La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Pasamos a la segunda ronda. Tiene la palabra hasta por cinco minutos el diputado Irineo Molina Espinoza, del Grupo Parlamentario de Morena, para presentar iniciativa con proyecto de decreto que reforma y adiciona el artículo 115 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

El diputado Irineo Molina Espinoza: Con su venia, diputada presidenta. Compañeras y compañeros diputados, la iniciativa que presento plantea la reforma al artículo 115 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, teniendo como objetivo sentar las bases para fortalecer al municipio como figura político-administrativa, reconociendo la pluralidad cultural, la organización social, la regionalización territorial, el crecimiento demográfico y demás factores que inciden directa o indirectamente en el desarrollo de nuestro país, con el objeto que el municipio tenga un mayor impacto en el desarrollo y el bienestar social de nuestra gente.

Derivado del estudio y análisis al artículo 115 constitucional, podemos observar un planteamiento generalizado sobre la organización y funcionamiento de los municipios, las percepciones homogéneas.

Sin embargo, las características de los municipios son diversas y como ejemplo, la pluralidad cultural de los grupos éticos, quienes en su organización comunitaria expresan formas particulares de trabajo. Tenemos entonces una composición heterogénea, donde el desarrollo de cada municipio es distinto, lo que genera a su vez, una grave desigualdad social.

En la historia de México, los pueblos y comunidades indígenas han tenido una participación constante y destacada, ya que se han distinguido por ser un sector de la población que pese a las desigualdades sociales que han enfrentado desde la colonia y posterior a la independencia, se han mantenido luchando por el respeto y reconocimiento de sus lenguas, su cultura, usos, costumbres, tradiciones, y por mantener el equilibrio de los recursos naturales de los lugares donde se encuentran asentados.

La lucha por el reconocimiento de los pueblos y comunidades indígenas, no es un tema exclusivo de la nación mexicana, pues en la década de los 50, se gestaron movimientos en diversos países que contaban con poblaciones indígenas u originarias, logrando que el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo de las Naciones Unidas, reunidos en Ginebra, Suiza, el 27 de junio de 1989, suscribieron el convenio sobre pueblos indígenas y tribales en países independientes, mismo que fue suscrito por el Estado mexicano el 13 de agosto de 1990.

Es importante destacar que lo que siempre han buscado dichos pueblos, es el reconocimiento a su derecho a seguir siendo indígenas. Por ello se lograron las reformas constitucionales primero al artículo 4o, y posteriormente al artículo 2o., reconociendo la integración multicultural de la nación fundada en sus pueblos originarios.

Dichos preceptos constitucionales reconocen y protegen el desarrollo de las comunidades indígenas, protegiendo sus lenguas, sus culturas, usos, costumbres, recursos y la manera de organizarse. De igual forma, se les brinda acceso a la jurisdicción del estado y recae en las autoridades la obligación de tomar en cuenta sus prácticas y sus costumbres. De ahí la necesidad de incluir en el artículo 115 constitucional dicho reconocimiento.

Esta característica de municipios con pueblos y comunidades indígenas u originarias traería a su vez el reconocimiento de diversas formas de composición, designación y funcionamiento de sus ayuntamientos, cuya renovación de sus integrantes debe efectuarse mediante sus normas internas o mediante mecanismos establecidos en la legislación político-electoral, como lo hemos hecho en mi estado de Oaxaca, haciendo énfasis en que los pueblos y comunidades indígenas tienen tradiciones, usos y costumbres que varían según la cultura y la región, por lo que corresponderá a las legislaturas estatales incluir en sus respectivas Constituciones y leyes la caracterización de los mismos respetando las circunstancias particulares.

Para alcanzar un estado sólido, es fundamental garantizar la justicia social que demanda nuestro pueblo, impulsando el crecimiento económico sostenido y sustentable en cada uno de los municipios del país, especialmente en aquellos donde exista una mayor pobreza o un bajo índice de desarrollo humano. Esto con el propósito de brindar una vida digna a toda nuestra población.

Por lo antes expuesto, la legislación federal tendría que brindar las bases legales para que los municipios se fortalezcan en un ambiente de democracia participativa, garantizando la plena participación ciudadana, el respeto a los derechos humanos, la pluralidad, la diversidad cultural y los elementos particulares que los hacen diferentes.

En suma, para que exista un verdadero fortalecimiento, progreso, desarrollo y crecimiento municipal como base de la organización política, económica y social del Estado mexicano, se debe mantener el federalismo, el equilibrio, la coordinación y la...

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Concluya, señor diputado.

El diputado Irineo Molina Espinoza: ...cooperación entre Poderes y los tres niveles de gobierno, lo que se traducirá a su vez en el fortalecimiento de la república, ya que tanto el federalismo y el municipio deben de convertirse en el sustento del desarrollo nacional. Es cuanto, presidenta.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Gracias. Túrnese a la Comisión de Puntos Constitucionales, para su dictamen. Nos visitan en esta Cámara estudiantes de la Universidad Libre de Derecho de Puebla, y de la Ciudad de México, invitadas, invitados por la diputada Verónica Sobrado Rodríguez, el diputado Juan Carlos Romero Hicks y la diputada Martha Tagle Martínez. Sean ustedes bienvenidas y bienvenidos.