La presidenta parlamentaria Alejandra de Jesús Hernández Acosta: Tiene la palabra la parlamentaria juvenil Fanny Pérez Fabela, del estado de Baja California, por la Comisión Miguel Ramos Arizpe.

La parlamentaria juvenil Fanny Pérez Fabela: Buenas tardes a todos. Con su venia, señor presidente, compañeros de Mesa Directiva, compañeros legisladores.  Marco Tulio Cicerón decía que el buen ciudadano es aquél que no puede tolerar en su patria un poder que pretende a ser superior a sus leyes.

Compañeros, subo a esta tribuna en representación de mis compañeros de la Comisión Miguel Ramos Arizpe, donde hemos trabajado arduamente en un proyecto de ley que consideramos imperante para el fortalecimiento como sociedad, partiendo desde la premisa de que el derecho de la ciudadanía a participar e incidir en su entorno debe ser concebido como uno de los bienes políticos más preciados para la permanencia de nuestro sistema político democrático.

La ciudadanía en México atraviesa por un complejo proceso de construcción que se caracteriza por la desconfianza entre las personas y de estas hacia la autoridad, especialmente en las instituciones de procuración de justicia, por la desvinculación social, además, por el descontento de los resultados que ha tenido la democracia.

Dos mil dieciocho, un año que trascenderá en la historia de nuestra democracia, cambios políticos y cambios sociales que marcaron la etapa moderna de nuestro país. Ha sido un año marcado por la reflexión y el contraste de ideas y, por supuesto, un año clave para la democracia del mismo. El sustento de la misma se funda en la capacidad de decisión de sus ciudadanos, cuando hablamos de democracia es indispensable hablar de participación ciudadana, en esta se reside su soberanía.

Por ello es de vital importancia ser responsables y cumplir con nuestras obligaciones civiles, la calidad de participación depende del esfuerzo por cumplir los principios democráticos de responsabilidad y de participación desde la niñez, para darle continuidad a lo largo de su vida, así lograremos una transformación que permita obtener un buen gobierno, que permita tener unos ciudadanos informados y bien organizados. Tenemos la certeza que fomentar la participación ciudadana de una manera integral implica que los ciudadanos puedan ejercer sin límites sus derechos civiles, sociales y políticos como consecuencia de la búsqueda de un bien común.

Somos los encargados de crear y armonizar el marco legal en materia de participación ciudadana desde una trinchera que fortalezca el sistema nacional anticorrupción y genere el fomento de organismos de gobernabilidad democrática que puedan permitir la transparencia y rendición de cuentas.

Este proyecto de ley propone ser un eje rector para unificar el marco normativo de las leyes locales existentes sobre la materia. Asimismo, busca propiciar que el ciudadano tenga mecanismos reales para fiscalizar la acción pública e involucrarse en ellos las decisiones públicas, sino en la conformación de los temas que integran la agenda de su demarcación territorial, así como determinar quiénes entre sus pares puedan construir la representación de sus intereses de manera más directa y con conocimiento de sus necesidades inmediatas.

La participación ciudadana no se concentra solamente en temas políticos electorales, sino que incluye temas cívicos y comunitarios que permiten la construcción del tejido social de nuestro país para lograr la creación de puentes entre la sociedad y el gobierno, lo cual nos permita establecer transformaciones cualitativas entre los sectores sociales y políticos volviendo a la participación ciudadana, un síntoma positivo de nuestra democracia. Es cuanto, señora presidenta, gracias.

La presidenta parlamentaria Alejandra de Jesús Hernández Acosta: Consulte la Secretaría a la asamblea si se aceptan las conclusiones e iniciativa de la comisión.

La secretaria parlamentaria Lizbeth Adriana de Santiago Reséndiz: Por instrucciones de la Presidencia, en votación económica se consulta a la asamblea si se acepta la conclusión y la iniciativa de la comisión. Las parlamentarias y los parlamentarios juveniles que estén por la afirmativa sírvanse a manifestarlo levantando la mano (votación). Las parlamentarias y los parlamentarios juveniles que estén por la negativa sírvanse a manifestarlo levantando la mano (votación). Mayoría por la afirmativa.

La presidenta parlamentaria Alejandra de Jesús Hernández Acosta: Aceptada la conclusión e iniciativa de la Comisión Miguel Ramos Arizpe, remítase a la Comisión de Juventud de la Cámara de Diputados del Honorable Congreso de la Unión para su seguimiento.