La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: El siguiente punto del orden del día es la discusión del dictamen de la Comisión de Igualdad de Género, con proyecto de decreto por el que se reforma la fracción V del artículo 36 de la Ley General para la Igualdad entre Hombres y Mujeres. Tiene la palabra por cinco minutos la diputada María Wendy Briceño Zuloaga para fundamentar el dictamen, de conformidad con el artículo 104, numeral 1, fracción II de nuestro Reglamento.

La diputada María Wendy Briceño Zuloaga: Gracias, presidenta. Con su venia.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Adelante.

La diputada María Wendy Briceño Zuloaga: Muy buenos días a todas y a todos. A nombre de la Comisión de Igualdad de Género presento el dictamen que modifica el artículo 36 de la Ley General para la Igualdad entre Hombres y Mujeres, en su fracción V.

Al respecto, el artículo 36 señala: Para los efectos de lo previsto en el artículo anterior, las autoridades correspondientes desarrollarán las siguientes acciones.

Fracción V con la modificación propuesta. Garantizar una participación paritaria de mujeres y hombres en altos cargos públicos y puestos de mando, incluyendo los señalados en el primer párrafo del artículo 14 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal y sus homólogos en las administraciones locales. Presentado por la diputada Sara Rocha Medina, del Grupo Parlamentario del PRI.

Al respecto, manifestamos que las mujeres actualmente nos incorporamos de manera importante al mercado laboral. Sin embargo persisten brechas profundas que tenemos que atender en lo legislativo y en la parte que toca también al Ejecutivo.

A la par, en este mismo sentido resulta difícil para las mujeres acceder a cargos directivos o de mando, los cuales siguen siendo ocupados en su mayoría por los hombres, con salarios desiguales, enfrentando los llamados techos de cristal, pisos pegajosos en la administración pública y en la toma de decisiones de manera amplia.

Con esta modificación se busca que, en la administración y finanzas, jefaturas de unidad, direcciones, subdirecciones, jefaturas de departamento y semejantes, así como las secretarías que cuenten con una oficialía mayor, se cuente con una distribución paritaria. Con ello avanzamos en lo ya aprobado el año pasado, la reforma constitucional paridad en todo.

Hoy nuestra Constitución cuenta con el principio de paridad de género. Transitamos de esta manera hacia nuestra obligatoriedad de promover las leyes secundarias en materia de paridad de género, y paso a paso hacia la homologación del criterio de designación en su justa proporción.

Igualdad, paridad es igualdad. De esta manera la modificación quedaría como hemos señalado: garantizar una participación igualitaria de mujeres y hombres en altos cargos públicos y puestos de mando, a los que alude el primer párrafo del artículo 14.

Solicitamos en este sentido su voto a favor de este dictamen y recordemos que paridad no es solo un número. En la paridad avanzamos, no solo en una representación numérica, en una representación porcentual a la que tenemos derechos, sino que avanzamos en la representación sustantiva, con la que transformamos de manera profunda a nuestra sociedad. Hoy, con la paridad saludamos la participación de más mujeres en el ámbito público, mujeres diversas, de edades, mujeres en las diversas intersecciones.

Y con las reformas, además, propuestas en el Senado para legislar en materia de violencia política de género, protegeremos todos estos avances que aquí se están concretando.

Reconocemos pues, asimismo, el interés de la proponente y reiteramos nuestro voto favorable y les invitamos y agradecemos de antemano su voto favorable y comprometido hacia este dictamen. Avanzamos pues, en igualdad sustantiva. Es cuanto. Muchas gracias.

La presidenta diputada María de los Dolores Padierna Luna: Gracias a usted.