El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Pasamos a la discusión del dictamen. Tiene la palabra, para hablar en pro, el diputado Porfirio Muñoz Ledo, hasta por cinco minutos.

El diputado Porfirio Muñoz Ledo: Muchas gracias. Gracias. No hablo realmente como presidente de esta Mesa, sino como un feministo confeso. Estamos organización la Asociación Nacional de Feministos. Por lo cual invito a todos mis compañeros varones a que se inscriban.

No hay igualdad ni siquiera paridad si no hay un empate de voluntades, la de las mujeres que son el motor y la de los feministos.

La cuestión es de perspectiva cultural. Por eso aspiramos que las reformas que han ocurrido en la sociedad, que aquí están, se transformen en una legislación definitiva.

Voy a decir tres cosas que me interesa dejar claro:

La primera es que no debemos seguir incurriendo en una confusión entre igualdad y paridad. La igualdad es un principio universal en todos los ámbitos de la actividad humana.

El artículo 22 de la Declaración Universal de los Derechos del Hombre, es que es la madre de todas las –la madre, en femenino, eh– de todas las convenciones es clarísima: igualdad de acceso a la función pública. Sí es importante para mí y no lo considero una veleidad distinguir entre paridad e igualdad.

Aquí algunas compañeras emplearon sobre todo igualdad, otras sobre todo paridad, pero no es complicado. La igualdad es la conformidad de algo con otra cosa o la equivalencia, es decir, que son iguales, obviamente. Y la equidad, es la comparación de algo con otra cosa. No sé si me explico.

Yo lo veo así, consultando, he trabajado con mucha gente en esto. La paridad es el camino y la igualdad es la meta. Eso facilita la comprensión. La equidad es el camino y la igualdad es el método. O, el valor que se busca es la igualdad, y el método es la paridad.

Sería absurdo que consideremos que el principal problema del país es la desigualdad en todo, entre comunidades, entre clases sociales; las desigualdades, y aquí hablemos de paridad.

Es decir, es como si dijéramos que el gran problema del país no es la desigualdad, sino la falta de paridad. No puede ser que entratándose de mujeres se adelgace la propuesta y se confunda el objetivo con el método.

Lo segundo que quiero decir es que hay que felicitarlas. Yo no digo solo porque ustedes lo consideran un gran avance, sino por el entusiasmo con el que acogen esta minuta. Sí decir también que atribuyo esta alegría a una especie de ruptura de represión.

Uso la palabra represa, que no es dos veces presa, porque están actuando ustedes como si se hubiera roto una represa y el agua empezara a fluir. Es exactamente lo que va a pasar, por eso hay que aplaudir esta decisión.

Sí han decidido ustedes, ha tenido algunas diferencias de perspectiva que hay que ir paso a paso. Yo digo que lo entiendo porque es la inercia del pasado, donde había que ir pasito a pasito buscando los atajos para llegar a la igualdad entre géneros, y yo aquí difiero un poco.

Yo creo que una cuarta transformación es hacer las cosas que antes no se podían hacer. Aquí dijo una compañera, pasamos del sueño a la historia. Esa es la cosa, hoy podemos hacer las cosas que antes eran utopía. Es por ello que mi invitación cordial es que vayamos juntos mucho más adelante.

A veces se nos olvida victorias en el tema que fueron históricas, Beijín en 1995, Belem do Pará.

Con mucho gusto, compañero, ¿cuántos minutos me faltan para cedérselos? Me da mucho gusto saludarlo, mucho gusto le cederé mi tiempo.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Continúe, diputado.

El diputado Porfirio Muñoz Ledo: Termino. Entonces, invito a que esta minuta, que se va a discutir en la comisión y se va a enviar al Senado, habrá otra de iniciativas de la Cámara que contemplen otros temas. Este documento es esencialmente sobre paridad, hay otros que versan sobre igualdad sustantiva, que son muchos otros temas.

Para terminar. Incluso en el tema de la función pública es necesario poner los mecanismos, porque si no, nunca va a ocurrir, y el que hemos propuesto es que quienes estén encargados de proveer un cargo público, por ejemplo, el presidente que manda candidatos a la Corte, mande candidatos, candidatas mujeres ordenado constitucionalmente hasta que se alcance la igualdad.

Esto en todos los planos, termino, yo lamento que no se hable de los sindicatos, que no se hable de las organizaciones patronales, que no se hable de todos los cuerpos colegiados que hay en un país.

Con la Iglesia no me meto, aunque un gran amigo mío, dramaturgo que ya murió, tuvo un libro magnífico que decía Debiera haber obispas. Rafael Solana.

Por último, he platicado mucho con el general, el secretario de la Defensa, ¿por qué hay más cadetas que cadetos? Para usar el lenguaje de género que tanto les gusta, y me encanta que les llamen generales y no generalas. Si no es como las coronelas, las ensalza, porque las pone al mismo nivel.

Entonces, seamos vigilantes de todos los cargos públicos y, sobre todo, de todos los cuerpos colegiados.

En la iniciativa que presenté se habla de la igualdad en los órganos académicos o públicos, que tengan interés social. Me refiero, y termino, obviamente a la Academia Mexicana de la Lengua, que está compuesta solo por hombres y que nos hace difícil la traducción del lenguaje. Muchas gracias.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Muchas gracias, diputado. Tiene la palabra la diputada Hortensia María Luisa Noroña Quezada, del Grupo Parlamentario del PRI, hasta por cinco minutos.

La diputada Hortensia María Luisa Noroña Quezada: Con la venia del diputado presidente. Compañeras y compañeros legisladores, hoy estamos dando un paso hacia garantizar la igualdad sustantiva en nuestro país y sociedad, que sin duda es un resultado alentador en la lucha de muchas mujeres por acceder a espacios no solo de representación sino también de decisiones.

Mujeres en todo el país y de todos los orígenes, y aquí aprovecho para agradecer el día de hoy la presencia de colectivos como la de Organizaciones Colectivas de Mujeres en Plural, y 50+1, que vienen a enriquecer el debate que las legisladoras y los legisladores damos el día de hoy.

Porque con este dictamen hacemos de la paridad un principio constitucional que garantizará la inclusión de las mujeres en la toma de decisiones, esfuerzo que el Grupo Parlamentario del PRI apoya por nuestro compromiso irrevocable de impulsar nuevos escenarios que permitan a las mujeres ejercer sus derechos en igualdad de condiciones.

Estamos convencidas de que la paridad de género no puede ceñirse solo al acceso a educación, salud y salarios equitativos, estos cambios serían un esfuerzo inerte si no abrazara también el propósito de procurar espacios de participación en las instancias de toma de decisiones.

Porque la participación de las mujeres en estos cargos es condición necesaria para la arquitectura de esta sociedad igualitaria a la que aspiramos como cimientos de un mejor bienestar para nuestras familias.

Y en este designio no podemos desdeñar que aún hay pendientes graves y persistentes en ámbitos como el laboral y el político. Hay todavía millones de mujeres percibiendo salarios inferiores al de los hombres, padeciendo violencia y que son ajenas a las oportunidades de desarrollo y crecimiento personal. Esto es algo que se tiene que acabar. Porque las mexicanas tenemos mucho que aportar en la conformación de esta democracia real y plena, en donde todos somos iguales en todo.

Compañeras y compañeros diputados, aún falta un gran camino para que se reconozca el peso de la confianza en nosotras mismas, en nuestra solidaridad y organización, nuestro optimismo y versatilidad, en nuestro patriotismo y en nuestra dignidad.

No se debe de dejar de reconocer que siempre hemos sido copartícipes de las transformaciones políticas, económicas y sociales de la historia de nuestro país, ni desdeñar que la historia nos ha enseñado que en la medida que superamos desigualdades históricas obtenemos un país más justo, pacífico, próspero y sostenible, por lo que es una asignatura que debe de ser una prioridad para nuestra sociedad.

Bien lo dijo el diputado que me antecedió en el uso de la voz. Esta es una lucha, una batalla que ganamos, una batalla muy importante, pero estaremos pendientes, atentas y al frente para dar muchas más batallas que nos tocará enfrentar y que seguramente la Legislatura de la Paridad ganará para que tengamos una mayor equidad política, laboral en todos los aspectos, como bien lo señaló.

Por ello, quienes integramos el Grupo Parlamentario del PRI, votaremos a favor de este dictamen, que abona a una democracia paritaria y a un Estado más inclusivo y más equitativo. Es cuanto. Muchas gracias.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Muchas gracias, diputada. Tiene la palabra la diputada Madeleine Bonnafoux Alcaraz, del Grupo Parlamentario del PAN.

La diputada Madeleine Bonnafoux Alcaraz: Con su venia, señor presidente. Gracias. Compañeras y compañeros, definitivamente hay momentos de nuestra existencia que nos marcan para toda la vida, produciendo un antes y un después. Momentos tan intensos que cuando los recordamos volvemos a sentir la misma emoción del momento que la generó.

No tengo ninguna duda que este día estoy viviendo uno de esos momentos excepcionales, como seguramente lo están viviendo todas ustedes, compañeras de la Legislatura de la Paridad de Género. Y quiero pensar que también nuestros compañeros.

Ni en mis mejores sueños logré visualizar cómo y cuándo podríamos llegar a este instante. Aun cuando la primera iniciativa que preparé y presenté como diputada es precisamente sobre gabinetes paritarios en todos los niveles de gobierno.

Hoy nos toca celebrar este logro en reconocimiento a miles de mujeres valientes, persistentes y luchadoras. Algunas de ellas reconocidas históricamente, pero muchas, las más, perdidas en el anonimato. Y que tanto unas como las otras sufrieron señalamientos, injurias, persecuciones, discriminaciones, rechazos sociales, cárcel e inclusive la muerte.

Y al hablar de muerte me refiero a la muerte en todos los sentidos: muerte a los ideales, a los deseos de igualdad y superación, a los sueños y a las aspiraciones. Duele pensar que a la fecha se nos siga matando y se haya tenido que tipificar el delito de feminicidio para poder visualizarlo y atenderlo. Un logro, sí, pero un logro que duele y que duele mucho. 

Hoy es un día histórico que nos llena de gozo, compañeras, pero que a su vez implica una gran responsabilidad. Tendremos al fin la oportunidad de estar en igualdad con los hombres en los espacios en donde se generan y ejecutan las políticas públicas. Y más allá de colores y de partidos, tendremos que decidir por qué y para qué queremos llegar.

Celebro pertenecer al Grupo Parlamentario del Partido de Acción Nacional, partido que históricamente ha acogido e impulsado a las mujeres. Un partido que cree en las mujeres y que seguramente en esta nueva etapa nos seguirá acompañando con firmeza y con convicción.

Lo hemos vivido ya en los gobiernos panistas que impulsaron los temas de mujeres, como lo fue la creación del Inmujeres, la Ley General de Igualdad entre Hombres y Mujeres, la Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, y la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas, entre otras.

Por eso hoy las mujeres del PAN, ante la posibilidad de formar parte de manera igualitaria en los espacios de toma de decisiones de los municipios, de los estados o de la federación y en los poderes, podemos decirles a los 61 millones de mujeres de México que no descansaremos hasta lograr que estos avances jurídicos redunden en políticas públicas que efectivamente provoquen cambios sustantivos en nuestra cultura política, laboral y social, en donde aún tenemos grandes rezagos.

Tendremos las mujeres la posibilidad de generar y ejecutar políticas públicas que lleguen, atiendan y sanen la célula más importante de la sociedad: a la familia, que hoy se encuentra en gran medida lacerada y enferma por causa de la falta de recursos, la desigualdad y la violencia interna, que irremediablemente se vuelca hacia las calles, los parques, las oficinas, las iglesias, las escuelas y un sinfín de lugares más.

Cada una de las mujeres presentes en este recinto tenemos una historia, a algunas nos ha costado más que a otras llegar hasta aquí y de seguro a ninguna nos ha sido fácil, pero tal vez el vivir en carne propia esta realidad generó el gran número de iniciativas presentadas en lo que va en esta legislatura enfocadas a la paridad y en todos los ámbitos de gobierno que han sido integradas en el dictamen que hoy votaremos.

El Grupo Parlamentario del PAN considera necesaria esta reforma que votaremos de manera positiva para lograr el equilibrio que requiere una sociedad igualitaria, ya que la voz, la capacidad, el sentir y el actuar de las mujeres que representamos, un poco más de la mitad de la población, deben estar presentes y activas en los espacios ejecutivos de las tomas de decisiones en la misma medida que los hombres.

Es un tema de justicia y es tema de derechos humanos, no se trata del poder por el poder, se trata del poder para hacer y contribuir a la construcción de una sociedad más igualitaria, justa y equitativa.

Hoy quiero decirles a las mujeres de México que si las mujeres llegamos a la Cámara de Diputados es para contribuir a mejorar la vida de las mexicanas, porque si la mujer mejora, mejora la familia y si mejora la familia, mejora la sociedad. En síntesis, como lo dije, es un tema de justicia y es un tema de derechos humanos.

Hoy, diputadas y diputados de la LXIV Legislatura, podremos dar respuesta y cumplirles a más de 61 millones de mexicanas, siendo partícipes de un logro producto de la paridad en esta Legislatura.

Reconozco el trabajo de la senadora del PAN, Kenia López Rabadán, quien al igual que otras diputadas de esta Legislatura ha venido impulsando desde tribuna iniciativas para lograr la paridad de género.

Valoro en gran medida la participación y aprobación por unanimidad...

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Concluya, diputada.

La diputada Madeleine Bonnafoux Alcaraz: ... de las y los senadores del dictamen en materia de paridad de género. Destaco el trabajo de proyecto de dictamen de las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales y de Igualdad de Género que hoy estaremos votando...

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Concluya, diputada.

La diputada Madeleine Bonnafoux Alcaraz: ... con la plena convicción de que después de muchos años y muchas injusticias, finalmente podremos hacer justicia a las mujeres mexicanas. Muchas gracias.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Gracias, diputada. Tiene la palabra, la diputada Beatriz Rojas Martínez, del Grupo Parlamentario de Morena.

La diputada Beatriz Rojas Martínez: Con su venia, diputado presidente.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Adelante, diputada.

La diputada Beatriz Rojas Martínez: Buenas tardes a todas y a todos los diputados presentes. Subo a hablar a favor de esta minuta enviada por el Senado de la República a esta Cámara de Diputadas y Diputados.

Representa el resultado de muchos años de esfuerzo de las mujeres para hacer valer sus derechos, así como el compromiso de las compañeras de todos los grupos parlamentarios y de los hombres que se han sumado a favor de la igualdad sustantiva. De manera especial reconocer el trabajo que realizó la senadora Martha Lucía Mícher, presidenta de la Comisión de Igualdad de Género en el Senado por Morena.

El género es materia universal que atañe desde lo personal hasta las relaciones de poder que en su conjunto están invariablemente determinadas por la cultura. La lucha de las mujeres a lo largo de la historia y el camino trazado por cada una de ellas en todos los ámbitos han modificado con el tiempo la forma de considerar a los hombres y a las mujeres, así como las relaciones entre ambos.

La inserción de las mujeres en el ámbito público ha estado plagada de obstáculos propios de esta cultura patriarcal. La participación de las mujeres en los distintos órganos de representación popular, cargos en la administración pública de las entidades locales y federales y en las principales instancias de toma de decisión aún se encuentran limitadas, ya que la toma de decisiones está integrada en su mayoría por hombres y por ende sigue prevaleciendo la política patriarcal.

Por ello la importancia de aprobar esta importante reforma constitucional, porque a partir de esta aprobación que vamos a votar en unos momentos van a cambiar las condiciones.

Las mujeres luchamos y hemos logrado llegar al tiempo que la igualdad entre mujeres y hombres es un principio jurídico universal plasmado en nuestra Constitución mexicana y reconocido en diversos compromisos internacionales sobre derechos humanos, pero la historia nos ha enseñado que sólo nosotras haremos valer nuestros derechos.

En palabras de la doctora Marcela Lagarde, la paridad de género no sólo es un tema de números. También implica el trato como pares en toda negociación que se diga democrática.

Hoy damos un paso firme que nos lleva a la igualdad legal, a la igualdad sustantiva. Hoy incorporamos la perspectiva de género en el quehacer público, institucional y en los tres niveles de gobierno. En esta legislatura de la paridad somos responsables del futuro de las nuevas generaciones, pero, sobre todo, responsables del presente que garantiza la participación libre de las mujeres en las esferas más altas de la toma de decisiones.

Este es un día histórico para las mujeres porque representa la efectiva progresividad en nuestros derechos humanos, en una lucha que surgió de un movimiento filosófico, político, social y cultural denominado feminismo, y que nos dio el derecho a votar y ser votadas. Esto se lo debemos a las mujeres que nos antecedieron, que han trabajado incansablemente para que todas contemos con el acceso a la participación en todos los espacios.

Es importante esta forma porque cuando las mujeres se involucran y ocupan los espacios públicos, generamos cambios a favor de todas y todos, generamos una mejor sociedad, garantizamos la inclusión, el respeto y el adelanto de nuestra sociedad. Paridad ya. Sin mujeres no hay democracia. Es cuanto, diputado presidente.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Gracias, diputada. Con fundamento en el numeral 5 del artículo 230 de nuestro Reglamento, consulte la Secretaría si está suficientemente discutido.

La secretaria diputada Ma. Sara Rocha Medina: Por instrucciones de la Presidencia en votación económica se consulta a la asamblea si el dictamen se encuentra suficientemente discutido en lo general. Las diputadas y los diputados que estén por la afirmativa sírvanse manifestarlo, por favor (votación), gracias. Las diputadas y los diputados que estén por la negativa sírvanse manifestarlo, por favor (votación). Tengo duda, diputado presidente.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Diputada, repita la votación y aclare el sentido del voto que está recibiendo. Hubo una evidente confusión, a juzgar por el grito espontáneo por el no y el voto en el sentido contrario.

La secretaria diputada Ma. Sara Rocha Medina: Por instrucciones de la Presidencia en votación económica se pregunta a la asamblea si el dictamen se encuentra suficientemente discutido en lo general. Las diputadas y los diputados que estén por la afirmativa sírvanse manifestarlo, por favor (votación), gracias. Las diputadas y los diputados que estén por la negativa sírvanse manifestarlo, por favor (votación). Mayoría por la negativa, diputado presidente.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Tiene la palabra, por cinco minutos, la diputada Ana Karina Rojo, del Grupo Parlamentario del PT, para hablar en pro.

La diputada Ana Karina Rojo Pimentel: Con su permiso, diputado presidente.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Adelante, diputada.

La diputada Ana Karina Rojo Pimentel: Legisladoras, legisladores, estamos en un día de celebración por este derecho que ahora lo hacemos ley, que no debió haber sido así.

Hay tanto que mencionar con esta ley que se está aprobando en esta LXIV Legislatura, que bien llamamos la de la paridad de género, 241 diputadas que estamos aquí votando las iniciativas para mejorar nuestro país.

Y quiero decirles que es un logro de grandes mujeres históricas y de las que ahora estamos aquí, y que por la mañana muchas diputadas lo decían y lo decían bien, a muchas nos costó mucho, mucho, llegar a este espacio de legislación, el más alto recinto.

Y quiero decirles que aún sigue un largo camino por andar, porque aun cuando estamos votando una ley, muchas veces no se lleva a la práctica esta ley que hoy es una realidad, y lo vimos reflejado en 2018 con las Juanitas que después se convirtieron en Manuelitas, que hicieron estos cambios y les quitaron su derecho a las compañeras diputadas locales en el tema de Chiapas, que fueron diputadas que las manipularon y esto se tiene que acabar.

No solo es votarla sino llevarla a cabo y estar revisando que estas leyes se lleven en nuestros partidos políticos, en las representaciones que hoy se votaron en los tres poderes.

No queremos más simulación dentro de los partidos, que aún siguen aumentado cargos para que los representantes hombres los sigan ocupando dentro de los partidos. Queremos que haya una legalidad y quiero decirles que seguimos votando leyes, pero necesitamos también educarnos y educar a estos hombres que son misóginos y que no nos dan oportunidad de seguir avanzando como legisladoras.

Las mujeres por naturaleza pensamos y sentimos, y creemos que podemos hacerlo mejor que los hombres. Por eso es de celebrar este día en todo el país, porque además vamos a la vanguardia.

Cuando recibimos a la legislatura de Canadá no tenían esa paridad en sus espacios políticos, y creo que de verdad somos noticia mundial y las mujeres estamos de fiesta, y vuelvo a ratificar que el Partido del Trabajo va a votar a favor esta legislación, que celebramos con mucho gusto y mucho anhelo.

Las mujeres de la Ciudad de México, de Iztapalapa, tengo que mencionarlo, estamos contentas porque ahora vamos a legislar mitad y mitad. Hombres, los invitamos compañeros, a que nos sigan apoyando y que sigan dando esta oportunidad que no es, bien lo decimos a ustedes, no nos están dando la oportunidad, nosotros nos las ganamos porque somos inteligentes y sabemos gobernar igual que ustedes o mejor, porque lo vuelvo a repetir, legislamos con el pensamiento y con el corazón, y el país de México lo requiere ahorita con todas estas necesidades de inseguridad que estamos viviendo y vamos a hacerlo muy bien.

Nos felicitamos, agradecemos pueblo de México, mujeres de México, tomemos los espacios, empoderemos y sigamos adelante. Vuelvo a reiterar, el Partido del Trabajo está a favor. Es cuanto, diputado presidente.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Muchas gracias, diputada. Tiene la palabra el diputado Iván Arturo Pérez Negrón, del Grupo Parlamentario del Partido Encuentro Social.

El diputado Iván Arturo Pérez Negrón Ruiz: Con su venia, señor presidente. El día de hoy sin duda estamos viviendo un momento histórico en este país.

Es un momento de gran orgullo, de mucha satisfacción, pero sobre todo de una gran congratulación para todos quienes, desde el seno familiar, desde nuestra colonia, nuestra ciudad o nuestro estado, hemos visto el incansable esfuerzo de muchas mujeres que han luchado e incluso dejado su vida en el intento por reivindicar algo que por justicia les corresponde, que es el respeto, la garantía y la reivindicación de sus derechos.

Esta reforma sin duda es el resultado de ese esfuerzo que desde muchos ayeres y en diferentes momentos de la historia de este país, han venido empujando mujeres de todo tipo, mujeres que desde el arte, desde la cultura, pero también desde la calle y en la lucha social han estado insistiendo en la necesidad de reconocerles su importancia, el rol tan importante que juegan en la construcción, sí de un proceso de transición política, pero fundamentalmente en un proceso para establecer principios, valores y, lo más importante que tiene cualquier sociedad en el mundo, la dignidad de quienes vivimos en esta gran nación.

Esta reforma, que constituye además el acuerdo unánime de las fuerzas políticas, de los grupos parlamentarios en el Senado y estoy convencido, como aquí se ha dicho, que también lograremos ese acuerdo unánime en esta Cámara de Diputados.

Hoy estamos dando un paso fundamental en la construcción de un nuevo régimen, aquello que se dijo en diferentes tribunas, en muchos foros, en las calles y en los propios hogares, hoy se traduce en una gran realidad.

El día de hoy la paridad de género y la igualdad sustantiva tienen sustento en el entramado institucional y legal más importante de este país, en nuestra Carta Magna.

Es claro que esto no se construye solamente con buenas intenciones, tenemos que llegar a los hechos y hoy así está sucediendo.

El compromiso que adquirió Andrés Manuel López Obrador cuando anduvo en las calles, que asumimos quiénes lo acompañamos en diferentes trincheras para alcanzar hoy esta posibilidad de hablarle a la nación desde esta tribuna, marca una decisión que se sustentó, sí en la convicción, pero fundamentalmente en el reconocimiento a esas grandes luchadoras.

Quién no recuerda a la abuela, a la madre o a la hija hablando justamente de la necesidad de alcanzar mejores estadios, mejores niveles de bienestar y calidad de vida, hoy todas las mujeres de este país tendrán esa gran oportunidad.

Compañeras y compañeros diputados, lo que estamos viviendo el día de hoy no es una página más en la historia de México, es el inicio de esa gran lucha. Por eso, desde esta tribuna les decimos a las mujeres y a los hombres de este país: que vivan todas aquellas luchadoras que hoy hacen realidad este sueño. Que vivan todas las mujeres que día con día mantienen la unidad en sus hogares y, por ello, sintámonos contentos, porque hoy sí podemos decir que la paridad es una realidad. Que viva México. Que vivan las mujeres y que vivan también los hombres de este país. Por su atención, muchas gracias.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Gracias, diputado. Tiene la palabra la diputada Elizabeth Diaz García, del Grupo Parlamentario de Morena.

La diputada María Elizabeth Diaz García: Con la venia de la Presidencia.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Adelante.

La diputada María Elizabeth Diaz García: Los derechos humanos no son derechos sin los derechos de las mujeres. Diputadas y diputados, es un placer estar en este momento histórico, porque esta legislatura está reivindicando la lucha de las mujeres comprometidas con los derechos de las humanas.

Históricamente, las mujeres hemos presentado un importante déficit en el ejercicio de nuestra ciudadanía política. De tal suerte que el reconocimiento tardío de nuestros derechos ha significado un obstáculo para alcanzar la igualdad entre géneros.

Cabe mencionar que dicho déficit ha sido tolerado y sostenido por un sistema de relaciones de dominación, que han colocado a las mujeres en posiciones de franca desigualdad e inequidad de género.

De acuerdo con el Inegi, en México habitan aproximadamente 123 millones de personas, de las cuales 63 millones son mujeres y 60 millones hombres.

No obstante, las mujeres no hemos sido representadas de manera paritaria, es decir, de acuerdo al principio que asegura y garantiza la participación igualitaria entre ambos géneros, en todos los ámbitos de la vida pública de nuestro país.

Llegado a este punto, cabría preguntarnos, ¿por qué si constituimos más de la mitad de la población mundial, no participamos de manera igualitaria en los espacios de toma de decisiones?  Porque el acceso de las mujeres al poder político se había retrasado.

Con la aprobación de esta reforma, el día de hoy estaríamos dando un paso más para el logro de la igualdad sustantiva, pues implicaría un componente esencial para eliminar la discriminación y la violencia hacia las mujeres.

Considero que una de las iniciativas de reforma a nuestra Constitución, al artículo 41 de nuestra Carta Magna, implica un avance significativo en la lucha por una paridad de género en la administración pública.

Derivado de esta modificación al texto constitucional, es obligatorio para el Poder Ejecutivo federal y para los gobiernos estatales, tener como un factor de decisión en los nombramientos de secretarias y secretarios de despacho la paridad de género. De esta forma dejaremos de ser una minoría y la voz y el pensamiento de la mujer serán parte fundamental para el desarrollo y el destino de este país.

Aunado a lo anterior, estas reformas buscan eliminar la discriminación hacia las mujeres, existente en el texto constitucional, estableciendo en igualdad de circunstancias para hombres y mujeres.

Dejaremos de tener una forma fundamental con expresiones como son: derechos de ciudadano. Se dejará de hablar únicamente de candidatos, diputados, senadores, ministros, presidente. Ahora será una obligación también en lenguaje inclusivo y se tendrá un instrumento constitucional en donde se reconozca el derecho a la mujer a ser candidata, diputada, senadora, ministra, presidenta.

Tendremos una Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que empodere a la mujer, que garantice la igualdad y garantice derechos para todas las mujeres de este país.

En esta legislatura somos conscientes de que la lucha no termina aquí. Tenemos mucho que mejorar, tenemos la problemática que 38.2 por ciento de las mujeres de 15 años y más han sufrido algún tipo de violencia en la infancia.

Tenemos el problema de que de enero a noviembre de 2018 se han iniciado 760 carpetas de investigación por el delito de feminicidio. Tenemos el problema de que se están robando a las niñas y a las adolescentes.

Sin embargo, con este tipo de reformas constitucionales, en donde la mujer es representada por otra mujer nos acercamos más a la elaboración de políticas públicas jurídicas legislativas que velen por la seguridad e integridad de las mujeres en el país.

Con esta reforma no solo mandamos un mensaje a todo el territorio nacional, sino que haremos eco en el ámbito internacional, cumpliendo con la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer. La lucha que durante décadas se ha llevado a cabo para exigir y reconocer derecho en México está rindiendo frutos.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Concluya.

La diputada María Elizabeth Díaz García: Termino. Se podrá decir que las mujeres mexicanas tienen voz, tienen representación, tienen derechos, para que la brecha de desigualdad sea cada vez menor. Por un mundo donde seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres. Va por todas. Es cuanto. Gracias.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Con fundamento en el numeral 5 del artículo 230 de nuestro Reglamento, consulte la Secretaría a la asamblea si está suficientemente discutido.

La secretaria diputada Ma. Sara Rocha Medina: Por instrucciones de la Presidencia, en votación económica, se consulta a la asamblea si el dictamen se encuentra suficientemente discutido. Las diputadas y los diputados que estén por la afirmativa sírvanse manifestarlo, por favor (votación). Gracias. Las diputadas y los diputados que estén por la negativa sírvanse manifestarlo, por favor (votación). Mayoría por la afirmativa, diputado presidente.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Suficientemente discutido.

El diputado Itzcóat Tonatiuh Bravo Padilla (desde la curul): Presidente.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: ¿Con qué objeto, diputado Tonatiuh Bravo?

El diputado Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla (desde la curul): Gracias, diputado presidente. Solamente con la finalidad de ver si se puede verificar, se había platicado de una ronda más. Si se puede verificar para que todos los grupos parlamentarios hagan uso de la palabra, hay una secuencia de oradores y no todos los grupos han participado en esta segunda secuencia. Si es tan amable.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Atiendo su solicitud en el siguiente sentido.

La diputada María Marivel Solís Barrera (desde la curul): Presidente.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: A ver si puedo hacer un redondeo en una sola expresión. Sonido a la curul de la diputada.

La diputada María Marivel Solís Barrera (desde la curul): Si me permite, felicitar a la doctora Cecilia Noguez Garrido, por haber sido designada directora del Instituto de Física de la Universidad Nacional Autónoma de México; después de 80 años es la primera mujer ejemplo de avance y paridad. Y bueno, me permito destacar, la importancia que tiene la participación de las mujeres científicas y tecnólogas investigadoras en el país.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Gracias, diputada.

La diputada María Marivel Solís Barrera (desde la curul): Y hay que respaldar fuertemente la investigación. Muchas gracias.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Gracias, diputada.

La diputada Verónica Beatriz Juárez Piña (desde la curul): Presidente.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Sí, escucho la expresión. Sí, diputada Juárez, ¿con qué objeto?

La diputada Verónica Beatriz Juárez Piña (desde la curul): Gracias, presidente. Sumándome ya a la expresión también que exteriorizó aquí el diputado Tonatiuh Bravo Padilla, en virtud de que habíamos caminado en un acuerdo para que al menos los partidos políticos pudiéramos hacer una intervención en esta parte que nos toca.

Por ese motivo le solicito a usted que pueda volver poner a consideración de la asamblea para que los partidos políticos, al menos que no hemos manifestado nuestra posición en esta parte, lo podamos hacer, señor presidente.

El diputado José Elías Lixa Abimerhi (desde la curul): Presidente.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Diputado Elías Lixa, ¿con qué objeto?

El diputado José Elías Lixa Abimerhi (desde la curul): Para acompañar lo expresado por las fracciones de MC y PRD, en virtud de que un partido tuvo dos participaciones y que el consenso era que al menos cada partido pudiera manifestar su voto a favor. Por lo menos dejar oportunidad a que los representantes del PRD y Movimiento Ciudadano puedan hacer uso de la voz. Nosotros acompañaríamos y respaldaríamos esa propuesta. Muchas gracias.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Gracias, diputado. Informo a la asamblea lo siguiente.

El diputado Carlos Alberto Puente Salas (desde la curul): Presidente

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Nos debemos a la asamblea. Estas expresiones que ahora escucho merecen dos menciones. Primero. El orden de intervenciones que recibió la Presidencia está hecho conforme a la posición numérica de cada bancada. No se está afectando ningún derecho, y nos debemos a la asamblea.

Si la asamblea considera...

El diputado Pablo Gómez Álvarez (desde la curul): Presidente.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Permítame, diputado Pablo Gómez. Si la asamblea considera que el tema está suficientemente discutido, así será considerado. En atención a sus intervenciones voy a pedirle a la Secretaría que haga la consulta sobre si el asunto está suficientemente discutido.

El diputado Pablo Gómez Álvarez (desde la curul): Presidente.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Permítame, diputado.

La secretaria diputada Ma. Sara Rocha Medina: Por instrucciones de la Presidencia, en votación económica se consulta a la asamblea si el dictamen se encuentra suficientemente discutido. Las diputadas y los diputados que estén por la afirmativa sírvanse manifestarlo por favor (votación). Gracias. Las diputadas y los diputados que estén por la negativa sírvanse manifestarlo por favor (votación). Presidente, tengo duda de la votación.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Bien, pues entonces vamos a hacer la consulta en el tablero ante la duda de la secretaria. Pero antes voy a escuchar la intervención del diputado Pablo Gómez y del diputado Carlos Puente. Diputado Pablo Gómez.

El diputado Pablo Gómez Álvarez (desde la curul): Diputado presidente, esta es la tercera vez que se vota el asunto de suficientemente discutido. En la primera ocasión quienes están pidiendo ahora que haya otra ronda, no votaron por la segunda ronda. La segunda ronda la votamos nosotros con duda de que si teníamos o no mayoría en la sala.

La segunda vez que se vota, pues ya recibimos el mensaje, que el acuerdo que se tomó para que hubiera tres rondas, no se está sosteniendo. Nosotros no tenemos ningún inconveniente en que se sostenga, claro que no, pero si vamos a resolver el asunto, tenemos que resolverlo entre todos. La diputada secretaria por segunda o tercera vez manifiesta duda. Hay una divergencia de puntos de vista porque todos los oradores están hablando a favor. Ese es el motivo del problema.

Entonces yo propongo que se vuelva a votar llamando la atención a todos los grupos y al acuerdo que se tomó, si el asunto está suficientemente discutido, una vez más de manera económica. No tiene caso abrir un tablero para eso.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Esa es una decisión de la Presidencia, diputado Lo que vamos a hacer es privilegiar el debate con base en el Reglamento, y vamos a hacer, todos, un esfuerzo por superar este escollo, pero vamos a darle el debido sustente. Diputado Puente.

El diputado Carlos Alberto Puente Salas (desde la curul): Muchas gracias, presidente. Primero hacer notar y destacar a esta asamblea, que un debate es cuando hay opiniones a favor y en contra, y en este tema creo que ha quedado muy claro que todos nos hemos manifestado a favor y será aprobado por unanimidad.

Segundo. Los grupos parlamentarios ya tuvieron su oportunidad de realizar cada uno su respectivo posicionamiento. Es más, con más de un orador varios de los grupos parlamentarios.

Tercero. Si es que existió algún acuerdo, el Grupo Parlamentario del Partido Verde no tuvo conocimiento de dicho acuerdo.

Cuarto. En la lista que usted me hace referencia de intervención en discusión en lo general, en donde se anotan los diputados en pro y en contra, solo existen anotados en pro, y no fue en orden de mayor a menor, porque en la lista que aquí ustedes tienen, ponen incluso, primero, al PRD que Movimiento Ciudadano, y Movimiento Ciudadano tiene un número mayor de integrantes que el Partido de la Revolución Democrática.

Supongo que era la intención de haber dejado hasta después de todos estos, al Grupo Parlamentario del Partido Verde. Pero nosotros reconocemos que es voluntad de la asamblea tomar la decisión si se aprueba o no.

Y por último, le quiero dejar claro y que recordemos esta fecha, que vamos a sentar un precedente en esta asamblea, de que los asuntos se pueden votar, se pueden volver a consultar, se canta la votación de una decisión y la reconsideramos.

La vuelven a votar, se vuelve a someter, no se sabe qué va a ser, y ahora lo queremos llevar al tablero. Sentaría un precedente muy delicado paras las tareas de esta Cámara, es un tema que no tiene mayor confusión. Todos estamos favor.

Por favor, presidente, que se mantenga la decisión que se tomó por el pleno en su momento, y que se cantó por esa Mesa Directiva, destacando que el Partido Verde está favor de todas las mujeres. Es cuanto.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Muchas gracias, diputado. Vamos a proceder conforme al Reglamento. Le pido a la Secretaría que lea el numeral 5, del artículo 230 del Reglamento.

La secretaria diputada María Sara Rocha Medina: Artículo 230, numeral 5: Cuando se solicite el uso de la palabra solo para argumentar a favor o solo para argumentar en contra, se admitirán hasta tres oradores que podrán hablar hasta por cinco minutos y agotada esa ronda, el Presidente preguntará si el asunto se encuentra suficientemente discutido. En caso negativo, el Presidente podrá abrir otra ronda de oradores bajo estas mismas reglas. Es cuanto, diputado presidente.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: En consecuencia, de este artículo, la Secretaría hizo la consulta y expresó a esta Presidencia que tenía duda. En la última consulta que hizo la Presidencia, la Secretaría expresó que tenía duda, por esa razón le solicité que se verificara la votación en el tablero electrónico y es lo que vamos a hacer. Proceda la Secretaría.

La secretaria diputada Ma. Sara Rocha Medina: Háganse los avisos a que se refiere el artículo 144, numeral 2 del Reglamento de la Cámara de Diputados. Ábrase el sistema electrónico por cinco minutos para proceder a la votación si está suficientemente discutido el dictamen.

(Votación)

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: El voto en pro significará que está suficientemente discutido. El voto en contra significará que no y que continuaremos con la discusión. Lo hago para ilustrar a la asamblea y entiendo que estoy recogiendo la inquietud que iba a expresar el diputado Tonatiuh Bravo.

La secretaria diputada Ma. Sara Rocha Medina: Diputadas y diputados, si alguno falta de emitir su voto, el sistema se encuentra abierto.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Informe la Secretaría el cómputo de la votación.

La secretaria diputada Ma. Sara Rocha Medina: Ciérrese el sistema electrónico de votación. Diputado presidente, se emitieron 154 en pro, 273 en contra y 6 abstenciones. Mayoría por la negativa, diputado presidente.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: En consecuencia, tiene la palabra la diputada Norma Azucena Rodríguez Zamora, del Grupo Parlamentario del PRD, hasta por cinco minutos.

La diputada Norma Azucena Rodríguez Zamora: Con el permiso de la Presidencia.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Adelante.

La diputada Norma Azucena Rodríguez Zamora: Lo que hoy se pone a consideración de esta asamblea sin duda es un gran avance para las mujeres mexicanas y un avance sustantivo en la democratización.

La presente minuta que reforma diversos artículos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de paridad de género, constituye un acto de justicia que estamos a punto de sellar con los votos aprobatorios de esta asamblea y los del Grupo Parlamentario del PRD.

Estas reformas constitucionales también representan nuevo avance sustantivo en la democratización del poder político, resultado del movimiento amplio de mujeres y, en especial, del movimiento feminista, que ha desplegado una incansable lucha en favor de los derechos humanos de las mujeres, aportando así su contribución al desarrollo de la vida democrática de México.

Estamos de acuerdo que sin la participación igualitaria de las mujeres en la vida política nacional no hay democracia. En consecuencia, a partir de estas reformas las mujeres ocuparán los espacios de poder injustamente negados. De manera creciente participarán en los ámbitos donde se toman las principales decisiones. Asumirán sus liderazgos en la dirigencia del país, actuando en igualdad de condiciones que los hombres en la adopción, orientación y dirección de las decisiones que marcan el destino de nuestra nación.

Reconocemos que el movimiento amplio de las mujeres ha generado en nuestro México una revolución cultural expresada en el creciente reconocimiento de la igualdad jurídica y práctica de hombres y mujeres. Esta revolución cultural está en la base de los cambios políticos, como el plasmado en las reformas electorales que lograron avances en la paridad de géneros, tanto en la nominación de las candidaturas a puestos de elección popular, como en la integración del actual Poder Legislativo en la Cámara de Diputados y en la de Senadores.

Compañeras y compañeros, este es un paso más en la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres, quedando aún pendiente la constitucionalización de los derechos reproductivos de las mujeres y en especial, la despenalización de la interrupción del embarazo como un problema de salud pública, aplicable en todo el territorio nacional. Así como desterrar la violación del principio constitucional que establece igual salario por igual trabajo, independientemente del género.

En este tenor hacemos un llamado a las múltiples organizaciones de mujeres de México para que no solo festejemos este avance en el reconocimiento de nuestros derechos, sino para que asumamos la tarea de hacerlos respetar.

En un país como México, donde la violación de los derechos constitucionales es la norma, solo la organización y la lucha de la ciudadanía podrán hacer realidad el cumplimiento de tales derechos.

Por tal motivo, desde hoy nuestro grupo parlamentario, en coordinación con la Organización Nacional de Mujeres del PRD, emprenderemos una acción de organización y movilización para luchar por el cumplimiento de todos los derechos de las mujeres, hasta alcanzar la igualdad sustantiva de género, siendo esta una tarea permanente de las mujeres perredistas.

De esta forma, el PRD ratifica su compromiso para seguir trabajando en la construcción de una cultura democrática, libre de violencia, para hacer realidad la paridad y la igualdad sustantiva entre hombres y mujeres.

Por último, hacemos un llamado a todas las autoridades competentes para cumplir y acatar las disposiciones que la constitucionalidad de la paridad de género mandata, y para impulsar acciones que contribuyan a la erradicación de las brechas de todo tipo de desigualdad y discriminación hacia las mujeres.

La paridad llegó para quedarse y para cumplirse. Democracia ya, patria para todas y todos. Es cuanto.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Tiene la palabra la diputada Fabiola Loya Hernández, del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano.

La diputada Fabiola Raquel Guadalupe Loya Hernández: Con su venia, diputado presidente.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Adelante.

La diputada Fabiola Raquel Guadalupe Loya Hernández: Compañeros y compañeras legisladoras, antes que nada, quiero reconocer a todos quienes han hecho posible que podamos discutir hoy un proyecto que permitirá incorporar la paridad de género en espacios de poder como no lo han logrado en otros países.

A nuestras compañeras senadoras que dieron la batalla ahí en el Senado para que fuera posible este dictamen y, por supuesto, a nuestras compañeras diputadas, quienes presiden la Comisión de Igualdad, quien preside la Comisión de Puntos Constitucionales, compañeros que estuvieron velando, como Martha Tagle, para que este dictamen fuera discutido el día de hoy.

Agradecer también a los coordinadores parlamentarios de los grupos. También a mi coordinador en especial, porque estuvo velando porque este dictamen el día de hoy se estuviera discutiendo.

Y no puedo dejar de reconocer y agradecer a todas las mujeres que pertenecen a la sociedad civil organizada, quienes nos acompañaron el día de hoy. Pero también a quienes nos han antecedido en esta lucha porque nuestros derechos y nuestra participación sea hoy una realidad.

Así como nosotras hoy, 241 diputadas de esta LXIV Legislatura, quienes nos antecedieron también tuvieron que vencer grandes obstáculos para que se nos reconociera como ciudadanas y que somos iguales que los hombres ante la ley, así como el derecho por la participación paritaria en candidaturas locales y federales.

Ahora es turno de incorporar la paridad en todos los poderes y niveles de gobierno. Lo que estamos debatiendo en este momento no se trata de una concesión o de un privilegio, es un acto de justicia.

Al respaldar esta reforma constitucional hoy todas y todos mandamos un fuerte mensaje: no hay democracia sin mujeres. Sin paridad no podemos alcanzar la igualdad.

Esta reforma es muy significativa para mí, porque como participante activa de la vida pública he dado la batalla para que nuestros derechos sean reconocidos con plenitud.

Como diputada local y presidenta de la Comisión de Igualdad, abrazada –tengo que decirlo– por la sociedad civil organizada en Jalisco, a quienes reconozco su impulso y nunca quitar el dedo del renglón, impulsamos la paridad. Perdón... vertical y horizontal, en la que hoy es una realidad en Jalisco.

También erradicar la violencia obstétrica, a generar presupuestos con perspectiva de género y planes de desarrollo también en el gobierno del Estado.

Asimismo, en esta soberanía he legislado para impulsar la incorporación de las mujeres al mercado laboral de forma paritaria, atendiendo a la norma que certifica a las empresas con estímulos fiscales para que sean comprometidas con la verdadera igualdad de género dentro de ellas.

También ampliar y homologar las licencias de paternidad, erradicar la explotación laboral de las trabajadoras del hogar por parte de agencias de colocación. Sancionar la simulación de la paridad de género por parte de los partidos políticos y tipificar la violencia política.

Para finalizar, compañeras y compañeros, quiero dejar una reflexión. Quienes somos partícipes en la vida pública, nuestra responsabilidad es dar respuesta a retos que todavía siguen en el tintero como lo es atender, sancionar y erradicar la violencia política, la cual tiene que dejar de ser de una vez por todas, silenciosa e impune, para que podamos ejercer un cargo sin ser violentadas, discriminadas o peor aún, a perder la vida como la han perdido compañeras siendo candidatas.

Asimismo, a blindar y ampliar los presupuestos de género para que puedan ser ejercidos sin condición alguna, retrasos o recortes a fin de que cumplan con su cometido, en fin, compañeras, compañeros, debemos derribar las barreras hacia la igualdad sustantiva y con esto damos un paso más. Es cuanto, diputado presidente.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Gracias, diputada. Tiene la palabra, la diputada Mildred Concepción Avila Vera, del Grupo Parlamentario de Morena, por cinco minutos.

La diputada Mildred Concepción Avila Vera: Con el permiso de la Presidencia.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Adelante.

La diputada Mildred Concepción Avila Vera: Compañeras diputadas, compañeros diputados. El Consejo de Europa 2003 concluyó que la paridad de género consiste en la participación equilibrada de mujeres y hombres en las posiciones de poder y en la toma de decisiones en todas las esferas de la vida, ya sea en lo político, en lo económico o en lo social.

Las mujeres hemos reclamado en condiciones de igualdad, educación, trabajo y ciudadanía, para construir de una manera corresponsable con los hombres una nueva sociedad sustentada en el progreso de democracia y de justicia.

Por ello, a 66 años de que las mujeres ejercimos por primera vez el voto en unas elecciones federales experimentamos una nueva realidad que no ha sido fácil de conquistar. La paridad de género en el Poder Legislativo federal.

De ahí que hoy estamos frente a una reforma constitucional que pretende establecer el principio de paridad de género en los tres poderes del Estado y en los tres niveles de gobierno.

Esta reforma es el resultado del esfuerzo institucional, político y social para mejor las condiciones de participación y de representación de las mujeres en un país en donde históricamente ha estado subrepresentado.

Ese el resultado de la inalcanzable lucha de las mujeres para ejercer plenamente todos y cada uno de nuestros derechos. Una reforma que establece el principio de paridad en la vida pública como un principio de igualdad y de justicia largamente anhelado.

Una reforma que incorpora las medidas necesarias para compensar desventajas históricas y sociales que padecemos las mujeres a lo largo y ancho de todo nuestro país. Una reforma que reivindica los derechos de las mujeres en nuestra calidad de ciudadanas activas y también de nuestra propia ciudadanía frente a los partidos políticos, los órganos del Estado y la sociedad nacional.

Una reforma que redefine el ejercicio del poder político para lograr una universalidad de la dinámica pública en México. Estamos ante una sociedad democrática que se transforma, que se reinventa y que está en constante movimiento. Una sociedad diversa y plural. Una sociedad en donde la democracia no es posible sin la participación paritaria de las mujeres en la toma de decisiones.

Es por eso que quienes somos parte de la fracción parlamentaria de Morena votaremos a favor. Es cuanto, señor presidente.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Con fundamento en el numeral 5 del artículo 230 de nuestro Reglamento, consulte la Secretaría a la asamblea si este asunto está suficientemente discutido.

La secretaria diputada Ma. Sara Rocha Medina: Por instrucciones de la Presidencia en votación económica se consulta a la asamblea si el dictamen se encuentra suficientemente discutido. Las diputadas y los diputados que estén por la afirmativa sírvanse manifestarlo, por favor (votación), gracias. Las diputadas y los diputados que estén por la negativa sírvanse manifestarlo, por favor (votación). Mayoría por la afirmativa, diputado presidente.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Suficientemente discutido. Diputada Piña ¿con qué objeto?

La diputada Adela Piña Bernal (desde la curul): Solamente un breve comentario. Quiero agradecer aquí en este recinto a todas las legisladoras y legisladores porque en estos días se han aprobado dos reformas constitucionales que tienen que ver con nosotras las mujeres.

Este día me parece histórico porque se está hablando de paridad de género, pero hace algunos días se aprobó una reforma constitucional artículo 3o., en donde por primera vez en la historia en los planes y programas tendrá que haber...

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Se registra su intervención, diputada.

La diputada Adela Piña Bernal (desde la curul): Muchas gracias y un aplauso para todas ustedes. Gracias por el apoyo a...

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Diputada Verónica Juárez ¿con qué objeto?

La diputada Verónica Beatriz Juárez Piña (desde la curul): Gracias, señor presidente. Además de sumarme a cada una de las expresiones de quienes hicieron el día de hoy uso de la tribuna en este día histórico, solicitarle que en virtud de que ha terminado el debate, que la intervención de su servidora pueda ser insertada en el Diario de los Debates.

El presidente diputado Marco Antonio Adame Castillo: Gracias, diputada. Así será.