El presidente diputado Edgar Romo García: Tiene el uso de la tribuna el diputado José Hernán Cortés Berumen, del Partido Acción Nacional, para fijar la posición de su grupo parlamentario, hasta por cinco minutos.

El diputado José Hernán Cortés Berumen: Con la venia de la Presidencia. El día de hoy se pone a consideración el dictamen que sin duda será la iniciativa más emblemática de esta legislatura, por fin el presidente de la República deja de ser intocable, por fin se incluye para que sea motivo de juicio político, por fin se escucha el clamor ciudadano de la eliminación del fuero de todos los servidores públicos, del cual lo gozaban y que estaban protegidos y resguardados en el artículo 111 constitucional. Sin duda esta será, repito, la iniciativa más emblemática de esta legislatura.

Definitivamente si analizamos históricamente cómo es que nació la inmunidad constitucional, o mejor conocida como fuero, en aquel momento de la historia, bajo aquellas circunstancias, era un clamor ciudadano para proteger al legislador, para proteger la expresión de las ideas, porque estaba sujeto de amenazas, de presiones.

Cualquier comentario que fuera vertido en contra del presidente, en contra de algún gobernador, en contra del Poder en turno, era motivo para poderlo privar de la libertad, incluso hasta privarle de la vida.

En aquel momento fue un clamor ciudadano de darle una protección para poder tener la posibilidad de poder disentir con el gobierno y de señalar lo que no era correcto hacer, pero lamentablemente en otro momento y bajo otras circunstancias se abusó de esta figura, se desvirtuó esta figura y se convirtió en un halo de protección para que fuera prácticamente intocable cualquier político que gozara de esta inmunidad.

Y es así que entablado en un juicio de procedencia, que curiosamente no pasaba nada, se iniciaba algún procedimiento en Cámara, pero era prácticamente la línea defensiva de contención para que no caminara ningún proceso, jamás se podía desaforar a alguien para que pueda ser sujeto de una justicia penal. Ante ese abuso y ante el clamor ciudadano evidentemente es una necesidad el poder hacer realidad el hecho de que el fuero ya no exista más en este país.

Si hablamos de que alguno de los candidatos pueda estarse atribuyendo que es por iniciativa, por solicitud o por sugerencia de él, que pueda estar sucediendo en este sentido, pues la pregunta sería, ¿por qué hasta ahora tuvieron voluntad? Porque desde hace más de 20 años Acción Nacional ya había presentado iniciativas para que fuera el presidente de la República sujeto de juicio político, y muestra de ello es que el 21 de octubre de 1998 se presentó senda iniciativa en este sentido.

El 7 de noviembre de 2002 se presenta también por parte de Acción Nacional una iniciativa para la eliminación del fuero. Es decir, que quede muy claro, incluso Acción Nacional estaba pidiendo la desaparición del fuero mucho antes que muchos de los partidos que hoy se ven representados aquí, que incluso hubieran existido.

Antes de que tuvieran vida política Acción Nacional ya estaba pidiendo que estuviera esto siendo realidad, haciendo la eliminación del fuero e incluso el juicio político para el presidente de la República.

Que no sea una simulación, este será un gran paso que esté dando la Cámara de Diputados, pero también esperemos que la Cámara de Senadores haga lo propio y que la mayoría de las legislaturas de los estados también lo puedan aprobar para que esto pueda ser sancionado y promulgado por el Ejecutivo.

Esto no debe de quedar como una simulación, debe ser una realidad, porque México necesita que realmente todos los funcionarios públicos rindan cuenta de cara a sus propias acciones. Es cuanto, señor presidente.