, y doy la explicación de lo que hemos vivido durante esta mañana y de la posición que originalmente teníamos de rechazar este dictamen. Les agradezco mucho su atención, compañeros y compañeras.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Gracias. En el uso de la palabra el diputado Jorge Arturo Espadas Galván, del Partido Acción Nacional, para hablar en pro del dictamen, hasta por cinco minutos.

El diputado Jorge Arturo Espadas Galván: Muy buenas tardes. Con el permiso de la Presidencia. Compañeras y compañeros diputados, hoy tenemos en frente una reforma que afecta prácticamente a la totalidad de mexicanas y mexicanos, quien tiene el carácter de trabajador o trabajadora, o quien tiene el carácter de generador o generadora de empleos. Y ahí entramos un universo de personas, y dependen de ahí muchísimas familias. Es una de las reformas más importantes que va a dictaminar eta Legislatura, esta Cámara de Diputados. Y vengo a posicionar el voto a favor del Grupo Parlamentario del PAN.

Coincidiendo con el orador que me antecedió en el uso de la voz, en algunos temas, debemos decir que esta reforma sí está incompleta, sí pudo ser mejor. Toda norma, toda norma es perfectible, y si hubiese podido existir en la comisión una discusión a fondo, con un ánimo de mejora, con la libertad de las diputadas y los diputados de razonar cada una de las propuestas y no mecánicamente negar esta posibilidad, estoy seguro que tendríamos un mejor dictamen.

Sin embargo, en la historia del Partido Acción Nacional, en sus documentos básicos, en sus principios de doctrina que datan del año de 1939 y sus posteriores adecuaciones, se ve reflejado el impulso en dos temas fundamentales que abarca la reforma.

La libertad sindical, la libertad de los trabajadores, la libertad de la persona. La democracia sindical, el derecho al voto personal, secreto y libre de las personas. Esto es una pugna histórica que no deriva de un acuerdo de la Organización Internacional del Trabajo, que no deriva de un Tratado de Libre Comercio con países de América del Norte, que está en el ADN del Partido Acción Nacional.

Es por ello que coincidimos con temas esenciales de esta reforma que permiten a las personas decidir si se afilian a un sindicato o a otro. Lamentamos y lo referiremos en unos momentos más en lo particular, y ruego aquí seamos perceptivos. Entremos a un país de más libertades. No traicionemos al pueblo de México, démosle la oportunidad a las trabajadoras y a los trabajadores de decidir si pertenecen a un sindicato o a otro, o démosle la libertad de no pertenecer a ninguno. Eso es libertad de decisión.

Este derecho de las trabajadoras y de los trabajadores de no pertenecer, no viene en la reforma. Ojalá lo agreguemos, y si sí viene, ojalá me lo aclaren, el de no pertenecer a ningún sindicato.

Que no se me aplique una cláusula de exclusión a través de un contrato colectivo que no me permite ingresar a una fuente de trabajo porque no pertenezco a un sindicato. Démosle la libertad a la persona.

Hoy se establece en el dictamen cosa buena, cuestión importante, el que las trabajadoras y los trabajadores puedan elegir a sus dirigencias mediante el voto libre, secreto y personal, pero no se les permite a los trabajadores que por una mayoría determinen si se van a huelga. Una mayoría de los trabajadores de la planta, de la fuente de trabajo, o una mayoría determinen si sus intereses están satisfechos y puedan terminar una huelga.

Tenemos que avanzar a un mayor esquema de libertades y a un mayor esquema de democracia en la vida de las personas y de los sindicatos. Es un buen comienzo, pero le estamos quedando a deber a México.

Este abono, esta parcialidad la vamos a votar a favor, pero sostenemos que estamos en deuda con las y los mexicanos. Tenemos tiempo ahorita para discutirlo e incorporar lo que sea mejor en temas de libertades y en tema de democracia. Ojalá y seamos perceptivos y saquemos una mejor reforma para las trabajadoras y los trabajadores de México y para los generadores de las fuentes de empleo.

Cuidemos a los trabajadores y cuidemos su trabajo. Nuestro voto será a favor y estaremos pugnando porque este dictamen se mejore a pesar de la incompetencia reflejada, pública y notoria del diálogo en la comisión, que ya todos los medios dieron cuenta. Muchas gracias, presidenta. Es cuanto.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Gracias a usted, diputado Espadas Galván. Le damos la más cordial bienvenida a los estudiantes de la Universidad Humanitas, de la carrera de derecho, invitados por la diputada Karla Yuritzi Almazán Burgos. Sean ustedes bienvenidas y bienvenidos. Tiene la palabra para hablar en contra del dictamen, la diputada Martha Tagle Martínez, de Movimiento Ciudadano, hasta por cinco minutos.

La diputada Martha Tagle Martínez: Gracias, presidenta. A nombre de Movimiento Ciudadano queremos razonar el sentido de nuestro voto. En virtud de que por Reglamento solo se pueden registrar posicionamientos a favor y en contra, nosotros queremos razonar nuestro voto en el sentido de abstenernos, porque de ninguna manera Movimiento Ciudadano podría manifestarse en contra de una reforma que no solamente tiene buenas intenciones, sino que es una reforma que los trabajadores y trabajadoras en el país han luchado durante muchos años para poderla ver consagrada.

Pero tampoco podemos estar a favor de una reforma a la cual no se le da el suficiente tiempo para discutirla, para revisarla y que desafortunadamente, como dice un dicho tradicional: el camino está empedrado de buenas intenciones y ese camino puede ser un camino al fracaso.

Porque las buenas intenciones de esta reforma laboral se ven empañadas por el proceso de dictaminación que se ha llevado a cabo en la Cámara de Diputados.

Sin duda en Movimiento Ciudadano reconocemos que en esta reforma laboral se habla de una nueva justicia laboral para desaparecer a las juntas de conciliación y arbitraje y crear los nuevos tribunales laborales. Todo trabajador o trabajadora que ha tenido que pasar por una Junta de Conciliación sabe la corrupción que se vive en esos lugares, y por eso es que nosotros apoyamos cuando se dio la reforma constitucional que buscaba justamente desaparecer las juntas de conciliación, porque sabemos el martirio que significa para un trabajador buscar defender un derecho laboral, que este se puede llevar años y años sin terminar de verse concluido, y por eso ahora se apuesta a una figura de tribunales laborales, que esperamos sea un proceso expedito en favor de las trabajadoras y los trabajadores.

Por otra parte, también se crea un órgano autónomo para la conciliación y registro de los contratos, dejando además establecido cuáles son los temas que por ningún motivo podrán someterse a conciliación y, entre ellos es de vital importancia que quede claramente establecido que por ningún motivo aquellas situaciones de acoso o violencia laboral puedan ser sometidos a un proceso de conciliación laboral.

Por otra parte, esta reforma también busca y establece un voto personal, libre, secreto, para la elección de dirigentes sindicales y la aprobación de contratos colectivos de trabajo y la resolución de conflictos de titularidad entre los sindicatos.

Esta es la esencia de lo que han buscado por muchos años los trabajadores y trabajadoras, lo que se llama la democratización de la vida sindical y por eso es que vemos en esta reforma elementos para apoyarla.

Sin embargo, nos preocupan todavía algunos temas que efectivamente no se han considerado, entre ellos es necesario incluir en esta reforma laboral algunos temas como la prohibición expresa de la cláusula de exclusión, para garantizar el empleo a los trabajadores en caso de que decidan permanecer o no en un sindicato y la estipulación de que el pago de las cuotas sindicales previstas en los estatutos solo podrán descontarse cuando mediante la aceptación del trabajador sea expresada por el escrito.

Por otra parte, en esta reforma laboral hace falta referirse a la prórroga unilateral para el estallamiento a huelga, estipulando que el sindicato no puede tener la facultad unilateral de cambiar la fecha del estallamiento de huelga a menos que sea por acuerdo mutuo con el patrón y esta sea por un máximo de 15 días.

En lo referente a la ratificación de los convenios de revisión obligaría a que tanto los contratos colectivos iniciales como los convenios de revisión deberían ser aprobados por la mayoría de los trabajadores para su registro, esto sometería también a las empresas a una serie de asambleas cada dos años, que si bien es necesaria, también hay que reconocer que cuando hay contratos en los cuales se han consagrado los derechos de las trabajadoras y los trabajadores, esta revisión sería innecesaria y puede interferir en un proceso productivo para nuestro país.

Por eso, en Movimiento Ciudadano hemos razonado el sentido de nuestro voto y en esta ocasión nos vamos a abstener, pidiendo a los compañeros de la mayoría que así como lo prometieron en campaña, hagan reformas en serio y a fondo, cambien la vida de las personas para bien, utilicen esa mayoría tan importante que les ha dado el voto y la representación ciudadana para hacer las cosas bien, no a medias ni atropellando los procesos legislativos ni tampoco sin saber a ciencia cierta...

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Tiempo, diputada.

La diputada Martha Tagle Martínez: ... en qué consiste lo que ustedes mismos están hoy por votar aquí. Es cuanto, presidenta, muchas gracias.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Gracias. En el uso de la palabra el diputado Manuel Gómez Ventura, de Morena, para fundamentar el dictamen a favor, hasta por cinco minutos.

El diputado Manuel Gómez Ventura: Con su permiso, diputada presidenta.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Adelante, compañero.

El diputado Manuel Gómez Ventura: El día de hoy será un día histórico para nuestro país en materia laboral, momentos históricos para quienes tuvieron la confianza y siguen apostándole a la cuarta transformación de nuestra patria.

No se trata pues de un capricho ni de una ocurrencia, se trata de un reclamo social que por décadas se ha venido escuchando con una voz y un sentir desesperado en busca de una verdadera justicia laboral.

Si bien es cierto que han existido reformas en esta materia, pero solo ha sido para beneficiar a los grandes consorcios, a las grandes empresas y a los líderes charros aliados al poder político, perdiendo estos la esencia por los cuáles fueron creados. Mismos que se han aprovechado de la nobleza de la clase trabajadora.

Sin embargo, no hay mal que dure 100 años ni pueblo que lo aguante. El 1 de julio de 2018 los ciudadanos mexicanos, en su mayoría, en pleno ejercicio democrático, libre, directo y consciente, cambiaron el rumbo político de nuestro país. Y con ello, estamos seguros que juntos seguiremos haciendo historia.

El tema que hoy nos ocupa no es para menos, se trata de una de las reformas más importantes para el pueblo mexicano en esta nueva etapa de nuestra patria: la reforma a la Ley Federal del Trabajo.

Una oportunidad histórica que busca justicia laboral, libertad sindical y negociación colectiva. ¿Quiénes serán los ganadores de esta gran reforma? La clase obrera, la clase trabajadora y los empresarios al deshacerse de los sindicatos extorsionadores. Por ello la creación del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral.

Una reforma que no nace solo de este recinto o del poder político sino que fue nutrida del reclamo social y de un parlamento abierto, que por primera vez en la historia tuvo a bien abrir sus puertas para que, mediante el ejercicio de las audiencias públicas, los trabajadores y las trabajadoras, los patrones y los líderes sindicales de nuestro país vertieran sus propuestas con el objetivo de buscar un consenso y, con ello, un equilibrio justo entre los factores de producción.

Ser partícipe de una de las iniciativas propuestas a nuestro Parlamento, incluidas en el dictamen aprobado el día de ayer en comisión, me llena de satisfacción, pues con ellos garantizamos una verdadera democracia sindical.

Por ello, propusimos la modificación del artículo 371, en su inciso 9, en donde pedimos que el procedimiento para la elección de la directiva sindical y secciones sindicales, se lleve a cabo mediante el ejercicio del voto personal, libre, directo y secreto. Voto personal, libre, directo y secreto.

Con ello, la clase trabajadora que sean o quieran ser agremiados a una organización sindical en un acto informado y de manera responsable, tendrán el firme derecho de decidir qué sindicato será el que los represente en un contrato colectivo.

¿Quiénes serán los afectados en esta reforma? Quienes a lo largo de los años desvirtuaron el verdadero objetivo de la creación de las organizaciones sindicales. Quienes a lo largo de los años convirtieron en un negocio redondo el ser líder sindical. Quienes creyeron que nunca llegaría la justicia sindical y se aliaron a los gobiernos corruptos. Y quienes ignoraron la voz y el sentir de los que mueven la economía de las empresas y del país.

Finalmente, me dirijo a la clase trabajadora no sindicalizada o a quienes prefieran no pertenecer a un sindicato. Ya no están solos, habremos de seguir analizando la Ley Federal del Trabajo hasta erradicar la injusticia laboral, entre ello el outsourcing, que aún nos queda mucho tiempo.

También me dirijo a los agremiados de todos los sindicatos. No están solos, pero no esperen a que el gobierno cambie a sus líderes sindicales. Esta reforma les permitirá la libre sindicación o la libertad, en su caso, de elegir a sus representantes de manera personal, libre, directa y secreta.

Ya no más miedo, ya no más acoso, ya no más abuso de los líderes charros. No están solos, no claudiquen en su lucha, pero no esperen que otros luchen por ustedes. Las luchas justas siempre serán respaldadas.

Las y los diputados de Morena, de la LXIV Legislatura votaremos a favor de la presente reforma y buscaremos por siempre que los derechos laborales sean respetados. Es cuanto, diputada presidenta.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Gracias, diputado Gómez Ventura. Tiene la palabra el diputado Óscar González Yáñez, del Partido del Trabajo, para hablar en contra del dictamen.

El diputado Óscar González Yáñez: Gracias, presidenta. Si bien es cierto, tendremos que reconocer que hay algunos avances en esta ley, algunos que valen la pena, algunos que buscan estabilizar a las empresas, que solamente más allá del 30 por ciento pudiesen ser para llamar a huelga, desestabiliza a las empresas, se quitan cacicazgos de algunos sindicatos, se democratiza, se genera la libertad.

Lo que no podemos aceptar en la fracción parlamentaria es una iniciativa de ley que no considere el outsourcing. Es inaceptable para nosotros pensar que ahora la exploración del hombre por el hombre ahora sea la explotación del hombre por el hombre y también por la ley, la ley no puede martirizar a los trabajadores. No puede ser posible que te paguen un bajo salario y encima de todo pierdas prestaciones y todavía un terciario, un coyote venda tu mano de obra y entonces va en merma del trabajador.

Hay un debate sobre si tenemos que aumentar los salarios o no. En la fracción parlamentaria del Partido del Trabajo lo que pensamos es que lo que tiene que crecer es el poder adquisitivo de los trabajadores, con eso vamos a tener mejores condiciones para la calidad de vida de los trabajadores, pero también podríamos tener condiciones competitivas en el Tratado de Libre Comercio al que pertenecemos. La solución no es aumentar el salario, sino que alcance más con tu salario y eso nos hace más competitivos.

En el tema del outsourcing, 1 de cada 4, 1 de cada 4 que se emplea por su cuenta está en el outsourcing, 1 de cada 4. En las empresas pequeñas todavía es peor, 9 de cada 10, 9 de cada 10. Prácticamente de toda la planta laboral, ya sea empresas o pequeñas empresas o medianas, estamos hablando de una tercera parte, o sea hay gente que se hace rica con el trabajo de los demás, solamente administrando su mano de obra.

Por eso les insistimos para nosotros, en la fracción parlamentaria del Partido del Trabajo y para el Partido del Trabajo esta iniciativa es totalmente incompleta porque no le da la esencia del salario a los trabajadores, no se las da. Les pediríamos con mucho respeto a los compañeros de Morena, que no le saquen la vuelta a discutir el outsourcing, que no le saquen la vuelta.

Y a los compañeros del PRI y del PAN les decimos: Póngase del lado de la historia de los trabajadores, no se pongan del lado de la historia de la ganancia. La ganancia no debe ser el eje fundamental de la economía de nuestro país. Lo que tiene que ser el eje fundamental de la economía de nuestro país es el desarrollo y el aumento de la calidad de vida, no la ganancia.

De qué nos sirve tener trabajadores que son explotados por el empresario y explotados por un coyote, como si ya no fuera suficiente la explotación que te genera un sistema, un sistema capitalista, un sistema neoliberal, y encima de todo les damos condiciones legales para que el trabajador siga siendo explotado. Es inaceptable.

Le hacemos un respetuoso llamado a los compañeros de la administración de esta Cámara. Aquí mismo tenemos outsourcing en la casa, en nuestra casa.

El diputado José Elías Lixa Abimerhi (desde la curul): Presidenta

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Diputado Óscar González Yáñez, disculpe la interrupción.

El diputado Óscar González Yáñez: Dígame, presidenta a sus órdenes.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Diputado Lixa, ¿Con qué motivo ha solicitado usted la palabra?

El diputado José Elías Lixa Abimerhi (desde la curul): Si el orador me acepta una pregunta.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: ¿Diputado Óscar?

El diputado Óscar González Yáñez: Con gusto.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Acepta la pregunta, por favor formularla.

El diputado José Elías Lixa Abimerhi (desde la curul): Muchas gracias, presidenta. Disculpe, diputado. Comparto con usted gran parte de lo que señala, particularmente la preocupación por las pequeñas empresas y sus trabajadores.

Sin embargo, hay otro dato que resulta importante. A partir de la desaparición de los Repecos, del régimen de pequeños contribuyentes, muchas de estas empresas empezaron a utilizar este tipo de desafortunadas prácticas que usted bien señala. ¿Cree usted, o cómo considera usted que podríamos acompañar la idea que usted está exponiendo para que, simplificando la forma de tributar, podamos dar más justicia a los trabajadores que lamentablemente están en esa situación?

El diputado Óscar González Yáñez: Te agradezco la pregunta, porque en la pregunta que me haces está la respuesta. La simplificación es elemento fundamental, tú sabes que parte de la contabilidad de una pequeña empresa, parte de sus ganancias se van por ahí.

La simplificación es central y sustancial. Prácticamente que cualquier empresario que tenga siete, ocho trabajadores, pueda hacer su propia declaración y ahí tendríamos que hacer una modificación legal. Quitar la parte legal que te obliga a que tenga que ser un despacho y demás. Yo creo que en tu pregunta está la respuesta y coincido contigo plenamente.

Pero eso que pierden las pequeñas empresas no se lo podemos dar a recuperar por contratos de outsourcing. La solución no es castigar el salario, el ingreso de los trabajadores. La solución para el desarrollo de nuestro país es generar productividad y que nuestra economía se desarrolle de tal manera, de tal manera, compañeros, que podamos generar empleos y buenos empleos bien remunerados.

Pero insistiríamos. El empleo bien remunerado es aquel que te genera condiciones de adquisición, poder adquisitivo. No importa cuánto ganes sino lo que importa es para cuánto te alcanza.

El salario tiene que ser, sí a una retribución, pero tiene que ser una retribución que te garantice tener buena calidad de vida como ser humano, y que tengas lo más valioso que tú tienes que es tu mano de obra y que te ofertas y te vendes, sí, pero que me dé calidad de vida. Es lo que no tenemos en este momento y entre el desempleo, bajos salarios y outsourcing, estamos ahorcando a la sociedad mexicana.

Por eso la fracción parlamentaria, y lo voy a decir, pues extrañamente coincidimos con un planteamiento de un compañero diputado del PAN, pues coincidimos. A los empresarios hay que decirles tú puedes crecer como emprendedor y como empresario con desarrollo tecnológico, generando productividad, pero no castigando el salario de los trabajadores. La ganancia no puede venir de castigar a los trabajadores, la ganancia debe de venir de la capacidad y la pericia de un empresario, valga la redundancia, para emprender, y el Estado mexicano invertir en tecnología que le permita generar productividad y evidentemente mercancías más baratas que nos permitan competir con nuestro vecino del norte. ¿Vale? Muchas gracias, diputado, por tu pregunta y coincidimos plenamente.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Gracias, diputado. Tiene otra pregunta si usted aceptara. Diputada Abelina López Rodríguez, ¿con qué motivo solicita la palabra?

La diputada Abelina López Rodríguez (desde la curul): Más bien es preguntarle...

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: ¿Acepta la pregunta, diputado Óscar González?

El diputado Óscar González Yáñez: Con gusto.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Adelante, diputada Abelina.

La diputada Abelina López Rodríguez (desde la curul): El sentido de la pregunta es si él sabe que esta reforma que se está haciendo a la Ley Orgánica del Poder Judicial, a la Ley Federal de la Defensoría Pública y al Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda es solamente en el apartado a), no en el apartado b), porque de pronto lo siento confundido.

Usted tiene razón en el tema del outsourcing, pero no estamos ahorita en este tema. Lo que estamos haciendo solamente, fue una reforma del 2017 y lo único que estamos haciendo es cumplir el texto constitucional, no estamos haciendo otra cosa, y entonces ¿qué significa? Lo que significa es que en vez de que existan juntas de conciliación, ahora exista un tribunal o existan centros de conciliación para que antes de que lleguen al tribunal se pueda conciliar, y la democracia sindical.

No confundamos, desde aquí le digo a quienes votaron por nosotros, claro que estamos de su lado. Lo único que estamos haciendo es darle cumplimiento a la reforma constitucional del 2017.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: La pregunta, diputada.

La diputada Abelina López Rodríguez (desde la curul): Y la pregunta es: ¿No será que usted está confundido? Porque esta es una reforma, solamente estamos en el apartado a), no en el apartado b) que tiene que ver con los burócratas.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Tiene la palabra el diputado González Yáñez, para dar respuesta.

El diputado Óscar González Yáñez: Gracias, gracias, presidenta y le agradezco su pregunta, compañera diputada. No, no estamos confundidos. Lo que le estamos diciendo al Grupo Parlamentario de Morena e que no le saque la vuelta a discutir el outsourcing, que no está considerado exactamente. Nosotros estamos poniendo que es todo esto, que se está discutiendo, hay muchas cosas rescatables.

Al inicio de mi intervención yo lo decía, y lo que decimos, es que una reforma laboral no puede ser aceptada si no viene completada por el tema del outsourcing. Lo que usted dice es correcto. Ese es un tema y lo que yo estoy planteando es otro tema. No, no estamos confundidos ni usted está confundida ni yo estoy confundido.

Todos estamos muy claros. Hay una reforma laboral que no considera el outsourcing, y la Fracción Parlamentaria del Partido del Trabajo quiere que en esta reforma laboral se considere el outsourcing, y no está siendo considerado.

Nosotros estamos a favor de desaparecer el outsourcing, desaparecerlo, y lo que estamos proponiendo, precisamente es que sea parte, de todo lo que usted planteó, sea parte este tema, y por eso lo estamos planteando, y por eso me atrevo a dar los datos que estoy dando, de cuánta gente vive en nuestro por outsourcing.

Y mi argumentación a la cual yo me acojo, es si ya la explotación del hombre por el hombre se da con un sistema capitalista y neoliberal como en el que vivimos, y luego encima de todo le entregamos legalmente la fuerza de trabajo de todos los mexicanos para que lo puedan ellos acomodar, coyotear, terciarlo, explotarlo, y todavía le damos el instrumento jurídico a estos personajes, si ya de por sí el trabajador está explotado, y ahora es subexplotado, subexplotado, eso es lo que nosotros estamos planteando.

Lo que usted dice es correcto, ni usted está confundida, ni yo estoy confundido. Nadie está confundido aquí. Estamos muy claros, la reforma está así en un sentido, y nosotros estamos planteando que vaya en otro sentido. Espero haberle contestado.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Gracias.

El diputado Óscar González Yáñez: Presidenta, quisiera terminar mi intervención...

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Un momentito, porque tiene otra pregunta, si usted la aceptara, desde luego.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Diputado Evaristo Lenin Pérez Rivera, ¿con qué objeto? Micrófono para el diputado Pérez Rivera. Adelante, ya tiene micrófono.

El diputado Evaristo Lenin Pérez Rivera (desde la curul): Una pregunta al orador, si me lo permite, presidenta.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: ¿Acepta usted, diputado Óscar?

El diputado Óscar González Yáñez: Con gusto, presidenta.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Adelante.

El diputado Evaristo Lenin Pérez Rivera (desde la curul): La reforma laboral que se está discutiendo hoy en el pleno, evidentemente se ha dado bajo la presión de los sindicatos norteamericanos, y se nos ha querido vender aquí, sobre todo al interior de la comisión, de que tenemos una fecha fatal para cumplirle a los sindicatos norteamericanos.

Yo digo lo contrario, yo digo que es una fecha fatal que tenemos porque el presidente quiere el primero de mayo tener publicada la ley. Cuál es su opinión, compañero diputado, que hoy se encuentre sometido este gobierno a las condiciones de sindicatos norteamericanos, que lejos de interesarle a los trabajadores mexicanos, tienen el interés de que este país pierda competitividad.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Para dar respuesta, el diputado Óscar González Yáñez.

El diputado Óscar González Yáñez: La verdad, no me gusta tu pregunta porque no me gusta mi respuesta. La verdad, sí estamos parcialmente sometidos al gobierno de Estados Unidos, por eso no me gusta tu pregunta porque no me iba a gustar mi respuesta.

Pero también hay que decirlo, que quien firmó el Tratado de Libre Comercio fue el PRI, no fuimos nosotros. Siempre estuvimos en contra, que también fueron acompañados por ustedes. Entonces el reconocimiento nuestro de que estamos parcialmente sometidos a Estados Unidos se lo debemos al PRI y al PAN. Gracias por esa mala herencia que ustedes nos dieron. Gracias por esa mala herencia.

En el reconocimiento de esto está nuestra lucha porque nosotros queremos un México que no esté atado a los Estados Unidos, queremos un tratado de libre comercio donde sean beneficiarios los pueblos, no los gobiernos ni los empresarios, sino los pueblos y los trabajadores, y que aumente la calidad de vida de los pueblos de Canadá, de Estados Unidos y de nuestro querido México. Esa es nuestra tarea y esa es nuestra responsabilidad y para eso estamos aquí. Y por eso estamos en contra del outsourcing.

Entendemos que hay necesidades políticas por nuestra convivencia con nuestro vecino del norte, las entendemos y las compartimos, pero no significa que estemos de acuerdo. No significa que estemos de acuerdo.

Hay ataduras económicas que queremos terminar. No estamos de acuerdo con el Consenso de Washington y no estamos de acuerdo con el Tratado de Libre Comercio explícitamente como está. Nosotros queremos otro tratado de libre comercio, donde los grandes beneficiarios sean los mexicanos, donde tengamos una mano de obra y libre tránsito hacia el norte, donde se nos vea como hermanos, donde nos veamos como hermanos los tres países y los tres crezcamos, y nosotros no olvidar nuestra raíz con América Latina.

Ese es el proyecto que tiene el Partido del Trabajo y es el que les compartimos, y hoy por eso vemos en esta reforma algunos avances para reconocerlo, pero vemos la gran ausencia del outsourcing y queremos ponerlo aquí en la mesa y queremos ponerlo en la mesa de debates, porque nosotros sí queremos debatir el outsourcing y pensamos que es un gran daño para la clase trabajadora de nuestro país. Muchas gracias, señora presidenta.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Un momentito, diputado Óscar González. El diputado Rubén Moreira. ¿Con qué objeto?

El diputado Rubén Ignacio Moreira Valdez (desde la curul): Una pregunta al orador, presidenta.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: ¿Acepta la pregunta, diputado?

El diputado Óscar González Yáñez: No soy Noroña, tengo otro proceso.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: ¿Acepta la pregunta?

El diputado Óscar González Yáñez: Sí, sí la acepto.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Adelante, diputado Rubén.

El diputado Rubén Ignacio Moreira Valdez (desde la curul): Bueno, primero decirle que comparto con usted el tema del outsourcing. Eso me parece que no tiene duda. No puede haber alguien que subemplea, y quien sabe qué va a suceder después con su seguridad social y su antigüedad.

Pero me interesó lo segundo y es una pregunta para usted. En los términos en los cuales parece ser que se va a votar esto, porque hay una mayoría que lo va a sacar así como va, ¿usted recomendaría entonces que no se firmara el TLC, con su nuevo nombre? Esa es la pregunta.

El diputado Óscar González Yáñez: Sí, a mí no me gusta, la verdad, si te lo digo con sinceridad. Creo que es producto de una inercia el Tratado de Libre Comercio y que al final no te queda de otra. Pero tenemos que parar esa inercia.

Igual, creo que coincidimos. A mí no me gusta el Tratado de Libre Comercio en los términos en que está. No me gusta que no tengamos ventajas competitivas, me desagrada. Por eso a quien piensa en mi opinión que se equivoca con solamente el tema de aumentar los salarios. Es aumentar el poder adquisitivo, si nosotros aumentamos el poder adquisitivo, no necesariamente aumentando los salarios, podemos seguir siendo competitivos con nuestro Tratado de Libre Comercio en el norte. Por eso sí coincidimos plenamente.

Lo que nosotros estamos tratando de traer a la mesa es que se debata el outsourcing. Que ya la reforma como tal, podemos estar de acuerdo o no, porque hay algunas parcialidades, en temas que creo que valen la pena, y creo que habría que echarle para adelante. Pero en el caso particular de nuestra fracción, el outsourcing es nuestro tema y no podemos aceptarlo.

En consecuencia sí coincidimos, sufrimos prácticamente la misma pena y el mismo dolor. Entonces, a lo que te invitaría es a que movieras a tu fracción a esto, como yo voy a mover a la mía y vamos, y queremos sensibilizar a los compañeros de Morena a que le entremos a la discusión, hombre, una discusión bonita sobre el outsourcing, ¿vale? Muchas gracias, presidenta. No sé si ya me podría dejar terminar.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Termine, por favor, ya no tiene más preguntas.

El diputado Óscar González Yáñez: Porque en mi fracción hay compañeros que le tienen cariño a la tribuna, yo no le tengo tanto, pero bueno, aquí estoy, un poquito de rehén. Presidenta, ¿puedo terminar mi intervención?

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Si puede concluir por favor su intervención, ya no tiene más preguntas.

El diputado Óscar González Yáñez: Muy amable, gracias. Solamente para concluir, agradecer la solidaridad a mis compañeros diputados y que la fracción parlamentaria del Partido del Trabajo está dispuesta a discutir el tema del outsourcing. Ya dimos nuestros considerandos.

Pensamos que el coyotaje que se hace de la mano de obra en nuestro país no debe ser el instrumento de ganancia. Un empresario no puede recuperar lo que pierde por la falta de competitividad de nuestros productos, producto de castigar la mano de obra y entonces empezar a contratar mano de obra barata y perdiendo derechos.

Nuestro deber es proteger la economía del país, proteger el ingreso familiar, proteger a las empresas que generan empleos en nuestro país. Ese gran conjunto es al que tenemos que proteger.

Si vamos todos juntos podemos hacer que el desarrollo de nuestra autonomía avance. Pero en esto iríamos truncos si no atendemos el tema del outsourcing.

A mis compañeros que me hicieron alguna pregunta, yo les agradezco y espero haya contestado de la manera que a ustedes les hubiera gustado. Muchas gracias a todos. Gracias.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Gracias. Informo a esta asamblea que están de visita jóvenes estudiantes de la carrera de Relaciones Internacionales de la Universidad Iberoamericana, invitados por el diputado Javier Hidalgo Ponce. También están alumnos de la Facultad de Derecho de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, y de la Prepa 3 del estado de Michoacán, invitados por el diputado Ignacio Benjamín Campos Equihua. Sean todas y todos bienvenidos a esta Cámara.

En el uso de la palabra la diputada Frida Alejandra Esparza Márquez, del PRD, para fundamentar a favor el dictamen, hasta por cinco minutos.

La diputada Frida Alejandra Esparza Márquez: Con la venia de la Presidencia.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Adelante.

La diputada Frida Alejandra Esparza Márquez: Históricamente existe un vínculo entre la izquierda y los trabajadores, a lo largo del tiempo ambos han buscado la reivindicación de derechos para mejorar las condiciones de vida y de trabajo de aquellos que viven de las remuneraciones que reciben por su fuerza de trabajo. Han buscado democratizar a la sociedad y al mundo laboral.

Sin embargo, en el caso de México la presencia del Estado en la configuración de los derechos y las instituciones del trabajo han tenido un peso determinante, llevando a configurar un modelo sindical corporativo sin autonomía, sin libertad y sin democracia sindical.

Esto ha limitado a los trabajadores y sus organizaciones de su capacidad de acción y movilidad, volviendo a los sindicatos un sector más vulnerable, incapaz de enfrentar reformas, privatizaciones, el desmantelamiento de las instituciones de seguridad social, la caída salarial, la precarización del empleo y retrocesos en materia de contratación colectiva.

No obstante, prevalecen sindicatos independientes y fuerzas sindicales que mantienen propuestas de democratización del mundo del trabajo y la defensa del empleo, del salario, del bienestar y de la salud de los trabajadores.

La reforma que es objeto de discusión busca legislar instituciones que figuran en nuestra Carta Magna: justicia laboral, libertad sindical y contratación colectiva. Sin duda esta reforma hizo justicia a un anhelo histórico de la clase trabajadora: tener sindicatos democráticos y transparentes, aspirar a una justicia pronta y expedita en materia laboral y la autentificación de la contratación colectiva.

Las medidas que contiene el dictamen son exhaustivas y complejas, son producto de diversas reformas y de audiencias públicas que se llevaron a cabo en este recinto legislativo. Y en términos generales representan avances significativos en el mundo del trabajo.

Pero sí nos preocupa que algunas de estas instituciones queden en meras declaraciones. El Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral no puede quedar como una figura decorativa o como un simple archivero. Debe quedar bien establecida la facultad para verificar que la elección de directivas sindicales, el contenido de los estatutos de las organizaciones y el contenido de los contratos colectivos fueron aprobados efectivamente por los trabajadores que los suscriben, a través de voto personal, libre y secreto.

No es posible que la dictaminadora cierre los ojos a la realidad. El trabajo en nuestro país se encuentra postrado, es informal, es mal pagado, sin prestaciones laborales, hay discriminación laboral, acoso y violencia a las mujeres. Y si estos temas no son atendidos desde el Congreso, parece que no son tan importantes, como el tema del Tratado de Libre Comercio.

No se puede esperar que los trabajadores en estas condiciones puedan constituir una organización firme y estable. Es positivo que se eliminen las trabas corporativas y el chantaje de organizaciones simuladas, pero no es suficiente desde nuestra perspectiva. Es el caso del outsourcing.

Este régimen afecta la unidad del contrato colectivo por cuanto es aplicable en una empresa o en uno o varios de sus establecimientos, afectando los derechos individuales de los trabajadores a quienes legalmente debiera aplicarse.

Además, su uso doloso para fines de abaratamiento de la fuerza de trabajo, para simular relaciones mercantiles, donde prevalece una materia de trabajo, vulnera esos derechos fundamentales en perjuicio de los trabajadores terciarizados, desde el principio constitucional y legal de igualdad de salario a igualdad de trabajo. Incluso, se convierte en un factor adverso en perjuicio de los trabajadores beneficiarios del contrato colectivo.

Nos parece penoso que, por prisas, por congraciarse con el Congreso de Estados Unidos, se dejen en el tintero las demandas de la mayoría de los trabajadores que aún no se han organizado.

Nos quedamos con un marco laboral que permita informalidad y precarización del trabajo que fomenta el outsourcing facilita el despido y deja desprotegido el empleo estable.

Queda mucho por hacer, sobre todo en el sector informal, en el tema de las mujeres trabajadoras, en el tema del empleo a los jóvenes, la defensa de la seguridad social y la salud de los trabajadores. Son los restos que hay por delante y que debieran ser prioridad de esta legislatura.

Concluyo diciendo que esperamos que así sea y manifestamos que los trabajadores de México cuentan con el apoyo de nuestro grupo parlamentario para construir el futuro del mundo del trabajo. Muchas gracias.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Gracias a usted, diputada. En el uso de la palabra el diputado Jacobo David Cheja Alfaron, de Movimiento Ciudadano, para hablar en contra del dictamen, hasta por cinco minutos.

El diputado Jacobo David Cheja Alfaro: Gracias, compañera presidenta.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Adelante.

El diputado Jacobo David Cheja Alfaro: Antes de iniciar, una apreciación muy respetuosa a mi amigo y paisano Óscar González Yáñez, del Partido del Trabajo. Únicamente para recordarle que, en el equipo de transición del ahora presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, sí estuvo presente en la negociación del Tratado de México, Estados Unidos y Canadá, representado en ese entonces por Jesús Seade, actual subsecretario de Relaciones Exteriores.

La reforma laboral que hoy discutimos debería ser la oportunidad histórica de potenciar el desarrollo del país y, por consecuencia el bienestar de todas las familias mexicanas.

Desafortunadamente, las prácticas que en el pasado se cometían y quienes estábamos en la oposición criticábamos, hoy las practican quienes son mayoría en este Congreso. A las prácticas que me refiero es a la no separación de poder, a la línea que se recibe directamente del Ejecutivo para no mover una coma de los dictámenes elaborados en Bucareli, dictámenes que tampoco consideran la opinión de lo expresado en el Parlamento abierto, mismo que solo sirvió para justiciar que la sociedad es tomada en cuenta.

Sin embargo, lo que hoy observamos es que no se atendieron sus observaciones y sus demandas. ¿En dónde quedaron aquellas críticas de quienes hoy se definen como la cuarta transformación, al referirse a la subordinación de gobiernos anteriores con Estados Unidos? Y hoy lo continúan haciendo al pretender aprobar esta iniciativa en fast track.

¿Por qué la urgencia de sacar una reforma laboral que pudiera ser de gran calado, tan solo por cumplir con los acuerdos plasmados en el tratado de México, Estados Unidos y Canadá? Quienes hoy están en el poder y que hace apenas unos meses eran oposición, pedían y exigían tomar en cuenta sus opiniones para implementar políticas públicas que consideraran las opiniones de todas las fuerzas políticas.

Mi pregunta es, ¿hoy por qué no lo hacen? Reconocemos en la mayoría de esta Cámara la legitimidad con la que cuentan, pero esa legitimidad no se traduce en reciprocidad a la confianza que recibieron en las urnas al no incluir las necesidades reales de los trabajadores.

Que quede claro, aquí están nuestros votos para fortalecer esta reforma laboral, pero no en estas condiciones, no podemos quedarnos callados para expresar desde esta tribuna, que a lo que aspiramos es que le vaya bien a los trabajadores, con condiciones laborales similares a las que tienen nuestros socios comerciales.

Es urgente que los salarios en México se acerquen más a los de Norteamérica y en reciprocidad que también el gobierno federal reduzca el gasto gubernamental en lugar de estarlo regalando en programas sociales que lo único que generan es inflación y, por consecuencia, deterioro en el salario.

Es urgente detener políticas públicas que en la década de los 80 demostraron que son populistas y vulneran el salario de los trabajadores. Hoy nuevamente queda claro, demostrado, que quienes son mayoría en esta Cámara, no están dispuestos a incluir opiniones de quienes somos oposición.

Las reservas que presentaremos los distintos grupos parlamentarios no serán discutidas y, por consecuencia, integradas en la reforma laboral. Las y los diputados ciudadanos votaremos en abstención al reconocer algunas modificaciones en relación a las obligaciones que tendrán los sindicatos; sin embargo faltó ir más allá, las necesidades reales de la clase trabajadora.

Para terminar, coincidimos en que el pueblo es sabio, pues ya se está dando cuenta que la cuarta transformación es más de lo mismo que tuvimos en el pasado. Es cuanto.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Tiene la palabra el diputado Carlos Pavón Campos, del PRI, para fundamentar el dictamen a favor hasta por cinco minutos.

El diputado Carlos Pavón Campos: Co su venia, diputada presidenta.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Adelante, compañero.

El diputado Carlos Pavón Campos: En la historia de nuestro país las reformas legislativas en materia laboral han sido una fuente de controversia y nutridos debates, sin embargo siempre hemos logrado construir acuerdos a favor de los derechos de los trabajadores y sus familias.

Hoy estamos nuevamente reunidos para decidir sobre este tema central, pero ante un nuevo contexto nacional e internacional que exige mayor apertura y voluntad política a los diferentes grupos parlamentarios aquí reunidos.

Estamos conscientes de que no nos encontramos frente a un escenario mundial... Nos enfrentamos a un escenario mundial cada vez más complejo que demanda una mayor transformación en la vida laboral de nuestro país para ser más competitivos e insistimos en el éxito de la cadena de valor globales. Debemos mantener nuestra visión de futuro y tener siempre presente el porvenir de México y de todos los mexicanos.

En el PRI acompañamos esta reforma porque contiene elementos positivos que sin duda estará en el bienestar de las familias de los trabajadores mexicanos y en reconocimiento de los derechos laborales de cientos de personas cuyo trabajador está invisible.

Asimismo, con la aprobación de esta reforma cumplimos con un mandato constitucional emanado en una reforma promovida por nuestro partido durante la pasada administración, la cual, entre otras cosas, buscó modernizar la justicia laboral y fortalecer la transparencia y la democracia sindical.

Estamos a favor de la transformación profunda en materia laboral porque les sirve a los jóvenes, a las generaciones que no tenían reglas claras en su contratación. Por ello apoyamos la libertad y asociación sindical, la transparencia, la rendición de cuentas de estas organizaciones ante representados y ante la sociedad mexicana.

Al aprobar esta reforma estamos poniendo fin a prácticas que perjudicaban a los trabajadores como la obligación de incorporarse a un sindicato, el descuento de cuotas sindicales a trabajadores inactivos, así como en impedimento a jóvenes para sindicalizarse, lo que constituye un grave atropello en sus derechos laborales.

Con gran gusto compartimos en todo México que se reconocieran los derechos laborales de los trabajadores de hogar y las trabajadoras gracias a que integrarán a nuestra legislación su derecho a gozar de seguridad y con ello conlleva.

Aquí mencionamos una iniciativa de nuestra compañera Anilú Ingram, que es del Partido Revolucionario Institucional.

Con la aprobación de esta reforma estamos cumpliendo con los compromisos alcanzados durante las negociaciones del nuevo tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá, en el T-MEC, un instrumento internacional de vital importancia para fortalecer nuestras relaciones comerciales y hacer de nuestra región la más competitiva a nivel global.

Durante las negociaciones del T-MEC que comenzaron desde la pasada administración, nos comprometimos a realizar una reforma laboral de largo alcance y hoy estamos cumpliendo con la modernización de la justicia laboral que abre las puertas para la negociación de nuevos acuerdos comerciales con otros países en el mundo.

Vale la pena mencionar que en esta reforma también se encuentra en sintonía con lo establecido en el Convenio 98 de la Organización Internacional del Trabajo en materia de libertad sindical que fue ratificado por México en el 2018. Con ello cumplimos con uno de nuestros compromisos internacionales en esta materia.

En suma, la aprobación de la presente reforma constituye un paso más hacia un nuevo esquema de relación laboral que sin duda mejorará las condiciones económicas y sociales de millones de mexicanos.

Dar este paso conviene a los trabajadores, a las mujeres, a los jóvenes, a los campesinos, a los trabajadores del hogar y los grupos vulnerables, el del sector industrial, las empresas exportadoras, así como sus inversionistas nacionales y extranjeros.

Es necesario mencionar que, pese a que en lo general estamos a favor de esta reforma, aún existen elementos que consideramos deben ser modificados a fin de no atropellar los derechos laborales y sindicales de los mexicanos.

Compañeras y compañeros diputados, los diputados del Grupo Parlamentario del PRI celebramos que haya existido voluntad política y el consenso para llegar a acuerdos a favor de todos los mexicanos.

Hoy nos encontramos ante un nuevo contexto global, y es necesario actualizar nuestra legislación laboral a la altura de la situación.

Por ello el Grupo Parlamentario del PRI votaremos en lo general a favor de la presente reforma. Muchas gracias por su atención.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Gracias, diputado. En el uso de la palabra la diputada Mary Carmen Bernal Martínez, del Partido del Trabajo, para fundamentar en contra, hasta por cinco minutos. En tanto llega a la tribuna, están con nosotros alumnos y padres de familia de la Escuela Primaria Benito Juárez García, del municipio de San Felipe del Progreso, estado de México, invitados por el diputado Eduardo Zarzosa. Sean bienvenidas, bienvenidos.

En el uso de la palabra, el diputado Pablo Gómez Álvarez, de Morena, para fundamentar el dictamen a favor, hasta por cinco minutos.

El diputado Pablo Gómez Álvarez: Ciudadanas y ciudadanos legisladores, este es un momento de suma importancia en la historia de la lucha por la libertad de los trabajadores y la democracia de sus organizaciones.

Durante más de 40 años se ha luchado fuertemente a través de muchísimas acciones para garantizar que los trabajadores cuenten dentro de los sindicatos, con los derechos más elementales, aquellos que son elegir a sus dirigentes libremente, decidir el contrato colectivo, votar la huelga, votar la no huelga, votarlo todo, tener el control de su propia tesorería, de su propio fondo, de su propia organización, en dos palabras.

Es el momento también de acabar con esa institución que el Constituyente de 1917 creó para tratar de impedir que la patronal aplastara los derechos de los trabajadores, que fueron las juntas, poniendo al gobierno como el elemento decisorio de las mismas, pero que con el tiempo todos debemos admitirlo, se convirtieron en centros de corrupción permanente y sistemática en la que los trabajadores fueron víctimas, en que los sindicatos dejaron de representar a los trabajadores.

Tenemos que acabar con el sistema llamado “charrismo”, que consiste en los sindicatos corporativos promovidos, organizados, tutelados por el Estado y por los sindicatos blancos cuya ciudadela siempre fue Monterrey, que son los sindicatos patronales.

Hoy debemos decir también, acabemos con ese mal terrible que se llama los contratos de protección. Durante muchísimos años las izquierdas mexicanas lucharon por la libertad y la democracia sindicales. Ejercieron cuanto pudieron, crearon unos cuantos sindicatos democráticos a duras penas, y todos los recordamos por huelgas ilegales y muchas veces con cárcel. Todos los recordamos. A ellos quiero homenajear muy sencillamente el día de hoy.

Vamos como país hacia un sistema de libertad y democracia sindicales. En mi opinión creo que debimos haber trabajado para una nueva Ley Federal del Trabajo y abarcar todos los aspectos que no están en esta reforma, que es una reforma porque estamos en omisión legislativa. La Constitución se reformó, ya se nos pasó el tiempo para hacer la reglamentación.

¿Qué ocurre aquí? No es solo el compromiso firmado por México en donde se puso. Lo que dice la Constitución está puesto en el tratado que se firmó con Estados Unidos y Canadá. No, es que estamos en omisión legislativa.

Quiero decir, hay muchísimos asuntos, como el PT ha propuesto, el texto del dictamen apunta al compromiso de que esta Cámara llevará a cabo audiencias, no solamente sobre el outsourcing, sino también sobre un problema todavía más duro y lacerante que el outsourcing, los obreros agrícolas, que son más que tienen menos derechos y que son mucho más pobres que los trabajadores de servicios que están en el sistema del outsourcing.

Hay que acabar con la negación de los derechos. Hay que igualar sobre la base del principio de que a trabajo igual salario igual. Hay que trabajar para hacer eficaz el principio constitucional...

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Tiempo, diputado.

El diputado Pablo Gómez Álvarez: ... de que todos los trabajadores tienen los mismos derechos y que nadie puede impedir el ejercicio de los mismos. Hacia allá vamos y no le estamos dando vuelta a ese problema, lucharemos a través del...

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Tiempo, diputado.

El diputado Pablo Gómez Álvarez: ... gobierno y a través del Congreso para resolver esos dos y otros grandes problemas del mundo laboral. Gracias.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Gracias. Consulte la Secretaría, en votación económica, si considera suficientemente discutido el tema.

La secretaria diputada María Sara Rocha Medina: En votación económica se consulta a la asamblea si el dictamen se encuentra suficientemente discutido en lo general. Las diputadas y los diputados que estén por la afirmativa sírvanse manifestarlo, por favor (votación), gracias. Las diputadas y los diputados que estén por la negativa sírvanse manifestarlo, por favor (votación). Mayoría por la afirmativa, diputada presidenta. Perdón, por la negativa, por la negativa, corrijo.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: No se considera suficientemente discutido. En consecuencia, tiene la palabra la diputada Maricruz Roblero Gordillo, del Partido del Trabajo, para hablar en contra hasta por cinco minutos.

La diputada Maricruz Roblero Gordillo: Con la venia, presidenta.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Adelante.

La diputada Maricruz Roblero Gordillo: Compañeras diputadas y compañeros diputados, muy buenas tardes. La iniciativa que modifica y deroga varias disposiciones de la Ley Federal del Trabajo, de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, de la Ley Federal de la Defensoría Pública, de la Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores y de la Ley del Seguro Social en materia de justicia laboral, libertad sindical y negociación colectiva, es una propuesta vanguardista y dará certeza jurídica a las y los mexicanos trabajadores.

Con la creación de tribunales especializados integrados al Poder Judicial que reemplazarán a las actuales juntas de conciliación y arbitraje, se podrá mejorar el mapeo de los asuntos de los trabajadores que en la actualidad tienen muchas trabas y no pueden avanzar exitosamente.

Además, la libertad sindical que proveerá es fundamental para poder mejorar la democracia que siempre ha ensombrecido a estas organizaciones tan monolíticas a través de los años.

Es una prioridad para cumplir los compromisos adquiridos por el Estado mexicano con la Organización Internacional del Trabajo y del Anexo 23 del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá.

Para ejercer el derecho de sindicación y negociación colectiva, las distintas problemáticas que atienden también incluyen atención a la perspectiva de género y protección de los derechos humanos de las y los trabajadores.

Con esta iniciativa se busca atender la problemática del abuso por parte de organizaciones poco escrupulosas y sindicatos fantasmas del derecho de emplazar a huelga al patrón para exigir un contrato colectivo de trabajo.

También aprobamos mejorar el artículo 378 de la Ley Federal del Trabajo para verificar la representatividad de las y los trabajadores, para obtener la firma de un contrato colectivo de trabajo que tenga vigencia de seis meses y así garantizar una representación auténtica de trabajadores, dando como resultado que la representación sindical no se prolongue en el tiempo y sea usada en el futuro.

En aras de la eliminación de la corrupción que tanto ha dañado a nuestra nación, prohibimos que los sindicatos puedan participar en esquemas de evasión de contribuciones o incumplimiento de obligaciones patronales respecto a los trabajadores.

En el Partido del Trabajo estamos a favor de las y los trabajadores mexicanos, jamás aprobaríamos una iniciativa de ley que simule. Compañeras y compañeros, tenemos que armar un frente común con el ciudadano presidente, por lo que estamos a favor de esta reforma. Es cuanto.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Gracias, diputada. En el uso de la palabra el diputado Enrique Ochoa Reza, del PRI, para fundamentar el dictamen en pro, hasta por cinco minutos.

El diputado Enrique Ochoa Reza: Compañeras y compañeros legisladores, la reforma que discutimos hoy constituye un importante legado de la administración federal anterior, que impulsó la reforma constitucional de 2017 en materia de justicia laboral.

La reforma que hoy tenemos frente a nosotros materializa los planteamientos establecidos en el mandato constitucional vigente: 1. Las reglas para operar el nuevo sistema de justicia laboral.

2. El establecimiento de un organismo descentralizado desde el Poder Ejecutivo, con autonomía técnica como instancia conciliadora prejudicial en materia sindical.

3. El impulso de la transparencia y la rendición de cuentas que la pasada administración promovió en reforma constitucional y que también alcanza a los sindicatos y a los contratos colectivos.

La reforma que hoy se presenta se fundamenta en tres pilares esenciales: en que la justicia laboral deja de formar parte del Poder Ejecutivo para integrarse en el Poder Judicial.

Se establecen nuevas reglas y procedimientos en materia de asociación sindical que parten de la democratización en la elección de la dirigencia sindical.

Y tercero, se integran nuevas reglas en materia de contratación colectiva a partir de la importancia de garantizar que las trabajadoras y los trabajadores en el país conozcan los contratos colectivos y estén de acuerdo con ellos. Sin embargo, advertimos algunas manzanas envenenadas que han llegado al dictamen por prisa, por omisión o por una perversa intención.

En primer lugar, hace falta un artículo transitorio que claramente establezca el derecho de que se respeten tanto los contratos colectivos como el reconocimiento a los sindicatos, protegiendo su seguridad jurídica y que no se les aplique retroactivamente, de manera negativa esta nueva ley.

Segundo. Nuestra Constitución obliga al voto personal, libre y secreto en las decisiones sindicales. Sin embargo, en esta reforma se esta reforma se establece el voto directo. Es importante reconocer que en gremios nacionales es impráctica la posición legal y que se debe sustituir esa frase para incluir el voto directo o indirecto, de acuerdo a como corresponde.

Tercero, la obligación de la autoridad de verificar los procesos de elección en las mesas directivas sindicales es una intromisión de la autoridad que es inaceptable. Sobre todo si no existe una solicitud expresa de los agremiados inconformes. No podemos permitir que en una modernización en materia laboral se entrometa la autoridad en la vida autónoma de los sindicatos.

Cuarto. Es de suma importancia que en las revisiones contractuales se permita la libertad de negociación colectiva, de conformidad con lo que establezcan los estatutos de cada organización sindical, siempre respetando la participación de los trabajadores en la misma.

Quinto. En la reforma se propone que exista la posibilidad de múltiples contratos colectivos en una misma empresa y también de múltiples sindicatos en una misma empresa. Esto va en contra de la seguridad jurídica de los trabajadores e impedirá que se puedan establecer mecanismos que generen más y mejores empleos en el país.

La multiplicidad de contratos colectivos, la multiplicidad de sindicatos en una misma empresa irá en perjuicio de los propios trabajadores.

Sexto. En el dictamen se prevé la posibilidad de cancelar el registro sindical cuando sus dirigentes, apoderados o representantes se desistan de continuar con un emplazamiento a huelga. Esta es una práctica administrativa que no existía en el sistema laboral vigente, en el sistema laboral que se pretende modificar y que va en contra también de la autonomía sindical.

Séptimo. En los emplazamientos de huelga debe permitirse que la primera prórroga de estallamiento pueda ser solicitada unilateralmente por el sindicato, pero que en la segunda y subsecuentes se pueda permitir que las partes, de común acuerdo, la prorrogan cuantas veces sea necesario.

Este es un elemento fundamental, porque lo que se debe privilegiar es que se pongan de acuerdo las partes para proteger la materia de trabajo, y de esa manera se proteja a las trabajadoras y a los trabajadores.

Compañeras y compañeros legisladores, estamos discutiendo un dictamen de primera relevancia para el país, el cual plantea nuevos paradigmas en materia de justicia laboral.

En el Grupo Parlamentario del PRI estamos en lo general a favor del presente dictamen y mis compañeras y compañeros presentarán las reservas que he señalado de manera somera, precisamente para defender el derecho de las trabajadoras y los trabajadores de México. Por su atención, muchas gracias.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Gracias a usted. En el uso de la palabra, la diputada Lizeth Sánchez García, del Partido del Trabajo, para fundamentar en contra, hasta por cinco minutos.

La diputada Lizeth Sánchez García: Gracias, presidenta.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Adelante.

La diputada Lizeth Sánchez García: La base trabajadora debe ser entendida como la parte fundamental de cualquier centro laboral, más allá de la mano de obra es lo que da el toque final que es el ingenio, la capacidad, son aptitudes. La mano de obra es la base del éxito en cualquier empresa, es lo que da vida a cualquier producto o servicio.

En el Partido del Trabajo así lo entendemos y pedimos ante esta tribuna considerar a cada hombre y mujer, trabajador, a través de los marcos normativos como la mejor inversión que se puede hacer.

Los y las legisladoras del Partido del Trabajo entendemos la importancia de las remuneraciones que estas impliquen y llevan como fin verdadero el bienestar de cada integrante de las familias mexicanas, por ello estamos en contra del outsourcing por considerarlo como una herramienta que agrede a la base trabajadora, pues en sus líneas convierte al trabajador en un instrumento más, en una figura desechable.

Bajo el outsourcing hoy en día miles de trabajadores dan lo mejor de su vida a través de un tercero, son subcontratados sin contar con los derechos básicos que les dan bienestar a sus familias, son prácticas engañosas que además laceran las finanzas de México, pues evaden las aportaciones al IMSS, al SAT, al Infonavit, entre otros vicios ocultos.

En el Partido del Trabajo seguiremos luchando por el bienestar de las familias mexicanas, porque además de ser la mejor inversión, los trabajadores son personas, padres y madres de familia que siempre buscan dar lo mejor, son profesionistas, somos lo más importante que tiene México, su gente.

Hoy damos un gran paso en crear las mejores condiciones laborales a los trabajadores, el PT sigue de su lado y por ello votaremos de manera general a favor, dejando un gran pendiente que es el outsourcing por lo que votaremos solo esta parte en contra. Gracias, presidenta.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Tiene la palabra la diputada Luz Estefanía Rosas Martínez, para fundamentar a favor el dictamen, hasta por cinco minutos.

La diputada Luz Estefanía Rosas Martínez: Con su venia, diputada presidenta.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Adelante.

La diputada Luz Estefanía Rosas Martínez: México atraviesa un momento de cambio institucional que sin duda abre la puerta a generar nuevas visiones sobre los ejes fundamentales de desarrollo nacional.

Este momento nos permite preguntarnos ¿es posible pensar al trabajo como fuente de progreso e integración social? ¿La promoción del trabajo digno es una herramienta para la construcción de sociedades cuestionadas y gobernabilidad democrática?

Sin duda el dictamen que se pone a consideración el día de hoy busca darnos respuesta a esas preguntas mediante la inclusión de diversas mejoras a favor de los trabajadores dentro de las cuales destacamos equidad de género, no discriminación, rendición de cuentas sindical, libertad en elecciones sindicales.

En materia de equidad de género debo resaltar la apertura para avanzar en la materialización de políticas que garanticen la igualdad entre mujeres y hombres, siendo una deuda histórica con nosotras las mujeres.

Es así que las disposiciones que se introducen en el presente dictamen tienen el propósito de dar pasos firmes para alcanzar dicha igualdad en el universo productivo y de servicios mediante la introducción de tres aspectos básicos.

Primero. La obligación patronal de generar protocolos sobre equidad de género y no discriminación.

Segundo. La inclusión de una acción afirmativa para que las mujeres ocupemos espacios dentro de las directivas sindicales.

Tercero. La obligación de mantener derechos de seguridad social cuando se encuentre en proceso de resolución un juicio con motivo de discriminación por motivos de género.

Para reafirmar el tema rendición de cuentas quiero recordar que, tanto en la reforma laboral de 2012 como la reforma constitucional en materia de transparencia en 2014, la transparencia sindical permeó el debate legislativo sin llegar a un avance significativo.

Siguiendo este objetivo, las reformas que hoy votamos incorporan obligaciones sindicales específicas como la obligación de rendir cuentas de la administración del patrimonio a todos los trabajadores entregándola al Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral para su depósito y registro en un expediente. Además, flexibilizan este cumplimiento mediante la posibilidad de entregar su registro por vía electrónica.

Otro avance en materia de rendición de cuentas es la inclusión de la figura de constancia de representatividad que servirá para poder firmar el primer contrato colectivo, para darlo por terminado o para tener la representación de un contrato ley. Esta representatividad legitima a las organizaciones sindicales y da certeza a los actos jurídicos de los colectivos laborales.

Como último, quiero referirme a la democracia sindical que se refleja no solamente en las elecciones, asambleas o toma de decisiones, sino en llevar una verdadera vida laboral que respete los intereses de la mayoría.

Es así que el presente dictamen propone estimular un régimen interno democrático en todos los sindicatos, sin violar la autonomía sindical. Esto lo hace mediante la inclusión de requisitos mínimos en los estatutos sindicales como son procedimiento de elecciones, plazas de convocatorias, lugares de votación y elaboración de un padrón confiable.

Estoy convencida de que estas reformas serán de gran utilidad para lograr la sindicalización del trabajo con el menor costo social y sin perjudicar a la producción. Es cuanto.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Gracias, diputada. En el uso de la palabra el diputado Santiago González, del Partido del Trabajo, en contra, hasta por cinco minutos. En tanto llega el diputado a tribuna, están en esta sala como invitados, 30 alumnos de la Unidad Académica Multidisciplinaria Zona Media de Río Verde, San Luis Potosí, son alumnos que cursan las carreras de licenciatura en Administración, Contaduría Pública y Finanzas y un egresado de la licenciatura en Ingeniería Civil, invitados por el diputado Óscar Bautista Villegas. Sean ustedes bienvenidos y bienvenidas. Adelante, diputado Santiago González.

El diputado Santiago González Soto: Con la venia de la Presidencia. Subo a esta tribuna en representación de mis compañeros del Partido del Trabajo porque si bien es cierto que la propuesta de esta reforma conlleva el fin de algunas de las prácticas nocivas del sindicalismo, si bien es cierto con las que estamos de acuerdo, estamos totalmente en contra de las prácticas del outsourcing.

Y estamos totalmente en contra porque efectivamente a lo largo de los años estas prácticas le han quitado todas las prestaciones a las que un trabajador pudiera tener derecho. Estas son prácticas que debemos desaparecer en nuestro país porque los miles y millones de trabajadores de esta gran nación requieren de nuestra atención.

Por eso, efectivamente, en el tema del outsourcing decimos no, porque estamos ciertos de que nuestros trabajadores requieren de todos los servicios y también de todo lo que tenga relación con sus prestaciones, su antigüedad y con todos los derechos que, a lo largo de los años, los mismos trabajadores han luchado para ganarse estos derechos.

Por eso queremos decirles y preguntarles: ¿cómo vamos a enfrentar la próxima revolución industrial, la 5.0, en un país en el que efectivamente no le brindamos protección sindical a nuestros trabajadores?

¿Cómo la vamos a enfrentar si efectivamente la robótica les está quitando parte de esos empleos que se van a generar en este futuro? Ahí es en donde tenemos que pensar que esta reforma laboral debe darles la protección a los trabajadores, porque finalmente la inteligencia artificial no debe pasar por la inteligencia del ser humano. Y ahí es en donde nosotros seguimos impulsando que se acabe el charrismo, que se acaban las outsourcing, que se acaben los sindicatos blancos y que se acaben todas aquellas prácticas que han sido nocivas a lo largo de la historia para este país y sus miles de trabajadores.

Asimismo también queremos señalar que parte de esto, nosotros en el Partido del Trabajo queremos hacer el señalamiento puntual de que este posicionamiento, sí efectivamente, es en contra de las outsourcing y que nuestro voto, efectivamente, como grupo parlamentario será en conciencia con las grandes mayorías que demandan de sus diputados, no solamente congruencia, sino que demandan el cumplimiento de promesas hechas en campaña, y que hoy queremos refrendarlas a través, precisamente, de este posicionamiento que estamos haciendo, y que estamos seguros que el pueblo de México nos lo va a agradecer en el momento en el que sepan que estamos luchando por esos derechos. Es cuanto, diputada presidenta.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Gracias. En el uso de la palabra el diputado Marco Antonio Medina Pérez, de Morena, en pro, hasta por cinco minutos.

En tanta llega a la tribuna, están con nosotros alumnos del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad de Guadalajara, División de Estudios Jurídicos, invitados por el diputado Tonatiuh Bravo Padilla. Sean ustedes bienvenidos y bienvenidas. Adelante, diputado Marco Antonio Medina Pérez.

El diputado Marco Antonio Medina Pérez: Muchas gracias, diputada presidente, con su venia.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Adelante.

El diputado Marco Antonio Medina Pérez: Este día los derechos laborales darán un salto cualitativo fundamental.

Estamos en posibilidad de propiciar una realidad laboral más justa para los trabajadores mexicanos. Más de 100 años han transcurrido desde que el marco que norma la vida laboral mexicana fuera consagrado en nuestra Constitución Política de 1917.

Posteriormente se creó la Ley Federal del Trabajo, en 1931, y una subsecuente reforma a ese texto legal se suscitó en 1970. Más tarde, en 1992, a propósito del outsourcing y de todo el asunto este que veníamos discutiendo, hubo una regresión laboral propiciada por las fuerzas de derecha, y fue hasta hace dos años que se promulgaron las modificaciones constitucionales al artículo 123 en materia de justicia laboral y democracia sindical.

Efectivamente, esta reforma es la que nos obliga ahora a llevar a cabo la reforma a la ley secundaria, en este caso es la Ley Federal del Trabajo. Así, las y los diputados de esta legislatura hemos elaborado en conjunto con trabajadores, miembros de los Poderes del Estado, juristas, representantes de organismos patronales y de la sociedad civil, en un amplio ejercicio de parlamento abierto, una iniciativa que reforma principalmente la Ley Federal del Trabajo vigente, además de la Ley Orgánica del Poder Judicial al de la Federación, la Ley de la Defensoría Pública, la Ley del Infonavit y la Ley del Seguro Social.

Estas modificaciones suponen un cambio de paradigma que abarca aspectos procesales e institucionales que habrán de cristalizar, entre otros aspectos, en la instauración de mecanismos de transparencia y rendición de cuentas en los registros de sindicatos y contratos colectivos; en la protección del voto personal libre y secreto al interior de los sindicatos; en la fijación de dispositivos de transparencia y rendición de cuentas en el manejo de las cuotas y las finanzas sindicales; en la revisión de los contratos colectivos en un plazo no mayor a cuatro años, posteriores a la entrada en vigor de esta legislación.

No es cierto que sea hasta dentro de cuatro años que tengamos esta revisión, sino que se da un plazo, en estos cuatro años se tendrá que dar la revisión por lo menos una vez de estos contratos colectivos.

De la creación de un Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, con plena autonomía de decisión y de gestión, y en la constitución de tribunales laborales adscritos al Poder Judicial. También en la incorporación de los principios de oralidad, inmediación, continuidad, concentración y publicidad, para los juicios que se desarrollen en materia laboral.

Es cierto que hay factores internacionales que invitan a que esta reforma laboral sea aprobada, ahí está el tratado que tenemos ahora suscrito entre México, Estados Unidos y Canadá y que todavía está en proceso de ratificación. También está la necesidad de cumplir con los convenios 87 y 98, suscritos por México en la Organización Internacional del Trabajo. El Convenio 189 data de 1949 y hemos tardado un sinfín de años para que este convenio sea aprobado por el Senado de la República.

Sin embargo, esta reforma laboral tiene en su esencia una historia de luchas, de movimientos democráticos sindicales, mismos que durante años clamaron por condiciones de trabajo más justas, por negociaciones de contratos colectivos que en verdad pusieran los intereses de los trabajadores sobre la mesa, además de que los sindicatos fueran efectivos en su representación y no instrumentos de simulación que se puedan vender al mejor postor.

Hoy estamos en condiciones de decir, compañeras y compañeros legisladores, basta ya de sindicatos charros, basta ya de negociaciones en lo oscuro, que perjudican a los trabajadores. Basta de la comisión entre autoridades y patrones en detrimento de los trabajadores.

En contraste, estamos en una posición privilegiada desde la cual podemos dar la bienvenida a un modelo de justicia laboral más eficaz e imparcial, a la libertad sindical y de procesos de negociación colectiva que beneficien a los trabajadores. Es cuanto y muchas gracias.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Muchas gracias a usted, diputado Marco Antonio Medina. Solicito a la Secretaría consulte a la asamblea, en votación económica, si se encuentra suficientemente discutido.

La secretaria diputada Karla Yuritzi Almazán Burgos: Sí, señora presidenta. En votación económica se pregunta a la asamblea si el dictamen se encuentra suficientemente discutido en lo general. Las diputadas y los diputados que estén por la afirmativa sírvanse manifestarlo (votación), gracias. Las diputadas y los diputados que estén por la negativa sírvanse manifestarlo (votación). Señora presidenta, mayoría por la afirmativa.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Adelante. Se considera suficientemente discutido en lo general. Pido a la Secretaría dar cuenta o dar lectura a los artículos reservados.

La secretaria diputada Karla Yuritzi Almazán Burgos: Sí, señora presidenta. Los artículos reservados son: 3o., párrafo cuarto; el 279 Quáter; 365 Bis, fracción VI; 3o. Ter, fracción II; 110, fracción VI; 523, fracción II Ter; 15 A; 15 C; 15 D; 33; 47; 48; el 394; 700, fracción II; 848; el 48 Bis, fracción I; el 828; adición de un transitorio; el 110, fracción VI; adición de un transitorio; el 132, fracción XXX; el 153 K, fracción XII; el 365, fracción II; el 365 Bis, fracción VII; 390 Bis; 170, fracciones II y II Bis; 245 Bis, la supresión; el 828; el 1007 Bis; 333; el 604; el 343-E, adición de una fracción; el 590-A, fracciones I y II; el 358, fracción II; el 364, párrafo primero; el 371, fracciones IX y X; el 371 Bis, fracción III, suprimir; el 373, párrafo segundo y tercero, suprimir; el 389; 390 Bis; 390 Bis, inciso a); el 390 Ter; el 897-A, párrafo segundo; el 358, fracción II, hay dos propuestas; el 364 Bis, párrafo primero; 371, fracción IX; el 371, fracción IX Bis; décimo segundo transitorio; el 358, fracción III; el 360, último párrafo, suprimir; el 364; el 371, fracción XIV Bis, suprimir; el 371 Bis, fracción III; 371 Bis, fracción II; 390 Bis; 390 Bis, inciso a); 390 Ter, fracción I; el 400 Bis, párrafo primero; adición de un transitorio; adición de un transitorio; el 390 Bis, inciso d); 391; 390 Bis, inciso d); 390 Ter; 590-A, fracción V y adición de una fracción; el 390 Ter; el 390 Ter; 390 Ter, inciso b); 3l; 927, fracción V; 395; 395, suprimir; 590-D, adición de cuatro incisos; el 400 Bis, párrafo primero; 400 Bis, párrafo primero; el 424, fracción I; el 541, fracción I; 590-A, fracción IV; 590-B, párrafo segundo; 590-D, adición de un inciso f) y fracción VIII; 590-F, párrafo cuarto; el 684-G, fracción II; 685 Ter, fracción I; el 3o.; el 5o.; el 590-B, adición de dos párrafos; 610; 685; 720; 684-G, fracción VII; el 685; el 784, fracción VI; el 784, fracción VI; el 892; el 920, fracción II; 926; 927, fracción V; 929; 937, párrafo primero; el 1007 Bis, adición.

Y los artículos transitorios del proyecto que son el decimoséptimo y adición de un transitorio. Es cuanto, señora presidenta.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Se recibió del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo comunicación relativa al apartado de las consideraciones del dictamen de la Comisión de Trabajo y Previsión Social que se encuentra a discusión. Intégrese el documento al expediente que será remitido al Senado de la República. Se recibieron 104 propuestas de 50 diputadas y diputados.