El presidente diputado Edgar Romo García: Tiene el uso de la tribuna el diputado Braulio Mario Guerra Urbiola, para fijar la posición del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, hasta por cinco minutos.

El diputado Braulio Mario Guerra Urbiola: Con su permiso, señor presidente. En este tiempo, en el siglo XXI, el fuero representa una clara distorsión de nuestra democracia y del ejercicio del poder público.

Así como hoy en nuestra generación no podemos concebir que durante el siglo XX las mujeres no tuvieron derecho a su voz y al voto. Así como en el siglo XIX no podemos concebir que existieren personas sujetas a la esclavitud, las próximas generaciones a mediados de este siglo XXI no podrán comprender que en este, en nuestro tiempo, existieren privilegios para los servidores públicos que los diferenciaren de cualquier ciudadano.

Por eso, el Grupo Parlamentario del PRI va de la mano con sus principios y con sus ideas, para que no exista ningún otro privilegio en este país, más que el de ser mexicanos. Por ello mismo esto representa, en el juicio de procedencia y en el fuero, una discordancia con nuestro tiempo.

Se avanza en el combate a la corrupción a pasos agigantados. Al presidente de México solamente se le podía juzgar por traición a la patria, que es un concepto muy amplio, o ya fuera por delitos del fuero común, de naturaleza grave.

Hoy, desde la punta de la pirámide del organigrama político de nuestro país, hasta la posición más humilde del servicio público, todos tenemos y tendremos que dar la cara y ajustarnos a la ley. Ser vinculados a proceso si faltamos a ella y también ser apresados o encarcelados, si fuera el caso que existiere una condena o una sentencia ejecutoriada.

En este dictamen, que estamos también apoyando desde nuestro grupo parlamentario, el mayoritario en cantidad en esta legislatura también estamos potenciando la libertad de expresión, para que ninguna persona pueda ser sujeta de una persecución de orden penal por la libertad que hoy se debe tener en su máxima expresión en cuanto a la manifestación de sus ideas.

Es decir, no se diferenciará entre lo que expresa un ciudadano, pero tampoco en cuanto a lo que representa la inviolabilidad de lo que los legisladores dicen y parlan en el parlamento mexicano.

Por eso mismo, también en congruencia con este dictamen seguiremos trabajando e impulsando iniciativas desde el PRI, desde esta tribuna y este Congreso para fortalecer las diversas instituciones de justicia, para que nuestro sistema tenga también las garantías de que la política se hará con responsabilidad y con honestidad. Y que la procuración y la administración de justicia tendrán un apartado en el marco de la imparcialidad.

Es por ello, compañeros y compañeras, que de manera decidida, de la mano de nuestros liderazgos, apoyamos las distintas opiniones, puntos de vista en el concurso de todos los que participaron con distintas iniciativas en este momento histórico, en esta votación, que sin duda se enmarca en el camino legislativo de nuestro país.

Incorporada la de nuestro coordinador Carlos Iriarte y todas aquellas ideas que son parte y que hacen eco, sin duda, de lo que la sociedad mexicana hoy nos reclama: igualdad para todos, justicia para todos y que cualquier mexicano o mexicana respondamos frente a la ley cuando faltemos a ella.

Por ello el día de hoy el Grupo Parlamentario del PRI con convicción está decidido a otorgar su voto a este dictamen para que hagamos historia y para que trascendamos como legisladores, de la mano y con el eco del reclamo de los ciudadanos que demandan transformaciones y cambio en nuestro país. Es cuanto, señor presidente.