El presidente parlamentario Gerardo Escalante Domínguez: Tiene la palabra la parlamentaria juvenil Itzel Vianey Casillas Casillas, del estado de Guanajuato, por la Comisión Guadalupe Victoria.

La parlamentaria juvenil Itzel Vianey Casillas Casillas: Con su venia, señor presidente. Somos el grito de quienes no tienen voz. La desigualdad se ha perpetuado por la violencia estructural que se ha colado en las fibras más sensibles de nuestras vidas y las dejamos pasar desapercibidas cada vez que les negamos a las mujeres una vida libre de violencia.

Cuando no cedemos el asiento a un padre soltero con su hijo o hija en el vagón del metro. Cuando les negamos al pueblo afrodescendiente su derecho a la participación política. Cuando negamos a la mujeres indígenas y rurales el acceso al derecho de la propiedad.

Y tenemos que entender, compañeros, que es nuestra obligación histórica, como juventudes, ser y hacer el cambio de nuestra realidad.

Las y los jóvenes parlamentarios que conformamos la Comisión Guadalupe Victoria hemos trabajado en pro de la igualdad de género a través de una propuesta integral conformada por cuatro ejes: educación, telecomunicaciones, trabajo y seguridad.

Estos ejes son fundamentales para erradicar en la sociedad la desigualdad. Promover el respeto a los derechos humanos, fomentar la dignificación de la mujer, así como establecer nuevas y sanas feminidades y masculinidades.

Los objetivos de estas reformas son educar para prevenir. Queremos enseñar a nuestros niños y niñas que el hombre no es privilegiado por el hecho de serlo, y que la mujer debe ser igual ante la sociedad.

En ese sentido, se propone en materia de educación, adicionar la fracción al artículo 7 y reformar el artículo 8 de la Ley General de Educación, con la intención de volver de carácter obligatorio el fomento a la cultura de género a través de planes y programas de educación básica.

Las y los niños son libros en blanco, y hoy parlamentarios tienen la oportunidad de escribir en ellos una historia de inclusión y de igualdad.

De igual forma, se pone a consideración la reforma del artículo 123, referente a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, de modo que se eliminen los contenidos de estereotipos de género, logrando que el mayor espejo de la sociedad deje de reproducir los roles de género y las masculinidades y feminidades tóxicas cambiando la forma de consumo de estereotipos que siguen perjudicando nuestras relaciones sociales.

Asimismo, en materia de trabajo se busca reformar el artículo 132 y el 170 de la Ley Federal del Trabajo, con el objetivo de ofrecer a la madre una extensión de su licencia de maternidad a 18 semanas, conforme a las recomendaciones internacionales de la Organización Internacional de Trabajo.

Adicionalmente, se contempla la extensión de la licencia por paternidad a 15 días laborales, con posibilidad de extensión hasta por otros 15 días con goce de sueldo íntegro.

A través de esta reforma se pretende la generación de lazos con el recién nacido y la creación de una relación estrecha de corresponsabilidades familiares en el hogar que permeará de manera positiva en la distribución equitativa de las tareas domésticas.

Finalmente, en el tema de seguridad pública y derivado de los altos índices de violencia, se plantea crear el Comité de Participación Ciudadana con perspectiva de género, para evaluar y vigilar el comportamiento de las autoridades públicas en materia de violencia de género, buscando generar recomendaciones vinculantes en favor de los derechos de las mujeres. Esto se hará por medio de las reformas a la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

Hablar de una reforma estructural conlleva a la responsabilidad social por ejercer acciones en favor de la igualdad de género, la cual no podrá lograrse sino con la integración total de los agentes sociales en los diferentes ámbitos. Esta reforma, por tanto, nos obliga a entender que las problemáticas en México no se pueden priorizar una por encima de la otra.

La violencia interseccional es importante atenderla, y debemos impulsar el desarrollo general de los individuos logrando un avance social a corto y mediano plazo, ya que los esfuerzos colectivos y en varios ejes llevaran a un proceso gradual.

Compañeras y compañeros, es importante asumir que la igualdad de género no se logrará tan solo legislando en favor de un solo ámbito, ya que las condiciones sociales de desigualdad permean en cada aspecto social. Es por esta razón que entender el problema como una parte de un todo y atenderlo desde los diversos ejes resulta ser la solución ideal y precisa para el desarrollo colectivo y plural del país.

México avanza, México crece, no permitamos que con él crezcan las injusticias ni las desigualdades, seamos los promotores del equilibrio de las masas sociales sabiendo que pese a las grandes diferencias será nuestro el esfuerzo por perpetuar el respecto y la igualdad de género. Lo más ponderante de nuestra responsabilidad es para que sean estos los que nos conduzcan a mujeres y hombres en el camino de valores y justicia.

Es nuestra tarea como juventudes ser la pesadilla de aquellos de quienes pretenden arrebatarnos nuestro sueño. Es cuanto, señor presidente.

El presidente parlamentario Gerardo Escalante Domínguez: Muchas gracias. Consulte la secretaría a la asamblea si se aceptan las conclusiones e iniciativa de la comisión.

La secretaria parlamentaria Laura Esmeralda Alamilla Guiberra: Por instrucciones de la Presidencia, en votación económica, se consulta a la asamblea si se aceptan la conclusión e iniciativa de la comisión. Las parlamentarias y los parlamentarios juveniles que estén por la afirmativa sírvanse manifestarlo levantando la mano (votación). Gracias. Las parlamentarias y los parlamentarios juveniles que estén por la negativa sírvanse manifestarlo levantando la mano (votación).  Gracias. Mayoría por la afirmativa.

El presidente parlamentario Gerardo Escalante Domínguez: Muchas gracias, secretaria Aceptada la conclusión e iniciativa de la Comisión Guadalupe Victoria. Remítase a la Comisión de Juventud de la Cámara de Diputados del Honorable Congreso de la Unión para su seguimiento.