La presidenta diputada Dulce María Sauri Riancho: Tiene la palabra el diputado Isaías González Cuevas, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional.

El diputado Isaías González Cuevas: Con su permiso, señora presidenta. Compañeras y compañeros diputados, el Grupo Parlamentario del PRI manifiesta su apoyo en lo general y el compromiso a dicho dictamen para transitar al nuevo modelo de justicia laboral.

Nuestro apoyo resulta de una consulta a nuestra base sindical y de la decisión de privilegiar en todo tiempo el interés superior de los trabajadores y sus familias.

No hay país en el mundo que viva sin trabajadores ni economía alguna es posible sin su concurso. Por eso, cualquier decisión que pueda afectarnos implica un acto de responsabilidad política, independientemente de quien haya hecho la propuesta o de quienes la suscriben.

No podríamos jamás ir en contra de la libertad sindical que corresponde con la garantía de la democracia sindical expresada a través del voto personal libre y secreto de las y los trabajadores.

Tampoco podemos ir en contra de la transparencia y la rendición de cuentas que las organizaciones realizan a sus agremiados. Más aún, nos satisface que en la reforma se proponga a la igualdad de género en la integración de las mesas directivas de las organizaciones sindicales.

En los artículos 331 y 342 se propone la normativa para que por fin las trabajadoras del hogar puedan integrarse a la seguridad social, al establecimiento de su derecho, a los días de descanso, alimentos, habitación y pago en efectivo, esta es una vieja aspiración que por fin se establece en la ley en la que jamás podríamos estar en contra.

Sin duda alguna, que la libertad sindical y la democracia sindical corren en paralelo y constituyen obligaciones que la vida contemporánea ha impuesto. No se puede obligar a nadie a ser parte de un sindicato o federación o confederación, los tiempos han cambiado y esta es una realidad que tenemos que entenderla, aceptarla y enaltecerla.

Hay muchos sindicatos y organizaciones sindicales democráticas que eligen a sus mesas directivas a través del voto personal, libre y secreto, es el momento establecido como lo dice el dictamen, de precisarlo detalladamente, puesto que las mesas directivas así electas tendrán la autoridad moral, plena y la suficiencia para representar a los trabajadores ante las autoridades y también frente a los problemas propios de una relación laboral con los empleadores.

Es indudable que en la nueva visión de la sociedad exige información puntual de la autoridad y también de los sindicatos y de las organizaciones que representan a la sociedad organizada, por eso apoyamos la redacción del artículo 373 que garantiza la certeza y la confiabilidad y la legalidad plena que tiene que ver con la rendición de cuentas, que todos estamos obligados a hacer así, como la obligación de transparentar el contenido de los estatutos que rigen la vida sindical, el reglamento interior de trabajo y el contenido de los contratos colectivos de trabajo, garantizando que los trabajadores puedan tener acceso directo a estos documentos y así puedan con eficacia exigir puntualmente el cumplimiento de sus derechos.

Estimamos que estos principios van a garantizar la eliminación de los contratos de protección y los llamados sindicatos blancos que han desprestigiado al sindicalismo nacional y contribuyen frecuentemente al reclamo ante la Organización Internacional del Trabajo.

Por primera vez en nuestro país contaremos con un Centro Nacional de Conciliación y Registro Laboral como órgano descentralizado y que este organismo otorgará los registros sindicales y también con la garantía de hacerlo sin la intervención de empleadores y del gobierno, dando cumplimiento al Convenio 87 de la OIT.

La llamada reforma laboral sin duda alguna beneficiará a las trabajadoras y los trabajadores de nuestro país, al precisar valores y principios que deben honrar los sindicatos y las organizaciones que se sumen con justicia como auténticos representantes de los trabajadores.

La reforma laboral sin duda alguna beneficiará a los trabajadores de nuestro país al precisar valores y principios que deben honrar los sindicatos y las organizaciones que asuman con justicia como auténticos representantes de los trabajadores.

La presidenta diputada Dulce María Sauri Riancho: Compañero diputado, su tiempo se ha agotado.

El diputado Isaías González Cuevas: Termino, señora presidenta. Es indudable que no podemos estar en contra de tales principios y no podemos objetar la libertad sindical y mucho menos la democracia de las organizaciones sindicales.

Así, pues, compañeras y compañeros, que nosotros estamos por la democracia sindical, la rendición de cuentas, la transparencia y la libertad sindical. Por eso nuestro voto será en favor de este dictamen en lo general, dado que tenemos algunas reservas que hemos presentado. Muchas gracias por su atención.

La presidenta diputada Dulce María Sauri Riancho: Muchas gracias, diputado González Cuevas. Saludamos a los estudiantes y docentes del bachillerato General Quetzalcóatl, invitados por el diputado Benjamín Saúl Huerta Corona. Así como también a alumnas y alumnos de la Universidad Tetec del estado de Morelos, invitados por el diputado Oscar Daniel Martínez Terrazas.

A las y los estudiantes del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad de Guadalajara, División de Estudios Políticos, invitados por el diputado Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla. Y a los estudiantes de Derecho de la Universidad Leonardo Da Vinci, campus Tehuacán, Puebla del estado de Puebla, invitados por la diputada Nayely Salvatori Bojalil.  A todas y todos ustedes, bienvenidos a esta Cámara de Diputados.