La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Tiene la palabra, hasta por cinco minutos, la diputada Frida Alejandra Esparza Márquez, del Grupo Parlamentario del PRD, para presentar iniciativa con proyecto de decreto que reforma y adiciona diversas disposiciones del Código Penal Federal en materia de maltrato animal.

La diputada Frida Alejandra Esparza Márquez: Con su permiso, diputada presidenta.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Adelante.

La diputada Frida Alejandra Esparza Márquez: Quisiera tomar este tiempo en tribuna para manifestar que su servidora y el Grupo Parlamentario del PRD nos pronunciamos absolutamente, absolutamente en contra del aumento a la gasolina.  Hago una invitación a todos los grupos y a la nueva mayoría en el Congreso, para que se pronuncien a favor de este tema y se cumplan las promesas en campaña.

Continúo con la presentación de mi iniciativa. La racionalidad del pensamiento del ser humano lo pone en la cúspide del proceso evolutivo y por tal razón, es una obligación ética procurar la protección de las especies que cohabitan en su entorno.

El maltrato animal es un factor que predispone a la violencia social y al mismo tiempo una consecuencia de la misma. Forma parte de la cascada de violencia que nos va alcanzando a todos como individuos y como sociedad.

México es actualmente un referente en materia de violación a los derechos humanos, pero esto no termina ahí. La indiferencia, la transgresión de derechos, también afecta a la población animal.

De acuerdo con cifras de la Asociación Animaturalis, en México fallecen cada año alrededor de 60 mil animales colocándonos en un penoso tercer lugar a nivel mundial en el registro de maltrato animal.

Un animal debe tener derecho por lo menos a vivir en bienestar, a no ser torturado y a satisfacer sus necesidades básicas, pues al igual que nosotros son seres con capacidad de sentir dolor, de sentir hambre, frío, aburrimiento y estrés.

Tener supremacía lleva consigo una obligación, un compromiso, que es la de generarles bienestar como guardián de las especies inferiores en términos intelectuales. Si realmente queremos combatir la violencia en nuestra sociedad, una parte nuestra lucha consiste también en erradicar el maltrato a los animales.

Gracias al esfuerzo de organizaciones civiles dedicadas a la protección de la vida animal en nuestro país, se está generando una mayor conciencia en el respeto de las especies animales, por lo que inspirada en este noble gesto presento el día de hoy la iniciativa para reformar el Código Penal Federal, a efecto de contemplar el maltrato animal como un delito y que pueda ser castigado para erradicar esta práctica.

Con la presente iniciativa se pretende establecer una sanción a las personas que directa o indirectamente ejerzan violencia hacia los animales de compañía, a razón de ser sujetos responsables de la convivencia entre especies y ser individuos con superioridad intelectual.

De tal manera se busca imponer pena de tres meses a cinco años de prisión y el equivalente de 300 a 3 mil días de multa a quien cometa actos de crueldad y de maltrato por omisión inexcusable o de manera deliberada e intencional en perjuicio de cualquier animal, perpetrados por sus propietarios, poseedores, encargados o terceros que tengan relación en este delito.

Agregamos también a dicho código el término bienestar animal, a fin de que los animales dejen de ser vistos como propiedad y empiecen a ser vistos como seres vivos dotados de sensibilidad. El término de bienestar animal se encuentra ya reconocido en algunas legislaciones locales, particularmente en el artículo 6o, fracción XV de la Ley de Bienestar y Protección Animal del estado de Zacatecas, estableciendo que son condiciones que permitan al animal durante su vida el sano desarrollo físico, de comportamiento, así como el conjunto de actividades encaminadas a proporcionar bienestar, protección, tranquilidad y seguridad a los animales durante crianza, desarrollo e incluso sacrificio.

Con la aprobación de la presente iniciativa sentaremos un precedente a nivel mundial, pues el maltrato y la crueldad originan violencia y la violencia delincuencia.

Y concluyo citando al Premio Nobel de la Paz de 1952, Albert Schweitzer: “Cualquiera que esté acostumbrado a menospreciar la vida de cualquier ser viviente, está en peligro también de menospreciar la vida humana”. Muchísimas gracias por su atención. Es cuanto, presidenta.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Gracias. Túrnese a la Comisión de Justicia, para su dictamen.

Están también en esta Cámara los alumnos del tercer grado de la Escuela Secundaria Técnica 68 Pesquera, de Caleta de Campos, municipio de Lázaro Cárdenas, Michoacán, invitados por la diputada Julieta García Zepeda. Sean bienvenidas y bienvenidos.