La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Tiene la palabra, hasta por cinco minutos, la diputada Lizbeth Mata Lozano, del Grupo Parlamentario del PAN, para presentar iniciativa con proyecto de decreto que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Ley General de Partidos Políticos, a fin de garantizar la paridad de género en la integración de los órganos de dirección de los partidos políticos.

La diputada Lizbeth Mata Lozano: Con su venia, presidenta.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Adelante.

La diputada Lizbeth Mata Lozano: Con el permiso de la Mesa Directiva. Diputadas y diputados de esta soberanía.

Hago uso de la voz para presentar una reforma a diversos artículos de la Ley General de Partidos Políticos en materia de paridad de género. No se trata ahora de cargos de elección popular, sino de cargos partidistas de alta dirección.

Como ustedes lo saben, con el paso del tiempo se han venido desarrollando acciones afirmativas de carácter temporal en favor de la mujer, a fin de reducir la brecha de desigualdad entre géneros, garantizadas principalmente por múltiples tratados internacionales.

De esta forma, poco a poco se ha fortalecido la participación política de las mujeres en cargos de elección popular y se ha avanzado en el combate a toda forma de discriminación y exclusión histórica. Incluso, hemos logrado que las jurisprudencias más recientes de las autoridades judiciales garanticen que las postulaciones paritarias, las cuotas de género y de cualquier medida afirmativa de carácter temporal por razón de género, debe aplicarse procurando el mayor beneficio hacia las mujeres.

Sin embargo, a pesar de los avances conquistados, la disparidad en el acceso de mujeres y hombres a cargos de alta dirección en los partidos políticos se hace evidente y cobra relevancia la necesidad de ampliar los parámetros de igualdad de oportunidades en esta región.

Afortunadamente el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ha sostenido que los partidos políticos están obligados a garantizar la paridad de género no sólo en las candidaturas a cargos de elección popular, sino también en la integración de sus órganos de dirección. Ello, con independencia de las normas internas que regulan sus asuntos internos sean omisas al prever la paridad de forma expresa.

Por ello, el principio de paridad de género también debe garantizarse en la postulación de candidaturas a cargos de dirección partidista, al ser los partidos políticos entidades cruciales para la participación política de las mujeres. De ahí la urgente necesidad de fortalecer su incursión en los órganos de representación partidaria en la misma dimensión y alcances que suceden las candidaturas de cargos legislativo y municipales.

A fin de robustecer el marco legal existente que regula la vida interna de los partidos políticos y con el propósito de apegarse a los estándares internacionales más aceptados en materia de paridad de género, se propone reformar y adicionar los artículos 25, 40, 43, 44 y 46 de la Ley General de Partidos Políticos.

Con ello, lograremos establecer mejores condiciones de competencia y representación paritaria en la integración de órganos de dirección, lo cual es necesario para lograr la igualdad sustantiva en el ejercicio del poder público, en la toma de decisiones en los mecanismos de participación y representación social y política, desde el interior de los partidos políticos.

Cabe destacar que en el Partido Acción Nacional ya cumplimos desde nuestros estatutos generales con estos estándares de igualdad en el acceso a cargos de alta dirección partidista, tanto en la integración del Comité Ejecutivo Nacional y en el Consejo Nacional, así como en la Comisión Permanente Nacional y los demás órganos estatales y municipales.

Nuestra intención es que todos los partidos políticos por igual se apeguen a los postulados construidos a base de los criterios judiciales que sostienen la existencia de una doble dimensión, a saber, la paridad vertical y la paridad de enfoque horizontal, lo que resulta de suma importancia lograr la igualdad sustantiva y eleva su estándar de protección.

Compañeros legisladores, mediante el impulso de estas medidas legislativas reformularemos la concepción del poder político como un espacio que debe ser compartido en partes iguales entre hombres y mujeres, para configurar un nuevo contrato social que permita y permee dentro de las sociedades democráticas como la nuestra y qué mejor sea garantizando desde el interior de los partidos políticos. Es cuanto, diputada presidenta.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Gracias. Túrnese a la Comisión de Gobernación y Población, para dictamen y a la Comisión de Igualdad de Género, para opinión.